24 julio 2017

¿Los extraterrestres vienen del futuro?

Nuevas teorías surgen sobre el tema del origen de los hipotéticos seres extraterrestres que se muestran en algunos relatos y supuestos videos liberados de agencias gubernamentales, si en el pasado no ha señales de ellos, entonces tienen que venir del futuro, es lo que alegan algunos teóricos de las ideas nacidas de relatos de ciencia ficción pero que los quieren ver en el mundo real.

La idea de la trascendencia y evolución de la raza humana en el futuro no es un tema nuevo, y de hecho es algo que vemos y constatamos hoy en día, la perdida de la muela del juicio en los nuevos nacimientos, la tolerancia a la lactosa, e incluso según algunos la perdida del cabello también, así como la reducción del apéndice, son evidencia de esa evolución que vamos desarrollando todos poco a poco.

Pero el como sera la humanidad en 1000 años es la duda que le surge a muchos, y es donde los extraterrestres toman su lugar en esta fantasía moderna creada para adormecer la mente de algunos. Si en el pasado no existe la más mínima evidencia de seres extraterrestres, y hoy en día no existe ninguna evidencia de vida fuera de nuestro planeta, entonces vienen del futuro, es lo que algunos creen.

Algunos “contactados” y “canalizadores” han tomado este juego como el gran negocio que es, y se han lanzado con sus afirmaciones disparatadas, siempre sin evidencia, de que esos seres vienen como observadores del futuro, o que vienen con la intensión de ayudar para que seamos mejores y así salvar a la humanidad.

Sin embargo, lo que ellos aportan, simplemente, no ha sido más que nada. No han ayudado en nada, palabras vacías y estériles es su legado, no importa usar palabras bonitas si su contenido es nulo. El viento y la arena las borra como si no existieran, pues sus supuestos precursores tampoco existen, han sido creaciones ficticias de humanos con hambre de atención y fama.

Da risa ver como algunas personas salen con argumentos del tipo “Lo que no entiendo porqué se gastan millones de dinero para algo que no tiene ya ningún sentido, ellos (los extraterrestres) están aquí desde hace miles de años, por supuesto lo saben nuestros gobiernos, ¿crees que los de SETI no lo saben ya también?”.

Lo mas chistoso del asunto es que cuando se dan cuenta de que sus cuentos no concuerdan con la realidad, ellos siempre se tratan de escapar por la tangente, pero les sale el tiro por la culata. Y peor cuando salen con argumentos del tipo ”"Personalmente los he visto incluso ha habido interacción con ellos, yo ya no tengo ninguna duda, aunque no se si son de otro planeta, de este, otras dimensiones o realidades".

Ante tales afirmaciones solo nos queda una cosa, exigir evidencia para ponerla a prueba, pero ellos siempre salen con el cuento de “no me interesa convencer a nadie, yo se lo que viví”. Pero lo que no saben, o no quieren reconocer es que si ya lo dijeron, todos estamos en el derecho de exigirles que lo demuestren, de lo contrario se pondría en evidencia que solo son unos habladores, y en el peor de los casos, unos timadores.

Deben de saber que que si van a andar por el mundo diciendo que ya tuvieron contacto con seres de otro mundo, todos tenemos el derecho de exigirles las evidencias de eso, tienen la obligación moral de responder por dicha afirmación, esto no es de creer o no creer, no importa que ellos digan que no les interesa que alguien les crea, ya lo dijeron y están obligados a responder, pues se supone que hablan de algo real que no necesita ser creído para ser cierto, por lo tanto deben poder demostrarlo.

Si no quieres que las personas normales y comunes te exijamos que muestres las evidencias de tus “contactos” y “experiencias”, simplemente quédate callado y no lo estés afirmando para hacerte notar por ganar un momento de atención y fama. Ten más dignidad y honor, el limosnear atención en base a falsos mitos no es nada honorable. Es tan deshonroso como el desenterrar osamentas humanas, mutilarlas y luego decir que son extraterrestres, eso ya es ser criminal.


17 julio 2017

Los extraterrestres fantasma


En el vasto universo en que habitamos las posibilidades son casi infinitas, pero ha surgido un pequeño inconveniente, ese fenómeno natural conocido como “vida” al parecer no es tan común o frecuente como muchos otros fenómenos en el universo, al grado que solo se ha limitado a dar muestras de su existencia en este planeta. 

De hecho, el fenómeno todavía más específico de “vida inteligente” es mucho más limitado y escaso, al grado de que de los millones de especies que habitan la tierra, solo la raza humana ha logrado desarrollarla, con algunas limitaciones y excepciones. 

Hoy en día son pocas las instituciones que se dedican, de forma seria y objetiva, a la búsqueda de vida fuera de nuestro mundo, destacando por encima de todas ellas el instituto SETI (Search for ExtraTerrestrial Intelligence) quien con su grupo de científicos e investigadores escudriñan el universo en búsqueda de esas señales que puedan indicar que no estamos solos en el universo. 

Y es ahí donde surgen los personajes chuscos que preguntan “¿y todos los avistamientos ovnis? La realidad es que ningún avistamiento de ovnis, hasta el momento, ha dado los más mínimos indicios de que se trate de algo de origen alienígena. Todo lo contrario, todos los avistamientos han sido dentro de nuestro mismo planeta y las explicaciones a sus apariciones son netamente del terreno de lo natural, pero sobre todo de lo terrícola. 

¿Y los videos y fotografías de ovnis en el espacio? La realidad es que ninguna de esas supuestas imágenes han aportado algo de valor o importancia, todo lo contrario, solo pone en evidencia la ignorancia de las personas sobre como funciona el espacio exterior. Videos de basura espacial, mangueras, tornillos, bolsas de herramientas y hasta cobertores de astronautas es lo que los pseudo-investigadores nos quieren vender como naves extraterrestres. 

Las pésimas interpretaciones de fotografías espaciales, como las captadas por la sonda SOHO, creada para estudiar al Sol, son otro ejemplo de lo que la pseudo-ufología es capaz de hacer. Pues nos quieren pintar naves extraterrestres donde no hay nada de eso. Y para colmo se hacen los mártires, cuando ellos son los que están cometiendo los fraudes y propagando la charlatanería. 

La ridícula frase de que “el universo es muy grande para que estemos solos…” se cae por la evidente ausencia de pruebas de vida fuera de nuestro mundo. Y no se diga de las presuntas evidencias de vida extraterrestre en nuestro planeta, que se desmoronan de tanta falsedad, como las falsas momias extraterrestres de Nasca, en Perú, un timo que denigra al tema y es un insulto para los auténticos investigadores de esa región. 

Desgraciadamente los pseudo-ufólogos, pseudo-investigadores, e incluso pseudo-periodistas han denigrado esta temática por décadas, haciendo de esto un remolino de timos y estafas. Pero lo peor del caso no son los charlatanes y estafadores del “fenómeno extraterrestre”, el verdadero problema son los fanáticos seguidores y adoradores de sus mentiras, que no tardan de disparar sus ataques en contra de quien ponga en duda o exponga dichos fraudes. 

¿Qué nivel intelectual puede tener una persona que defiende fraudes y que cree firmemente en La charlatanería? ¿Qué nivel de ignorancia se necesita padecer para creer que un globo arrastrado por el aire es una nave extraterrestre? ¿Qué tan inculta puede ser una persona para creer ciegamente en cuentos de “contactados” y “canalizadores” que exigen se les rinda pleitesía por su “encuentro”? 

Recordemos algo, el grabar un globo, bolsa llevada por el aire, insectos o aves mal enfocados no te hace investigador o ufólogo, solo si te dedicaras a resolver esos casos y desmitificarlos podrías llegar a serlo. El perseguir extraterrestres es como los que persiguen fantasmas, persiguen puros cuentos, pero pareciera que no los quieren alcanzar. 

Los extraterrestres están como los fantasmas, no hay evidencia de su existencia real, diga quien lo diga, no hay tales evidencias de ellos. Todo indicaría que esos extraterrestres que tanto alucinan algunos son solo eso, simples fantasmas que solo habitan en su imaginación. 

Nada es extraterrestre hasta que se demuestre lo contrario. Ahí se las dejo de tarea. 


10 julio 2017

El cuento de la familia natural y la cultura de genero


Hagamos un poco de memoria sobre los conceptos de familia, matrimonio y pareja. Familia es un grupo de personas formado por una pareja y sus hijos (si es que los tienen o no), que están unidos por un proyecto de vida en común. Un matrimonio es la unión de dos personas por medio de formulismos legales o religiosos, que acarrea obligaciones y beneficios para ambos participantes, y que es reconocida en la sociedad o comunidad en la que habitan.

Por otro lado, la pareja es un conjunto de dos individuos, que puede ser de una misma clase o distinta, que conviven juntos en armonía ya sea por deseo mutuo o intereses en conjunto.  Lo que crea y diga un "religioso", es lo de menos, eso es en realidad una familia, el matrimonio y una pareja. Por lo tanto, el concepto de familia, matrimonio y pareja lo determina la sociedad misma, no una creencia "religiosa".

Hoy existen grupos de odio, enmascarados en agrupaciones “a favor de la familia y los niños” que se dedican a promover la xenofobia con ideas falsas sobre como debe ser una familia según sus creencias. El matrimonio en la naturaleza no existe, eso es completamente falso, cualquiera que conozca de biología, y de zoología, lo sabe bien. Las animales no utilizan rituales o legalizan su unión, solo se juntan para poder sobrevivir más fácilmente en su ambiente. Los animales no tienen creencias, su cerebro no da para eso. No importa lo que creas, es la realidad. Los lobos y leones se juntan con cuanta hembra puedan en sus manadas, así lo hacen cientos de otras especies, al igual que existen cientos de especies animales en las que se ha detectado el comportamiento homosexual en sus individuos.

Muchos siguen cayendo en las típicas falacias, que de hecho hacen demasiada redundancia en creencias que no son “verdad” si uno no las cree. Todo mundo sabe a ciencia cierta que la Biblia no es la verdad absoluta, para nada, es el libro más manipulado y mutilado a los antojos de "religiosos" a lo largo de la historia, por lo que, siendo honestos, en ningún sentido representa una fuente confiable de saber o conocimiento. Y lo peor del caso es cuando “comunicadores” o “periodistas” se ponen a apoyar ideas que apoyan abusos e injusticias.

El acto de la reproducción biológica no implica en si mismo al amor, eso es completamente falso, es principalmente solo deseo sexual, la biología no miente. La familia solo se puede formar con amor y sin necesidad de la reproducción sexual, eso es opcional gracias al libre albedrío, no es obligatorio, la antropología y la biología así lo han constatado por siglos, y eso gracias al libre pensamiento que nos dio miles de años de evolución biológica y el razonamiento inquisitivo, no una mítica entidad divina de la cual no se tiene ninguna evidencia.

Los niños pueden crecer sanamente con padres homosexuales, así como también está demostrado que hay muchos niños que sufren demasiado con "padres" y "madres". Recordemos que la familia y el matrimonio no son marca registrada de una creencia o ideología, son conceptos sociales mucho más antiguos y profundos que los mitos religiosos, que como todos los mitos solo son validos si se cree en ellos.

Seamos honestos, los seguidores de un culto no tienen porque inmiscuirse en la vida de quienes no creen en sus dogmas, no tienen ningún derecho. Recuerda que tu libertad de culto termina donde comienza la dignidad y derechos de los demás.

Siempre han existido personas que les gusta la victimización heroica del tipo “máscara de mártir” para pedir la conmiseración de los demás buscando una la compasión de otros, y que ellos les den “la razón” a sus creencias, pero ese tipo de personas son los que causan problemas cuando se ven expuestos ante la cruda realidad de que el mundo no tiene que ser como ellos quieren, mucho menos la sociedad, eso sería una auténtica tiranía.

La infidelidad, violencia y demás problema de las “familias normales” es muy común y esta ampliamente documentado, las familias compuestas por homosexuales, ya sea gay o lesbiana, tienen el derecho de adopción de niños si tienen los recursos socio-económicos para hacerlos, al igual que cualquier otra familia. El negárselo sería injusto. La estabilidad psicológica, e incluso la aplicación de valores y virtudes, no la determina la sexualidad ni mucho menos su ideología religiosa; lo determina la ética de cada persona. Una persona con moral sabe que robar es malo, una persona con ética no roba, una persona con religión no nos garantiza en nada que no robe, así de simple.    

Es muy sencillo pedir tolerancia para lo que les es favorable, pero exigir la condena total para lo que no va con sus creencias, no es honesto, mucho menos cuando los demás sí tienen argumentos sólidos, palpables y tangibles para sustentarlo. La hipocresía o doble moral de los que siguen distintas ideologías basadas en dogmas, que solo son ciertos si se cree en ellos, siempre ha limitado y frenado a la humanidad. El ser humano es el único que puede decidir totalmente su destino e identidad en todos los sentidos, no se le impone; aunque en algunos dogmas sí se impone a la fuerza, pero sería un total error basarnos en una creencia que solo es "verdadera" si se cree en ella. Es como la superstición.

El mundo real es uno, y no tiene que ser como quieran unos cuantos grupos de odio. No es bueno querer amargarse por algo que está totalmente fuera de nuestro alcance o control. Es cierto que en algunos lugares se quiere caer en un neo-oscurantismo ideológico, e incluso pareciera que se quiere imponer una idiocracia, ya que mientras por un lado tenemos científicos detectando ondas gravitacionales, por el otro tenemos políticos queriendo imponer ideas religiosas en la ley o individuos diciendo que la Tierra es plana.

El mundo está viviendo una crisis intelectual, de la cual solo saldrá bien librado si se utiliza la razón y la lógica unidas, pues una no existe sin la otra, y ninguna de las dos favorece a alguna creencia. Ya lo veremos todos y lo constataremos. La religión no es la mala, los malos son los fanáticos de ideas ilógicas e irracionales que desean imponer sus creencias sobre los demás.

https://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal

03 julio 2017

La charlatanería sí es delito



En estos días en donde los medios de comunicación están contaminados de falsos productos milagro y personajes que dicen tener conocimientos o facultades especiales, más allá de lo normal, que les da el poder de enderezar vidas y arreglar todo lo que le pueda ocurrir a las personas, es cuando más necesitamos del pensamiento crítico y analítico para enfrentar de esa triste realidad.

Es muy lamentable ver como en algunos medios de comunicación, incluso medios “informativos” le dan espacio a autonombrados videntes, tarotistas, astrólogos, magos o “maestros”, que dicen haber estudiado las artes ocultas y esotéricas por años, que dicen tener el saber para toda duda, pero solo se dedican a timar a las personas. Muchos de esos personajes compran los espacios, y pagan ese tiempo que se les da al aire, dejando la ética de esos medios en un nivel muy ominoso.

Les ofrecen aceites, perfumes, cuarzos, polvos, sales y todo tipo de amuletos para, según ellos, romper maleficios, alejar las malas vibras o malas influencias de la vida de quien les pague, incluso dicen alejar la presencia de entidades malignas de las casas de las personas. Pero todo esto, por supuesto, después de cobrar una “cooperación voluntaria” bastante considerable. O como unos “pastores” lo hacen, que piden demostrar su fe con dinero a sus feligreses.

Pero lo que no saben algunos, es que eso es delito, se llama fraude, y es penalizado por la ley.  En el Código Penal Federal de México, en su Artículo 387, en la Sección XV, indica claramente que se puede castigar por el delito de fraude “Al que explote las preocupaciones, la superstición o la ignorancia del pueblo, por medio de supuesta evocación de espíritus, adivinaciones o curaciones”.

Sobre este delito, se establece en el Capítulo 3, en el Artículo 386 que “Comete el delito de fraude el que engañando a uno o aprovechándose del error en que éste se halla se hace ilícitamente de alguna cosa o alcanza un lucro indebido”.

Además señala claramente que las penas que debe de pagar el que cometa este ilícito. Quien comete el delito de fraude se le castigará con las siguientes penas:

“I.- Con prisión de 3 días a 6 meses o de 30 a 180 días multa, cuando el valor de lo defraudado no exceda de diez veces el salario;
II.- Con prisión de 6 meses a 3 años y multa de 10 a 100 veces el salario, cuando el valor de lo defraudado excediera de 10, pero no de 500 veces el salario;
III.- Con prisión de tres a doce años y multa hasta de ciento veinte veces el salario, si el valor de lo defraudado fuere mayor de quinientas veces el salario”.

Así que los aficionados de los temas de misterio tienen quien los defienda de los fraudes que se promueven como paranormales o extraterrestres. Tienen el derecho a exigir que se contrasten las pruebas, una “investigación” o un ”estudio” hecho al vapor por “científicos” o “investigadores” hechos al vapor no tiene valor.

Que pseudo-investigadores, e incluso pseudo-periodistas, digan que algo es paranormal o extraterrestre, puede ser cuestionado y se les puede exigir su revisión por la autoridad competente, instituciones académicas de alto nivel científico las hay, solo les falta valor a ellos para reconocer y aceptar que en el campo de la investigación real, la contrastación y revisión de resultados es lo correcto para certificar sus supuestos resultados.


Aquí es donde unos salen con la pregunta de “¿Cómo demostrar que algo es paranormal o extraterrestre?”. Eso es muy sencillo, si eso que se va a analizar no cuadra con los parámetros establecidos por la física, química o biología de nuestro mundo, podría entrar en ese campo. Pero hasta el momento, nada ha sido así.

El vender productos milagro, curaciones o terapias falsas, amuletos, orgonitas y cuanta cosa se les ocurra, alegando que tiene cualidades fuera de lo normal, y de la realidad, puede ser penado también, pues si no demuestran su efectividad con certeza, estarían poniendo en evidencia que es un fraude. Ya hay que poner un alto a estos engaños, si conoces un fraude de este tipo, puedes denunciarlo ante la autoridad policiaca o ministerial de tu localidad. Ellos están obligados a perseguir este delito y castigarlo.

Tu apatía es lo peor que podría ocurrir, pues permitirías que estos fraudes sigan avanzando, y serías como un cómplice indirecto de ellos. Si quieren que estos temas sean tomados en serios, hay que separar lo que es real de la basura. No permitas que el neo-oscurantismo, y su mercado de la ignorancia, se impongan en el mundo. A la basura paranormal y ufológica hay que tirarla y encerrarla lejos, para que nunca vuelva.

https://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal

26 junio 2017

70 años de ovnis sin extraterrestres


El pasado 24 de junio de conmemoró el “Día internacional para la investigación del fenómeno ovni”, una fecha de recuerda el primer avistamiento de ovnis reportado en la historia realizado por el piloto aviador Kenneth Arnold el 24 de junio de 1947. El estadounidense dijo haber visto 9 objetos voladores no identificados en formación cerca de Monte Rainier, en el estado de Washington. Y debido a una mala interpretación o tergiversación “periodística”, surgió el mito de los platillos voladores.

Posteriormente se acuñó de forma más general el termino ovni para señalar a este fenómeno, pero por varias décadas del siglo pasado, hasta los 1990´s, todavía el decir platillo volador u ovni era incorrectamente manejado como equivalente a “nave extraterrestre”. Poco tiempo después del incidente del Monte Rainier, ocurrió el afamado Caso Roswell, en Nuevo México, que vino a traer más auge al tema de los ovnis.

Pero se apagó momentáneamente, hasta que de nuevo en los “contactados” y “abducidos” llegaron ha hacer su negocio con mitos y relatos nuevos de encuentros insólitos con seres de otros mundos que venían a dejar mensajes de amor y paz o a hacer experimentos biológicos con humanos. No faltó el que se inventó su secta religiosa de adoración a los extraterrestres para sacar más dinero del gran negocio que el mito de los extraterrestres estaba dejando en el mercado del misterio.

Cuando el tema ya estaba caducando y los fraudes de fotógrafos eran descubiertos, vinieron los pseudo-investigadores con el timo de los extraterrestres en el pasado, alegando cuanta cosa se les ocurría con tal de alegar que la Tierra ya había sido visitada por alienígenas y dejado sus evidencias aquí. Se les adjudicó desde la creación de pirámides hasta la construcción de aeronaves, pero todo esto fue descartado por la simple contrastación de evidencias y pruebas. Así cayeron esos mitos, que todavía algunos siguen. El mercado de la ignorancia siempre ha sido fructífero.

Lo más novedoso que sacaron fue lo de las momias extraterrestres, osamentas y restos humanos momificados que presentaban deformaciones causadas por prácticas rituales como el alargamiento de cráneo o malformaciones por defectos genéticos. Los pseudo-ufólogos y pseudo-periodistas no dudaron en explotar estos casos con tal de llamar la atención de los más ingenuos e ignorantes en ciencias naturales. Pero afortunadamente, los investigadores reales, de la mano de científicos honestos, lograron refutar y desmitificar esos casos falsos.

La MUFON (Mutual Ufo Network) reportó que en el mes de mayo del presente año tuvieron 624 avistamientos de presuntos ovnis en todo el mundo, destacando los países de Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, India y Portugal por ser los de mayor número de reportes. Pero son solo reportes de avistamientos, no de casos resueltos. ¿En dónde quedó la investigación? ¿En dónde está la estadística actualizada de casos resueltos? Esa estadística de reportes de avistamientos solo es una evidencia de que las personas padecen de una severa ignorancia sobre lo que vuela por los cielos. Y si a eso le agregamos que, hoy en día, se considera que de los reportes el 99% tiene una posible explicación, y ese 1% no tiene indicios de ser extraterrestre.  

Hoy sabemos que en el caso del Monte Rainier, ni el caso de Roswell, hubo alguna nave extraterrestre involucrada, todo fue producto de la mistificación y la desinformación. Hoy en pleno siglo XXI se sigue con un mal manejo de la información relacionada con estos temas por parte de algunos “divulgadores” y “periodistas” que solo rebajaron esto a vil charlatanería, y ahora salen con la novedad de la “exopolítica” que solo es pan con lo mismo, pues para todo hay público, y el neo-oscurantismo ha sido su negocio bastante floreciente en los medios que no tienen una línea editorial basada en la objetividad y la seriedad.

Ese día no hubo nada que celebrar, pero sí mucho que meditar. Se ha dejado avanzar a la charlatanería y sus falsos extraterrestres, falsos contactados y falsos canalizadores. Sin embargo, la creciente corriente de investigación seria y formal (escéptica) cada día gana muchos más espacios en los medios y las instituciones académicas, como debe de ser.

Si queremos que este fenómeno sea abordado con seriedad, hay que comenzar por dejar de idolatrar falsos mitos y dejar de defender a la charlatanería, la mente abierta se pone de manifiesto al rechazar los timos, pues solo las mentes cerradas se aferran a ellos. Tenemos que apegarnos estrictamente a la realidad de las evidencias palpables y tangibles de este fenómeno, que claramente señalas que de extraterrestres no hay nada de momento.    

https://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal

19 junio 2017

La realidad del misterio de Hercolobus



En las crónicas más antiguas de la humanidad se ha mencionado a misteriosos cuerpos celestes que eran observados por los sabios estudiosos del cosmos, que con primitivos conocimientos de astronomía, física y mucha observación, pero sobre todo mucha paciencia, lograron llegar a describir y ubicar su posición en el firmamento. 

Dentro de esos misteriosos objetos astronómicos, se dice que hay uno que podría acarrear grandes tragedias a la Tierra cuando llegue el momento de su proximidad, es el planeta Herclobus. Se supone que es un planeta antiguo, conocido por los antiguos estudiosos, pero la realidad de este mitico planeta es muy distinta a lo que dicen esos “conocedores”. 

A pesar de la gran documentación de planetas existentes en el cosmos, en toda la historia de la humanidad, en ningún registro existe la más mínima referencia al supuesto planeta Hercolobus, y de hecho es apenas en el año de 1956 cuando un brasileño de nombre Hercílio Maes, quien era practicante del espiritismo y la teosofía, lo inventó para “profetizar” grandes calamidades que ocurrirían en nuestro planeta en 1999, cosa que como todos sabemos no ocurrió. 

El mito del planeta Hercolobus, o el Planeta Rojo, se lo fueron pasando copia tras copia los seguidores de la doctrina denominada “gnosticismo”, una ideología que deja mucho que desear sobre sus enseñanzas, que en lugar de promover el acercamiento al conocimiento, procuran alejar a las personas del mismo, sumergiéndolas en la mistificación del esoterismo. 

Algunos quisieron mezclar el mito de Hercolobus con el de Nibiru, diciendo que se trataba del mismo planeta, pero igualmente no existe ninguno de los dos. Veamos las razones reales de que este misterioso planeta no existe. Para empezar se lo inventaron en los años 1950´s supuestamente por medio de “canalizaciones” de un “espíritu guía” o “maestro” llamado Ramatis, que solo ha sido una invención para publicar libros de doctrinas pseudo-místicas.  

Se supone, según los datos dados por ese supuesto espíritu a sus “médiums”, Hercolobus tiene un tamaño 6 veces superior a Júpiter, por lo que su acercamiento a nuestro planeta causaría grandes catástrofes apocalípticas, y esto ocurriría para el año 1999. Y como todos sabemos a ciencia cierta, no pasó nada. 

De hecho, si este planeta estuviera tan cerca como dicen sus promotores, a menos de 10 millones de kilómetros de la Tierra, ya debería ser visible a simple vista sin ninguna ayuda de telescopios o binoculares. Pero la realidad es que no hay tal planeta, ni siquiera la más mínima evidencia de su existencia en nuestra galaxia, mucho menos dentro de nuestro sistema solar. Un planeta gigante e invisible, simplemente no es factible, y mucho menos teniéndolo tan cerca. 

Algunos tergiversaron más el mito de Hercolobus como “el planeta de los muertos” o el “planeta de la muerte”, unos porque supuestamente el alma de los muertos era migrada a ese sitio a la espera del Apocalipsis, y otros porque ese planeta traería una gran muerte a nuestro mundo, pero ambos cuentos resultaron ser falsos. 

Han intentado relacionar a Hercolobus que están a millones de kilómetros fuera de nuestro sistema solar, pero no tienen nada que ver con ese mito, pues ni llegaron en su tiempo, ni se dirigen rumbo a nosotros, mucho menos a la velocidad que ese planeta supuestamente se desplazaba por el universo. 

Los vendedores de miedos y mercaderes de la ignorancia siempre inventarán cosas nuevas para captar más víctimas, o se sacarán de la manga cuentos viejos y obsoletos con tal de atraer y mantener cautivos a sus seguidores, alejándolos del saber y atrapándolos con falsas creencias. 

¿Qué parte de esta demostrado que no existe Hercolobus no quedó clara? No importa lo que creas, no importa lo que digas, no existe, ya dédalo en el pasado y en el olvido, que es donde merece estar.


12 junio 2017

No importan tus creencias


Estamos en un momento decisivo de la historia humana en donde podemos definir el rumbo de la humanidad en este siglo XXI, todavía podemos corregir errores añejos que seguimos arrastrando en estos días. Se dice que quien no conoce y analiza su historia esta condenado a repetir sus errores del pasado, y así lo estamos viendo hoy en día. 

Hay que dejar bien en claro algo que a muchos no les va a gustar, pero es lo que menor importa si les gusta o no, es la realidad palpable y tangible por todos, al menos por todos quienes tengan el valor y la honestidad de reconocerlo. Tus creencias no importan, ninguna. Comenzando por la creencia de “yo estoy en lo correcto y los demás no”, esa es la más tonta de todas. 

No importa lo que creas, las cosas son así, aunque no te guste, no importa. No van a llegar del cielo salvadores interplanetarios, utradimensionales o divinos a arreglarte tus problemas y ponerle fin a todas tus deudas con la sociedad y tu familia. No, no van a llegar, esa es la realidad, tus problemas, deudas y abismos existenciales ahí seguirán mientras tu no hagas nada para solucionarlos, nadie lo hará, porque el problema no es la sociedad, ni los otros, eres tú, está en ti el problema. Soluciónalo poniéndote a trabajar, a estudiar, o hacer ejercicio, pero deja de escuchar ideas patéticas que te llevan a la miseria estacionaria donde esperabas ser rescatado. 

La conmiseración o autocompadecerte de ti mismo no te ayuda en nada, solo te hace más miserable y más perdedor. Levántate y trabaja por tus metas y para dejar un digno legado en este mundo para cuando tú ya no estés aquí. No importa que no te guste como está el mundo hoy, recuérdalo, tú eres parte del problema, tú y tus quejas, tu falta de valor para reconocerlo. No importa que creas lo contrario, no importa. 

No importa que creas que la religión es el problema, esta demostrado que no lo es. ¿Qué parte de esta demostrado no entendiste? El problema son los fanáticos ilógicos e irracionales de cualquier ideología, del cristianismo al ateísmo, en toda ideología hay de un 10% a un 20% de idiotas que quieren imponer sus ideas a la fuerza sin aceptar cuestionamientos. Ellos son el problema, no sus ideologías, es como el socialismo o comunismo lo dibujan como la solución a muchos problemas de la sociedad, pero esta demostrado que su aplicación práctica en la vida real no es tan funcional como creen algunos de sus seguidores. 

No importa que creas en extraterrestres viviendo entre nosotros, o que nos hayan visitado en el pasado, o que creas en el fraude de los círculos de las cosechas, esta demostrado que es un fraude. ¿Qué parte de está demostrado que es un fraude no comprendes? ¿Qué parte de tu cerebro le falta el valor para aceptar de que a pesar de lo inmenso del universo no existe ni una sola evidencia de vida en otra parte? No importa lo que creas, la realidad cruda como es pasa por encima de todas tus creencias y no la puedes negar con solo cerrar los ojos. No puedes. 

Los decretos, las afirmaciones, amuletos, aceites, pulseras de ámbar o las orgonitas no funcionan para arreglar tu vida, ni te sanan, ni te protegen de nada, solo te engaños que adormecen tu mente pero no solucionan nada. Solo son una pérdida de tiempo y de vida en ellos. No importa lo que creas, es la realidad, ten el valor de poner a prueba tus creencias en falsos mitos modernos, promovidos por el neo-oscurantismo que exalta las supersticiones que encadenan la mente, y desprecian el conocimiento de lo real. 

Pero ¿qué es lo real? Es lo palpable, lo tangible, lo que puede ponerse a prueba y que puede ser verificado por todos de forma libre y abierta. No existe esa ciencia oficial o medicina oficial que tanto lloriquean los timadores y promotores de la ignorancia, no existe. Podrá haber mafias industriales que estropean y entorpecen el desarrollo científico, y que por lo mismo alimentan la mistificación, pero la mafia de la charlatanería es tan corrupta como cualquier otra mafia en el mundo, pues su negocio se basa en promover la mentira y la ignorancia. 

No importa que creas en el veganismo, en que los animales sufren para ser alimento; la realidad es que las plantas también son seres vivos que sufren cuando los arrancas de la tierra y los preparas como alimento. No puedes cambiar miles de años de evolución biológica por una moda alimenticia, el ser humano es un depredador, un cazador, la su biología así lo demuestra. Esta demostrado, la evolución biológica del ser humano de simio a hombre es real, no importa lo que creas. 

No importa lo que creas, no importan tus creencias. No me creas a mi, no te pido que me creas, yo te pido que razones, que pienses, que analices las cosas, nunca pediría que me creyeras, jamás te pediría que ataras tu mente a una idea, prefiero que tu mente la simientes en conocimientos certeros, no en creencias. 

No importa en lo que creas, así es, no importa nada tus creencias, y más si en lo que crees son puras mentiras. Sabelo.
 

05 junio 2017

El bulo y la posverdad: un cáncer para la sociedad


Se dice que a los errores de los médicos los entierran al tercer día, y no pasan de ahí. Pero los errores de los comunicadores y los encargados de dar la información pueden durar por décadas afectando a la sociedad. De ahí del peligro de los bulos y de la posverdad en los medios masivos de comunicación, entre ellos el internet. 

Recordemos que no hay nada más peligroso en el mundo que un imbécil con iniciativa. Y si a ese imbécil le das un arma o un altavoz, puede cometer horribles atrocidades, con cualquiera de los dos. Lo peor del caso es que esto ya lo hemos visto, y no se ha hecho casi nada para evitar que vuelva a suceder. 

Hagamos memoria. Los bulos son las noticias falsas difundidas enfocadas a perjudicar a alguien o a algo con datos igualmente falsos, por otro lado esta la posverdad, que son las “verdades a medias” difundidas como si fueran verdades absolutas en los medios de comunicación, y que están encaminadas por intereses particulares (políticos, económicos, religiosos, etc.) para manipular la opinión pública alejándola de los datos duros (información real); en ambos casos son un problema que debe de ser combatido con la certera critica inquisitiva que las refute y las descarte. 

Podemos recordar titulares de “fake news” anunciando falsas curas para varias enfermedades graves, exagerar epidemias, tercera guerra mundial, el fin del mundo, vida extraterretre, apariciones milagrosas y muchas otras cosas que nunca ocurrieron en realidad, pero que pseudo-comunicadores o pseudo-periodistas así decidieron anunciarlo.  

Estamos en un momento en que el populismo político, el neo-oscurantismo y la idiocracia se están reforzando por la falta de pensamiento crítico e inquisitivo en la sociedad. A los jóvenes de hoy no les interesa analizar las cosas y razonarlas, solo aplican la de “si me gusta lo acepto, si no, lo rechazo”, pero no se ponen a pensar si eso que aceptan o rechazan es benéfico o dañino en realidad. 

Un ejemplo es las vacunas, son muy buenas para tratar y prevenir muchas enfermedades, pero existen grupos dedicados a promover falsos datos sobre ellas y evitar que se sigan aplicando campañas de vacunación. Y como resultado de eso es que han resurgido graves enfermedades que ya estaban prácticamente erradicadas en la humanidad, como el sarampión. 

Es muy lamentable que los productores de varios medios de comunicación prefieran darle cuadro una cara bonita que a un cerebro cultivado, y que en internet cualquier muchachito o muchachita le de por opinar y juzgar de todo, siendo un perfecto ignorante e inculto en la materia. Es lamentable como le abren las puertas a esoteristas, “videntes”, astrólogos y a la psicología light que no aporta nada de valor a la sociedad, solo somníferos mentales que les distraen por momento de su cruda realidad. 

Pero mientras las personas sigan prefiriendo a la pereza mental, creer en ideas ilógicas e irracionales, seguir mentiras dulces, apoyar ideas de odio y xenofóbicas, en lugar de afrontar la cruda realidad que les toca vivir y utilizar el pensamiento analítico para encontrar soluciones, la humanidad no va a progresar y se quedará estancada en el pantano de la mediocridad. 

Los mediocres y miserables quieren que los demás cambien y que el mundo cambie para que ellos sean felices, en realidad ellos son los que deben de cambiar si quieren ser felices. Los bulos y la posverdad es utilizada en los medios para promover ideas muy irracionales, que deben de ser combatidas con datos duros y evidencia corroborable, pues una falacia solo se sostiene de sofismas, falsedades que sustentan falsedades, pero si las confrontas y contrastas con la realidad, quedan desechas. Es lo que debemos de hacer, deshacer esas falacias.   

Ahí se los dejo de tarea. 


29 mayo 2017

No es malo el futbol, ni la religión, ni las armas


Hoy en día estamos viendo como un relativismo moral esta contaminando los medios y las redes sociales, en donde si a uno no le gusta algo, entonces es malo, solo por el hecho de que no les guste, aunque la evidencia real señale que no hay nada de malo en ello. Una actitud bastante boba, a propósito por intentar negar la realidad por ignorancia o por caprichos particulares y muy personales.

Vamos a ejemplificar esto. El futbol soccer es el “emperador de los deportes” a nivel mundial, es el único deporte que mueve más masas de personas con tal de ver un encuentro de dos equipos en algún estadio. Ni el béisbol, ni el box, ni la lucha libre o el futbol americano llegan a mover tantas personas con tal de ver un partido. Sin embargo aquí hay un gran pero, las administraciones de los mismos estadios de futbol, que en lugar de ser administrados como nobles recintos deportivos que deberían de exaltar los valores humanos, son administrados como si fueran enormes cantinas, dedicados al vicio.

Y si a eso le agregamos los fanáticos de los equipos de futbol, la cosa se pone mucho peor, pues son los que siempre le buscarán pleito a los seguidores del equipo contrario con tal de desatar su furia contra sus “rivales”. Así como había campañas de “yo amo al futbol”, también surgió la campaña de “yo odio el futbol” por este tipo de conductas antideportivas e irracionales por parte de los fanáticos de los equipos de futbol.

Pero el futbol no es lo malo, de hecho no tiene nada de malo por si mismo, es un deporte sano con todas sus virtudes, lo malo son los fanáticos irracionales que quieren eludir por un momento sus vidas que por algunos problemas, que van de lo emocional hasta lo económico, y gracias a la distracción del futbol buscar olvidar su “miserable existencia” por un momento, como si se tratase de una droga estupefaciente y narcotizante.

Entonces el futbol no es el malo, son los fanáticos los que son los malos, y los mercaderes del futbol que convierten a los estadios en viles cantinas, que en lugar de enaltecer los valores humanos, solo les vender cerveza para embrutecerles un poco más. Como vemos, el fanático tiene a un individuo ajeno que le manipula y encamina, así es esto. El problema no es el futbol, son los fanáticos y quienes los encaminan a serlo.

Ahora veamos a la religión, muchos opinólogos de redes sociales, neófitos en el manejo y análisis de la información al ver atentados como los ocurridos en Manchester, Inglaterra, y los todos los anteriores ataques terroristas realizados por grupos pseudo-religiosos tienen la idea de que “El problema es negar que la religión es el problema”; sin embargo no miran que son grupos radicales fundamentalistas que tienen la falsa idea de que quien no tenga sus mismas ideas religiosas, es un pagano hereje e infiel. Igual que ellos que ven a la religión como si fuera lo malo.

Es aquí cuando vemos “argumentos” completamente erróneos que intentan verse “inteligentes” como los que dicen que “Es frustrante observar estos atentados terroristas, sin que nadie hable de la influencia de la religión en ellos”; pero si lo analizamos de forma lógica y razonable, el problema no es la religión, son los fanáticos de conducta ilógica e irracional, utilizados por oscuros líderes para cometer atrocidades en nombre de ideas corrompidas y manipuladas.

No lo podemos negar, hay varios grupos y sectas religiosas que enseñan a sus fieles que los no son de su círculo son “paganos”, al igual que algunos “ateos” promueven el odio a lo religioso, pero solo es por adoctrinamiento de esos líderes quienes por intereses netamente humanos y terrenales promueven sus ideas manipulando a su antojo doctrinas morales en sus agrupaciones. La moral también es manipulable según las costumbres e ideas de los grupos donde se desarrolla. Ahí la importancia de validar que tan razonable y lógica son ciertas ideas y prácticas. De hecho, hoy en día, muchos fieles religiosos no cumplen ciertas costumbres doctrinales porque las ven obsoletas y ajenas a la realidad, pero no por ello siguen cumpliendo los preceptos básicos de sus religiones. Es ahí donde se aplican la ética por encima de las ideas religiosas. Que unos pocos no lo hagan, no quiere decir que todos lo vayan a hacer.

El problema son los individuos de mente pequeña y nublada que todo lo quieren ver con su mismo lente de fanatismo y odio a lo que es distinto, que no comprenden ni dominan. Ellos son el problema, no la religión en sí. La religión es una entidad sin vida ni voluntad propia, solo son un conjunto de ideas que puede ser utilizada igualmente para promover actos nobles como actos de maldad. Todo depende de quien la utilice y como la utilice. Esta demostrado, la religión no es mala, los malos son los fanáticos. ¿Qué parte de “está demostrado” no está clara? Una Biblia o un Corán no son más que simples libros, todo depende como los uses, al igual que el Manifiesto Comunista y El Capital de Marx y Engels. Pues si nos vamos por números de víctimas mortales, las guerras por políticas “ateas” (comunistas y socialistas) hay causado muchas más muertes que las guerras religiosas.

Es igual que las armas, las armas tienen una función básica, disparar a un objetivo e impactarlo, ya sea para destruirlo o matarlo, pero por si mismas no son malas, no pueden hacer nada, son objetos inanimados, sin vida ni voluntad, al igual que la religión y el futbol. Incluso muchas armas tienen cierta estética que hasta sirven para adornar recintos y salones. Las personas pueden usar las armas para cazar y traer alimento a sus hogares, como actividad deportiva al practicar el tiro a siluetas o para defensa de su vida y casa.

Pero también pueden ser utilizadas para cometer delitos y horrendos crímenes contra personas inocentes, es por ello que no toda persona debe tener acceso a las armas, especialmente aquellas que por su bajo nivel intelectual, falta de ética o pensamiento irracional pueda cometer con ellas actos que puedan dañar a la comunidad. Sobre todo si son fanáticos de alguna cosa. El problema de los psicópatas en Estados Unidos, y de los sociópatas en México, son una prueba del daño que pueden hacer las armas en manos equivocadas.

En pocas palabras el futbol, ni religión, ni las armas son malos, son cosas inertes, sin voluntad ni vida propia, que pueden ser utilizadas tanto para cometer actos buenos como actos malos, todo depende de los individuos quienes las utilicen para sus metas personales, por si mismas son inofensivas, no hacen nada, esta demostrado que es ilógico pensar que son malos, pues una piedra no es mala a menos que tú la utilices para romper algo o golpear a alguien, entonces el malo eres tú.

El futbol, la religión y las armas son como esa piedra. Ahí de los dejo de tarea.  

https://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal

22 mayo 2017

Ufólatras: Veneradores de mentiras


La comunidad ufológica mundial ya no es lo mismo hoy en día que hace un par de décadas, mucho menos como era en el siglo pasado. En el pasado la ufología estaba plagada de fraudes y charlatanería, fotógrafos expertos en efectos visuales se dedicaban a engañar a los aficionados al mito de los extraterrestres. Lamentablemente así se dio el origen de un grupo de fanáticos denominado los ufólatras, los que veneran e idolatran al mito de los ovnis y los alienígenas.

Hoy en día hemos visto como se ha logrado resolver y desmitificar cientos de casos de presuntos de ovnis o avistamientos de extraterrestres, que resultaron ser simples fraudes o fenómenos naturales; de hecho se sabe que prácticamente el 99% de las imágenes de presuntos ovnis tienen una explicación netamente lógica y racional, y de ese 1% que falta no da ninguna señal de ser de origen extraterrestre. Pero para los fanáticos la realidad no importa.

A pesare de esto, hay personas que están totalmente en contra de la investigación seria y objetiva del fenómeno ovni, o de que se estudie de forma científica este fenómeno para darle solución a su misterio. Los ufólatras son fanáticos por el tema ovni y quieren ver alienígenas en todo lo relacionado al fenómeno ovni. Aceptan y defienden a capa y espada toda parafernalia relacionada con el fenómeno ovni que de la idea de la existencia o presencia de seres extraterrestres. En varios casos, los ufólatras se hacen pasar por “estudiosos” o “investigadores” del fenómeno ovni o “fenómeno extraterrestre” como varios le dicen.

Los ufólatras tienden a ser más necios en su forma de actuar, y sobre todo al “debatir”, ya que intentarán censurar por todos los medios posibles a quien cuestione y ponga en duda sus creencias, las cuales intentarán imponerlas sobre los señalamientos de los demás, aunque en la mayoría de los casos, ellos ya saben que lo que defienden es solo falsedades. Será común que “juzguen” de ignorantes o “mentes cerradas” a quienes les solicite justificar sus ideas, siempre buscaran evadir responder los cuestionamientos ajenos.

Es muy común que los mismos ufólatras inventen casos falsos de avistamientos o “contactos” para dar mayor “veracidad” a sus creencias, que por si fuese poco, en muchos casos, les dejan considerables ganancias económicas, pues otros ufólatras seguirán alimentando el falso mito que satisfaga sus abismos existenciales. Estas actitudes en lugar de reforzar lo que dicen, termina denigrando al mismo tema, pues siempre son descubiertos esos engaños. Los ufólatras aprovechan el poder del internet y las redes sociales para promover sus creencias, como si se tratara de un nuevo culto o religión. La ufolatría forma parte del neo-oscurantismo, pues promueve la mistificación y la desinformación con tal de mantener a las personas bajo falsas creencias.

Afortunadamente también existen proyectos de investigación seria y formal de este fenómeno, alejado de la ficción de los extraterrestres, en donde se analiza objetivamente los distintos ángulos de este fenómeno, sin aferrarse al mito de los extraterrestres, con tal de resolver los casos y desmitificarlos. Cada vez hay más grupos de personas e investigadores que miran al fenómeno ovni con mayor seriedad de como se hacía algunas décadas atrás, y aplican el método científico en todos sus análisis, como debe de ser.

Los fanáticos que quieren seguir con el cuento de que los extraterrestres visitaron la Tierra en el pasado y que ya se encuentran entre nosotros, en lugar de ayudar a la ufología, son un gran estorbo que ha impedido el avance en este tema, pues prefieren defender sus falsos mitos de seres venidos de otros mundos que vienen a salvarlos de la soledad cósmica que sufren. Hay que apoyar la investigación, no aferrarnos a ideas del pasado que son solo ficción, pues esas creencias han nublado la mente de muchos. El misterio del fenómeno ovni existe para ser desmitificado, como lo haría cualquier mente libre y abierta, no para ser adorado como lo hacen las mentes encadenadas por ideas supersticiosas. Esos que tanto desean tener contacto con seres extraterrestres muy posiblemente nunca lo lograrán, más que en sus solitarios sueños.  

https://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal