25 agosto 2021

¿Por qué la basura tiene tantos seguidores?

 


No lo podemos negar, el mundo está viviendo una crisis intelectual en donde la opinión de un “influencer” tiene más peso que la de un especialista en alguna materia científica. 


Y como ejemplo podemos poner toda las cascada de opiniones basura expuestas por miles de personajes deplorables que hablaron mal o en contra de las vacunas o que lo de la pandemia sólo era un fraude de las corporaciones, muchos de ellos hoy están muertos por no haber seguido las medidas de precaución sanitarias y por no vacunarse. 


Hoy hasta la misma Iglesia Católica está invitando a sus feligreses a que acudan a vacunarse, a pesar de que históricamente ha sido una enemiga de la ciencia, hoy tiene que recurrir a ella ante la abrumadora realidad, sus oraciones no funcionan contra una enfermedad real y mortal. 


Al principio de la vida, cuando se es niño uno sólo busca satisfacer sus antojos y deseos, en otras palabras sólo se buscan los placeres de la vida, por eso los niños buscan tanto los dulces. Con el paso del tiempo, uno madura y comprende que el comer tantos dulces no es sano, de hecho puede llegar a ser muy malo para la salud. 


Con la madurez llega el conocimiento, ya no se busca comer tantos dulces, pues ahora se busca lo que sí le hace bien al cuerpo, lo que lo nutre y le fortalece. Así es la mente humana también. 


Cuando se tiene una mente inmadura o tonta, sólo se busca aquellas experiencias que causan algún tipo de satisfacción que te aliviane el momento, no se piensa a futuro, no se busca algo a posteridad; pero cuando se va madurando, y llega el conocimiento, uno va buscando mejores contenidos que sean mucho más ilustrativos y constructivos para nuestra mente. 


Por eso dejamos de ver caricaturas infantiles y comenzamos a ver noticias, porque buscamos lo que sí nos sirve, no sólo lo que nos satisface por un leve momento.    


Así es, la gente madura e inteligente busca lo que le hace bien, mientras que la gente inmadura y tonta sólo busca lo que le da placer. 


Y ahí tenemos un problema socialmente hablando, porque los videos basura de miles de influencers tienen millones de reproducciones, mientras que contenidos más importantes y con más calidad de contenido, tienen menos reproducciones, porque la masa de gente inculta no busca el conocimiento, sólo busca lo que le satisface de momento, aunque no le deje nada de provecho a futuro.  


Otro ejemplo de ello es que los seguidores de la ciencia admiten cuando se equivocan y cambian de opinión según lo comprobado. Pero también está comprobado que los fanáticos de la religión nunca cambian de opinión e incluso son capaces de asesinar si no se les da la razón.  


Son problemas mentales y sociales a gran escala lo que esto nos esta mostrando. El ver que el video de una chica con ropa ajustada bailando una canción japonesa que no entiende tiene muchas más reproducciones que el video de un maestro de artes plásticas o escénicas, eso te habla mucho de la pobreza intelectual de quienes se ponen a ver esos videos.  


Como dijo alguien una vez, hace falta una revolución intelectual en el mundo, hace falta una nueva Ilustración, y sí, urge algo así al mundo, antes de que los tontos sigan llegando al gobierno y destruyendo el mundo.   

24 agosto 2021

El Softcombat Channel



Si quieres conocer que es el softcombat deportivo, y todo lo que implica esta disciplina, ven a conocer el Softcombat Channel.

Es el canal de contenidos dedicado a la promoción y difusión del softcombat deportivo en México y a nivel internacional.

https://odysee.com/@SoftcombatChannel:8


20 agosto 2021

Tus creencias déjalas afuera de la academia



Es muy lamentable el video donde se constata como un “maestro universitario” despotrica mencionando ideologías de odio religioso contra quienes no siguen sus mismas creencias. 

Pero éste no es un caso aislado, tenemos gente infiltrada en la política y el gobierno que quiere implantar esas mismas ideologías de odio y elevarlas a nivel de leyes, para así imponerlas sobre las libertades y derechos de los demás. 

Podemos mencionar varios ejemplos donde las ideologías de odio se quieren implantar como leyes, tan sencillo como recordar el Pin Parental que cosifica a los niños como vil propiedad de los padres, en lugar de ser su responsabilidad, para así poder coartar su derecho a la educación.

Otros ejemplos que  siguen padeciendo muchos es la prohibición al aborto y al matrimonio igualitario que se padece en varias entidades del país, argumentando simples ideas arcaicas basadas en supersticiones mitológicas. 

Sólo falta que quieran abolir el divorcio, pero no lo harán pues ellos son clientes de ese “servicio” con cierta regularidad. 

Como es bien sabido, muchos presumen de ser “muy católicos”, o “muy cristianos”, y ser muy “próvida”, pero sólo hasta que embarazan a la amante, o su hija resulta embarazada por el novio. Ahí sí, hágase lo que se tenga que hacer para no manchar el apellido, ¿verdad?  

Como hemos visto, y constatado, la única diferencia entre los fanáticos religiosos islamistas y los fanáticos religiosos cristianos es que los cristianos intentan imponer sus creencias de odio como férreas leyes, imitando en cierta forma la Ley Sharia, mientras que los islamistas sólo las aplican y ya, ellos ya tiene su Ley Sharia.

Y como todos sabemos, imponer creencias religiosas como legislaciones para nada constituye un camino para la paz, todo lo contrario, pues se basan en ideologías medievales y oscurantistas, que si son revisadas a la luz del conocimiento actual, son caducas y obsoletas. 

Toda persona es libre de creer y no creer en lo que quiera, pero no es libre para querer meter su fe y sus creencias en todas partes. Hay un chiste popular que refleja la enorme similitud que hay entre los adictos al sexo y los fanáticos religiosos, que en pocas palabas dice “a todo se lo quieren meter”. 

Tenemos que madurar, así como dejamos de creer en Santa Claus y el Ratón del Diente, y no nos traumamos ni se nos “acabó el mundo”, tenemos que dejar de lado ciertas creencias y seguir madurando y evolucionando. Los valores familiares no vienen de ninguna religión, ni son propiedad de un dogma en especial. 

La mitología religiosa la tenemos que dejar para el hogar o para el templo, pero nada más ahí, los valores y virtudes humanas no dependen de esas creencias. Así como tú no odiaste a tus padres cuando descubriste que no existían esos personajes de fantasía que te traían regalos, no tienes porque odiar a quienes no sigan tus mismas creencias.

De hecho, si tus creencias te enseñan a odiar y a despreciar a quienes no las sigan, entonces lo lógico, lo racional, y lo más sano, es que dejes a esas creencias. 

Razónalo, te lo dejo de tarea. 

http://twitter.com/belduque


06 agosto 2021

Tu dios no existe


Si en algo se parecen la magia y la fe en lo divino, es que ambas sólo son “ciertas” si se cree en ellas, pues ambas sólo son mitos. 


Como sabiamente el filósofo francés Alphonse Louis Constant dijo: "La fe no es más que una superstición y una locura si no tiene como base a la razón, y no se puede suponer lo que se ignora más que por analogía con lo que se sabe. Definir lo que no se sabe es una ignorancia presuntuosa; afirmar positivamente lo que se ignora es mentir". 


Vamos por partes, primero definamos que es “dios”, para así poder validar su posible existencia. Según el propio credo cristiano apostólico se trata de un ente “todopoderoso, creador del cielo y de la tierra”, y que el credo católico lo amplía diciendo que es creador “de todo lo visible y lo invisible”; por lo que se supone que es plenamente omnipotente y omnipresente. 


Ahora veamos algo, su “libro divino”, la Biblia, de todas las escrituras, relatos y metáforas que tiene, muy posiblemente la más importante de todas ellas es la frase que dice “La verdad os hará libre”, es la que por excelencia les debería de definir a sus seguidores, y curiosamente un digno eslogan para el propio escepticismo moderno. 


Pero la búsqueda de una “verdad” que necesita ser creída para ser cierta, no es tal; en cambio una realidad auténtica puede ser verificada a todas luces y por todos. En eso se diferencian la verdad de la realidad, una necesita ser creída, la otra no, pues puede ser constatada.   


Según señala el físico estadounidense Lawrence M. Krauss “La falta de entendimiento de algo no es evidencia de dios, sino evidencia de una falta de entendimiento”; así lo corrobora el astrofísico estadounidense Neil DeGrasse Tyson al afirmar “Dios es un espacio de ignorancia científica en continua retirada que se vuelve cada vez más, y más, y más pequeño a medida que pasa el tiempo". 


Podemos constatar que las afirmaciones religiosas son inversamente proporcionales, al conocimiento científico, según va avanzando el tiempo. Cuanto más sabemos sobre cómo funciona el universo, menos espacio le queda para creer en un dios. 


Pero por otro lado tenemos al físico ruso Konstantín Tsiolkovski, quien hablando sobre la posibilidad de vida extraterrestre dijo "La ausencia de evidencia no es evidencia de ausencia". Pero si quienes han investigado no han encontrado nada constatable, entonces ¿tenemos evidencia de ausencia? Todo señalaría que sí. 


Aquí surge el teorema de: Si una idea necesita ser creída para ser "verdad", entonces, es que en realidad es falsa. Por eso nos debemos de basar en la realidad, que es constatable pues no necesita ser creída para ser “cierta”, pues es plenamente verificable y genera conocimiento. 


Revisemos unas afirmaciones de fervientes creyentes en el dios mítico.


Un reconocido creyente afirma “Dios siempre está a la distancia de una oración”. Pero si algo nos ha enseñado a todo el mundo esta pandemia, es que hacer oración a un dios es igual a no hacer nada, no tiene ningún efecto real en el mundo, más allá de la “satisfacción” de creer que se hizo algo, de lo que se puede deducir que ese dios no es tal, pues no genera ningún cambio en la realidad. 


En un intento de defensa otro creyente afirmó “La oración no transforma al árbol para ser mejor árbol, pero sí a la persona cuando lo hace con humildad”, “Para hablar de la oración debes partir de lo que es y su relación a quien va dirigida la misma”. 


Entonces, la oración en realidad sólo es para autosatisfacerse a si mismo, por lo tanto, por si misma, no sirve para nada que pueda afectar la realidad del momento, sólo para autosugestionarnos para suprimir la razón y dar una falsa satisfacción por no hacer nada, algo similar a los narcóticos y estupefacientes. 


Es constatable que la oración es sólo parte del mismo proceso de la autosugestión, ya que no hay comunicación con nadie, pues sólo es repetir insistentemente una idea para auto-inducir su creencia como "cierta". Tan sencillo como revisar la obra sobre psicología aplicada, desde Paul C. Jagot hasta la actualidad, donde se explica este proceso de auto-engaño. 


Lamentablemente está constatado que millones de cadenas de oración realizadas por millones de personas de gran fe pidiendo que esta terrible pandemia termine no han funcionado, por lo que la definición de "todopoderoso, creador del cielo y de la tierra" es más que carente de sustento, pues no se puede ser todopoderoso si no puede acabar con una pandemia, ni con la ayuda de todas las oraciones de sus fieles, por lo tanto no sería todopoderoso, y en dado caso no es un dios. 


Como en su momento el filósofo Bertrand Russell señaló que el hecho de que mucha gente crea en dios, no significa, que en realidad exista. La filosofía científica nos enseña que aunque sea “imposible” demostrar que algo no existe, eso no se puede tomar como una prueba de que sí exista. 


Aquí es donde el pragmatismo factual entra, ya que de la misma manera en que se puede comprobar que las hadas y los duendes no existen, de la misma manera se puede demostrar que el dios no existe.  


Algunos “hombres de fe” recurren a la falacia de Planc que reza "Nunca podrá haber oposición real entre ciencia y religión; una complementa a la otra", pero queda descartada al ser contrastada con la realidad, pues la ciencia se basa en el conocimiento que surge de las pruebas y evidencias de lo real, nace de la experiencia empírica y verificable, por lo que no necesita creerse; en cambio la religión se basa en la creencia de algo que de lo cual no hay certeza, y que si no se cree entonces no existe, por lo que en este caso, es falso. 


Algo similar ocurre con la falacia de Pasteur, quien afirmaba que "un poco de ciencia nos aparta de dios. Mucha, nos aproxima a él"; sin embargo, a la luz del saber actual se puede corregir ese postulado, y afirmar como un firme teorema que “Un poco de ciencia te aleja de dios, pero mucha ciencia lo descarta totalmente”, pues hoy se sabe, a ciencia cierta, que en la mayoría de los caos, los científicos no creen en dios. 


Según datos del Pew Research Center, sólo un 33% cree en dios. Hoy se sabe que es normal que toda persona se aleja de toda creencia religiosa entre más se adentra en los saberes de la ciencia. Como antecedente de esto, en 1914 el psicólogo James H. Leuba dio a conocer que el 58% de los científicos estadounidenses se declaraban ateos y agnósticos; más delante, en 1997, el historiador y académico Edward J. Larson, dio a conocer en la revista Nature que un 72% de los científicos se declaraban ateos, un 21% se decían agnósticos, dejando a los creyentes reducidos a un 7%. 


Estos datos duros echarían por tierra tanto a la falacia de Planc como a la falacia de Pasteur.

Si buscamos la definición de hada: “Ser fantástico que se representa con forma de mujer y dotado de poderes mágicos”, o la de duende “Criatura mágica y traviesa que se cree que habita en algunas casas, causando en ellas alteraciones y desórdenes”; podemos constatar que en varios miles de años de historia no existe evidencia que pueda probar que exista, o que haya existido, algún tipo de entidad así en nuestro mundo. Sólo relatos de fantasía y mitológicos. Y recordemos que la palabra mito se refiere a lo ficticio y a lo que es mentira. 


Igualmente, si tenemos la definición de dios como “Ser supremo creador del universo”, podemos deducir, en base a la constatable realidad, de que no existe tal cosa, así, pues su evidente ausencia ha quedado más que manifiesta en este momento de la historia humana, y a lo largo de siglos de observación histórica. 


De hecho, podemos revisar varios tratados de biología, química, astronomía, física y cosmología, y en ninguno señala que alguno de los fenómenos ahí estudiados y analizados se genere por medio, o por obra, de un dios. Todo lo contrario, son explicados de forma totalmente racional y lógica conforme a las ciencias naturales, sin el más mínimo señalamiento de intervención divina expresa. 


Lo absoluto no se puede negar, y si se puede negar entonces no es absoluto, por lo tanto el dios mítico no es tal, pues carece de todas las características y cualidades que lo definirían como un “dios”. En todo caso no es más que una idea que existe en las mentes de las personas creyentes en la fe, no existe en el mundo real, y por lo mismo no es ningún dios, sólo es una idea que necesita ser creída para existir, carente de sustentabilidad por si misma, ya que no puede subsistir sin que alguien la crea. 


Un sofisma utilizado por algunos creyentes dice “Dios no existe, dios es”; algo totalmente ilógico e irracional, pues todo lo que existe en consecuencia es; pero en este caso su sofisma se refuta por si mismo, pues se evidenció su ausencia en el mundo real, pues nunca ha respondido a millones de fervientes llamados, y sólo es una idea dentro del mundo de lo imaginario. No existe como tal, y sólo es una idea, que necesita que alguien la crea para existir, igual que una mentira, que necesita ser creída por alguien para ser “cierta”.  


Somos máquinas biológicas, tan cierto es que tenemos partes intercambiables y somos reseteables por medio de electricidad, tan real que el propio Stephen Hawking afirmó "Considero que el cerebro es una computadora que dejará de funcionar cuando fallan sus componentes. No hay cielo o vida después de la muerte para ordenadores rotos; es una historia de hadas para gente con miedo a la muerte". 


Dejando como conclusión que la fe en el dios mítico no es más que una propensión a la interpretación no racional de acontecimientos y creencias en su carácter sobrenatural, por lo que no tiene como base a la lógica ni la razón, pues no se puede suponer lo que se ignora más que por analogía de los efectos que produce. Por lo que definir algo que no se conoce es una arrogante ignorancia (similar al efecto Dunning Kruger); dejando en evidencia que afirmar lo que se ignora con argumentos falsos que se pretenden hacer pasar por verdaderos, es mentir. 


Por lo tanto, ante la luz de los hechos, tu dios no existe, y el conocer la realidad constatable nos hace libres a todos.

Improbatum est.  


24 julio 2021

Vale más los derechos que las creencias



En la historia de México los religiosos en más de una ocasión se han convertido en los villanos del cuento, y esto es una realidad plenamente verificable con los hechos históricos antiguos y modernos. Veamos unos simples ejemplos. 

En 1935 terroristas Cristeros (la forma correcta de llamarlos) atacaron a nobles maestros que impartían clases de ciencias naturales en distintas escuelas rurales del país, estos son sus nombres que nunca debemos de olvidar: 

Carlos Pastrana Jiménez, asesinado apuñalado

Carlos Sayago Hernández, asesinado apuñalado

Carlos Toledano, asesinado quemado vivo

Enriqueta Palacios, mutilada de las orejas

Librado Labastida Navarrete, asesinado apuñalado

María Rodríguez Murillo, mutilada y asesinada

Micaela Palacios, mutilada de las orejas

Nieves González, violada 

Vicente Escudero, mutilado y asesinado 

Y muchos otros más. Ellos “cometieron” el terrible pecado de enseñar biología mencionando la teoría de la evolución biológica y la selección natural, además de dar educación sexual, algo que todavía siendo un tabú para los “mochos”, pues va en contra de la creencia del creacionismo y sus dogmas de doble moral. 

Ahora en tiempos más modernos, los grupos político-religiosos han atacado tanto a la comunidad LGBT, como a las mujeres que buscan la legalización del aborto, algo que incluso el Parlamento Europeo insistió a todos los países del club comunitario a despenalizar el aborto y considerarlo como un derecho humano de toda mujer, al no existir razones reales para considerarlo un crimen.

Ahora en Veracruz líderes religiosos “condenaron” la despenalización del aborto en la región e hicieron un llamado a los médicos veracruzanos a que se nieguen a atender interrupciones voluntarias del embarazo, lo que sería un vil atentado en contra de los derechos y libertades de toda mujer.

Esos oscuros “religiosos” piden que se haga valer el “derecho humano” a la “objeción de conciencia” para que nunca sean obligados a realizar actos que van en contra de sus convicciones; algo que es una total felonía en contra de su obligación de brindar los servicios de salud a toda mujer, algo que ha sido ampliamente reprobado por la opinión pública.

Aunque habría que ver que la objeción de conciencia debe interpretarse como un caso de excepción, no como una regla general para los prestadores de servicios de salud, y por lo tanto, no debe restringirse el servicio a ninguna persona y todas las instituciones médicas deben garantizar que haya personal médico no objetor, pues esto atentaría en contra de los derechos de la paciente.  

No debemos de olvidar que en muchas comunidades parroquiales se sigue inculcando ideologías de odio y desprecio a quienes no sigan ciegamente las creencias cristianas, aunque muchas de esas creencias atentan en contra de las libertades y derechos de las personas. Por cosas así es que el número de personas “sin religión” se duplicó en un año en México. 

La hipocresía clerical no aplica cuando son ellos mismos los que atentan en contra de la comunidad que ellos deberían de cuidar y proteger, incitando a médicos a negarle el servicio a mujeres que lo soliciten para el aborto. Sería redundante repetir las falacias y sofismas que se argumentan para impedirlo, así como todas las razones científicas y racionales para hacerlo libre y legal. 

La cosa es muy sencilla, en temas mitológicos (religiosos) ellos tienen toda su autoridad, pero en temas del mundo real, no tienen ni la más mínima autoridad, ni tienen porque querer dictar juicios y mucho menos sentencias al respecto. Su ignorancia en la materia ha sido demostrado en repetidas ocasiones que es monumental. Por ello Juárez separó al Estado de la Iglesia, por eso Elías Calles lo tuvo que hacer de nuevo. 

¿Es necesario una nueva reforma que defienda los derechos humanos de las creencias mitológicas? Muchos piensan que eso se da sólo en países islámicos, pero también en América las sombras del neo-oscurantismo se aferran al poder de una sotana. 

https://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal

22 julio 2021

Los que realmente saben, no lo dicen, lo demuestran



Con cierta regularidad algunos timadores han utilizado los distintos medios de comunicación para hacer pronósticos de catástrofes naturales como terremotos, tsunamis, erupciones volcánicas, o que va a caer un asteroide. 

Incluso algunos pseudo-investigadores se ponen a elucubrar sobre supuestas conspiraciones mundiales “secretas”, e incluso hay quienes han “predicho” supuestos “cambios dimensionales”, invasiones extraterrestres, pero sobre todo se han dedicado a promover ideologías de odio o xenofóbicas basándose en sus creencias sesgadas. Ideas que para ellos, son incuestionables e irrefutables, aunque la realidad nos muestre todo lo contrario.  

Como dicen por ahí, "el establishment de los revolucionarios anónimos de teléfono móvil quieren imponer su mainstream sobre los demás”, y sin permitir ningún tipo de cuestionamiento, sólo hostigar a todo aquel que ponga en duda sus postulados. 

Sobre esto, el Artículo 13 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, enfocado a la libertad de pensamiento y de expresión, señala que el ejercicio de ese derecho no puede estar sujeto a previa censura, pero sí a "responsabilidades ulteriores, las que deben estar expresamente fijadas por la ley". Esto es para asegurar el respeto a los derechos de los demás, y resguardar la seguridad nacional, el orden público, la salud y la moral pública. 

En otras palabras, la libertad de expresión es para comunicar y servir a los demás, no es para promover desinformación, bulos, charlatanería e ideologías de odio; mucho menos para cumplir caprichos de autonombrados líderes políticos o religiosos con problemas mentales. 

Tienes derecho a expresarte, pero no a pasar por encima de los demás para lograrlo. Tú libertad de expresión termina donde comienzan los derechos, la libertad y la dignidad de los demás. No es correcto el utilizar los medios de comunicación, ni las redes sociales, sólo para estar atacando a los que no obedecen ciegamente tus ideales. Para colmo hay funcionarios públicos que utilizan las plataformas de los medios para señalar a quienes ponen en duda y cuestionan tus opiniones para que sean atacados por sus seguidores. 

Los ignorantes, aunque sean muchos y ladren mucho, no dejan de ser ignorantes; o como dijo el escritor religioso Benito Jerónimo Feijoo: “El valor de las opiniones se ha de computar por el peso, no por el número de las almas. Los ignorantes, por ser muchos, no dejan de ser ignorantes. ¿Qué acierto, pues, se puede esperar de sus resoluciones?”. 

“Valora las opiniones, no las cuentes” dijo el filósofo Séneca. Aunque un “líder” tenga muchos seguidores, sus puntos de vista u opiniones no valen nada, si sus argumentos no están sustentados en la realidad. Como unos que por ahí se basan en sus “otros datos” con verdades a medias inventadas por ellos mismos. 

Para poder tomar en cuenta una opinión, debemos tener en cuenta el conocimiento probado de la persona que la expresa, y cómo la expresa. El valor de la opinión lo otorga la certeza, veracidad y sustentabilidad de lo expresado. Debe de ser constatable lo que se dice, y de ser real (verificable), lo correcto es aceptarlo, de lo contrario el que sale perdiendo es el quien no quiere reconocerlo. 

Como dijo el filósofo Sócrates "Si no es verdadero, ni bueno, ni necesario, no merece ser conocido por nadie, sepultémoslo en el olvido". 

“La verdadera sabiduría está en reconocer la propia ignorancia”, así dijo también Sócrates. 

Un debate no se gana argumentando sofismas y posverdad, se gana cuando todos entran en razón. 


16 julio 2021

El softcombat, el deporte para la nueva realidad



Dicen por ahí que no hay mejor sana distancia que la que hay entre dos espadas, y el softcombat deportivo así nos lo demuestra. 

La sociedad ha evolucionado al paso de estos tiempos distópicos para muchos, al mismo tiempo sus costumbres y tradiciones también evolucionan, una de ellas ha sido el combate. 

En cada parte del mundo existe una forma distinta de combatir, ya sea con armas o sin ellas, un hecho que ha destacado mucho en algunos circuitos profesionales de artes marciales mixtas o luchas vale todo tan populares hoy en día, al grado de ir quitándole espacios a la afamada lucha libre profesional. 

Pero los estilos de combate con armas tienen su lugar también, y también han evolucionado. Hoy en día ha prosperado en varias partes del mundo el deporte denominado softcombat, el cual está basado en la realización de combates con réplicas de armas blancas antiguas, modernas o de fantasía, pero fabricadas de materiales inofensivos. 

A estas armas se les llama “espadas deportivas” o “simuladores” según las distintas agrupaciones que lo practican. Llevan en su centro fibra de vidrio o un tubo de PVC (policloruro de vinilo) pero el resto del cuerpo del arma esta completamente acojinado con distintos materiales que absorben el impacto y disminuyen el riesgo de lesiones entre los contrincantes. 

Vale la pena resaltar que el softcombat es considerado por muchos como el deporte de contacto más seguro del mundo, pues lo principal en el softcombat es la técnica, el estilo y la destreza del participante a la hora de blandir su “arma” (simulador), no la fuerza física. 

En esta actividad física considerada dentro de los deportes alternativos, como le llaman algunos, es primordial el resguardo de la integridad de quienes lo practican, por eso las armas, que pueden ser réplicas de espadas, sables, hachas, katanas y otras armas más variadas, tienen que pasar una validación para constatar que no puedan generar lesiones o impactos contundentes en los participantes.

Algo muy distinto a los que practican el llamado “combate medieval histórico” en donde las armas sí son de acero, en donde los contrincantes tienen que usar armaduras completas para tratar de salir ilesos de los enfrentamientos. 

Desgraciadamente en esta impresionante modalidad no siempre es el estilo o la destreza con el arma es lo que hace ganar el encuentro, sino la condición física y la resistencia a los golpes. Mientras que en el softcombat con usar un cubrebocas (por la nueva normalidad), unos goggles y guantes de protección es suficiente.

Como dato histórico, el softcombat surgió en Estados Unidos en los años 1970´s, pero a mediados de los 1990´s inició esta actividad en las convenciones de comics en Monterrey, allá por el año de 1994 inició la primera agrupación a entrenar “combate medieval”, no a jugar, que luego, allá por 1998, surgieron a los primeros torneos de softcombat en las convenciones bajo la tutela de La Cofradía, liderada por el gran Javier López “Homs”. 

Los que hemos entrenado deportes de combate por años, conocemos el riesgo de blandir una espada real, pero si lo vemos por el lado de los valores y virtudes que trae la práctica de estos estilos de combate, sabemos la gran importancia de la disciplina en esto. 

No importa el material del que esté hecho la espada, si la espada es de acero, de madera o de esponja, lo único que importa es su disciplina y su dedicación, en otras palabras lo importante es quien la blande y como lo hace. Su honor nunca quedará en duda si lo hace correctamente y con un noble fin.

En México y en varios países existen varias agrupaciones de softcombat deportivo, totalmente diferenciadas del antiguo softcombat de LARP (live action rol play) que sólo es un juego. De hecho existe un consejo internacional que ya busca unificar y hermanar a todas esas agrupaciones a nivel mundial para dar mayor promoción a este deporte, y no a “adueñárselo” como algunos han pretendido.   

En estos tiempos de “nueva normalidad” el softcombat deportivo se presenta como una excelente opción para hacer ejercicio de forma sana y entretenida, con un toque de historia para los amantes de lo medieval. 

El camino de la espada siempre debe ser un camino para el honor, la dignidad y el respeto, pues así desarrollaremos lo mejor de cada uno de nosotros. 

¡Que todos tengan un muy bello y desmitificante día! 


15 julio 2021

Las restricciones y cierres son por su culpa


Algunos padres y madres de familia están exigiendo que se vuelva a las clases presenciales en todas las escuelas y colegios, hay grupos de “empresarios” que se están quejando por las restricciones en los horarios de cierre de los negocios por motivo del incremento de contagios por la pandemia. 

La cuestión aquí es que, ninguno de ellos tiene un punto de vista valido u opinión de peso en esta materia, porque ninguno de ellos es médico o fármaco-biólogo para saber sobre el manejo de epidemias o contagios. Ellos opinan desde la comodidad de su celular en el sofá de sus casas. 

Algunos alegan que “¡El contagio NO es en las aulas: es en la falta de conciencia! Te cuidas tú y cuidas el futuro educativo de tus hijos”; pero no quieren ver como ha aumentado la incidencia de niños infectados de Covid-19, y un niño infectado por la mutación “Delta” podría poner en peligro a más de una veintena de familias. 

Pero es lo que pasa cuando se opina sobre cuestiones de biología sin tener las mínimas nociones de biología. De hecho lo optimo sería que las clases fueran al aire libre, no en espacios cerrados, como es en la mayoría de las escuelas de Nuevo León. 

Los dueños de varios casinos y salones de eventos se vuelven a quejar que los cierres les afectarán a sus negocios, pero ¿no les afectaría mucho más si se les mueren sus clientes por el coronavirus? Eso sí sería una pérdida irreparable que reduciría considerablemente sus ganancias, ¿no? 

Muchas madres de familia ya no quieren tener a sus hijos en casa, eso es una gran verdad, pues su vida social se ha visto limitada por esta misma razón, tienen que estar al pendiente de que sus hijos tomen las clases y hagan la tarea. Algo que ellas dejaban delegada en otras personas, ahora están aprendiendo a ser verdaderos padres y madres. 

Esos reclamos son ilógicos e irracionales como los que exigen que ya se quite el ordenamiento de traer correctamente puesto el tapabocas en áreas cerradas, pues su cabeza no les da para comprender que el peligro esta en las partículas de saliva y mocos que ellos expulsan de su boca y nariz. Por respeto y seguridad de los demás tienes que ponerte bien el tapabocas. 

Si eres de los que dice que no escuchas bien, pues pide que hablen más fuerte y pon más atención a lo que te estén diciendo. Y aprende a taparte bien la boca al toser y estornudar, se hace con la parte interior del codo, no con la mano. Como dijo alguien “En el infierno hay un lugar muy especial para todos esos que no se tapan bien la boca al toser y estornudar”. 

Si no quieres que esto se vuelva a convertir en una pesadilla de un mundo distópico, ponte bien el tapabocas, tapate bien la boca al toser y estornudar, y acata todas las indicaciones de las autoridades de salud, si es que quieres volver algún día a la antigua normalidad. Y ponte las vacunas. 

Ahí te lo dejo de tarea. 

http://twitter.com/belduque

https://www.facebook.com/BelduqueOriginal/

https://odysee.com/@belduque:4



12 julio 2021

Los ovnis en el estancamiento


De nuevo surgen noticias en los medios de comunicación de que el gobierno de los Estados Unidos vuelve a “liberar” archivos secretos que tratan sobre ovnis, algo que ya ha ocurrido varias veces en años pasados, por lo que no era en su una novedad. 

Y así fue, de nuevo no aportan nada extraordinario o fuera de lo común, como siempre todo quedó en que se trató de objetos voladores no identificados los presuntos avistamientos de los que se trataron todos esos archivos. 

Como dicen por ahí, “nos tienen en ascuas” con esos temas, pero nunca liberan nada que sea de relevancia, de nuevo todo es “pan con lo mismo”. La gente aficionada al terma de los ovnis se vuelve a ir decepcionada pues no obtuvieron respuestas satisfactorias. 

Muchos esperaban que ahora sí el gobierno estadounidense reconociera públicamente la injerencia de seres extraterrestres en nuestro mundo, incluso algunos esperaban reacciones de la NASA o el SETI en estos asuntos, pero nada de eso ocurrió, fue el mismo espectáculo mediático de cortina den humo en esta caso. 

La verdad es que los “ufólogos” ya deberían de dejar de buscar alienígenas en nuestro planeta, pues evidentemente no hay ninguna prueba de ellos, o de que se haya tenido contacto con estos seres en el pasado, ni en tiempos resientes, todo son conjeturas manipuladas malintencionadamente con toda la intensión de tergiversar algo y así dar a entender que “ellos ya estuvieron aquí”. 

Pero la realidad es otra muy distinta, desde las antiguas construcciones hasta los relatos mitológicos de todas las religiones tienen su explicación perfectamente lógica y racional dentro del ingenio y creatividad humana. No hay nada que pudiera señalar que hemos sido visitados por seres de otros planetas, y esa es la realidad que tanto temen los que padecen de soledad cósmica. 

La soledad cósmica es ese sesgo mental que hace a algunas personas tengan la necesidad de creer que existen seres de otros mundos que los están vigilando. Es como una paranoia de baja escala, aunque en algunos casos puede desencadenar en un fanatismo crudo y completamente irracional. 

Como varios especialistas han dicho, si nos encontramos con extraterrestres, será en el espacio, no será aquí en la Tierra, pues lo más probable es que se crucen nuestros caminos en algún punto, pero no porque seamos el destino de sus viajes o de sus comunicaciones.

Ya no basta ver para creer, hoy se requiere verificar para conocer a ciencia cierta las cosas, y en este tema, esto aplica también en su totalidad. Miles de fraudes inundan el internet y las redes sociales, no podemos seguir jugando el juego de los charlatanes y vividores del misterio. 

Los mercaderes de la ufología siempre venderán la idea de “la esperanza de un futuro contacto aquí en la Tierra”, pero la realidad señala que en estos 74 años der ufología moderna, no hay nada que pueda señalar que hemos sido visitados por alienígenas. 

Tenemos que ser honestos y francos en esto, no estamos diciendo que en el universo no hay vida, sólo que no hay evidencia sustentable que pudiera señalar que la hay, pero no se pierde la esperanza de encontrarla en el futuro, aunque también podría ser que el primer extraterrestre que nos topemos, sería a un hijo de terrícolas humanos. 

La humanidad tiene que romper con las mitologías y creencias del pasado, y sólo la ciencia nos puede mostrar el camino para lograrlo, pues la ciencia no necesita que creas en ella, porque la puedes verificar.

Así de sencillo. Ahí se las dejo de tarea. Que todos tengan una muy bella y desmitificante tarde.

http://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal/
https://odysee.com/@belduque:4

Siembra más árboles


Si no lees no opines, si no sabes, no opines, si no ayudas, no estorbes. Y ahí esta el problema, todo mundo quiere opinar, y quieren que se cumpla su “santa voluntad”, no quieren escuchar razones, sólo quieren que su voz prevalezca. 

Es como algunos empresarios, políticos y líderes religiosos, creen saber de todo, pero no conocen de nada del mundo real, por eso existe un mercado muy amplio de gente que vende cosas que no son necesarias pero que le gente con dinero las compra, porque son ignorantes y quieren tenerlo. 

No saben invertir en lo que realmente es de provecho, y eso es palpable, de lo contrario todos los que se creen empresarios y emprendedores serían grandes productores de ingresos, pero no es así, porque gastan en cosas que no requieren pero las quieren, y cuando quieren lo que sí necesitan, no tienen para pagarlo. 

Y se llenan de deudas que no pueden pagar, pero la deuda mayor nos la va a cobrar el medio ambiente. A muchos ya se les olvidó que antes de la crisis causada por la pandemia, estábamos padeciendo una crisis mundial por la extrema contaminación del medio ambiente. 

Hay gente muy inculta y muy ignorante que sigue intentando negar el cambio climático, algo que ya es más que evidente y las pruebas son constatables de forma abierta y libre para todos, sin tener que indagar mucho en el tema. 

Campañas para cuidar el agua ha habido muchas, pero casi ninguna funciona, la gente no toma consciencia del grave problema que se viene dentro de un cuantos años por la futura crisis de la falta de agua potable en el planeta. 

La ciencia no puede avanzar sin recursos, y cuando se desperdician recursos en cosas innecesarias, como construir más estadios de beisbol, en lugar de poner ese dinero en manos de los investigadores científicos o en el campo médico, es cuando puedes constatar porque algunas sociedades están tan retrasadas intelectualmente hablando. 

¿De qué nos sirve poner una nave en la luna si hay niños en África que no tienen que comer? La respuesta es más sencilla de lo que piensan, nos sirve porque el desarrollo de todas las tecnologías relacionadas con llevar una nave al espacio puede ayudar a mejorar la forma de vida de esos pequeños, además de que si ellos no tienen comida, es un problema del orden social y político, algo ajeno a la ciencia, pero que la ciencia podría resolver si se lo permitieran. 

Pero la tecnocracia todavía es una utopía en un mundo que sigue venerando estampitas y tilmas pintadas por humanos como si fueran algo milagroso. ¿Cómo quieren progresar como sociedad si todavía quieren restringir los derechos y libertades de las personas según cánones religiosos? Es ilógico. 

La ecología nos ha enseñado algo muy importante, si no cuidamos al mundo, el mundo no lo va a perdonar, y su venganza será terrible. Así que si quieres más aire limpio y fresco, planta árboles, si quieres un clima mucho más agradable, planta muchos más árboles. Así de sencillo, eso nos lo enseñaron a muchos en la primaria, pero parece que a muchos se les olvidó. 

Tenemos unos cuatro años (según cálculos científicos) para corregir los pasos de la humanidad en nuestro mundo, si nos pasamos de ese tiempo, posiblemente estaremos marcando el auténtico final de la humanidad, tal y como la conocemos ahora.  

http://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal/
https://odysee.com/@belduque:4