25 enero 2015

La doble moral de las redes sociales


Estos últimos días han ocurrido algunos hechos que me han parecido muy lamentables dentro del campo de la información. El reconocido investigador chileno, y gran promotor de la ciencia, Alexis Rebolledo, ha informado por sus cuentas en las redes sociales que dejará de actualizar sus portales, entre ellos el “Alexius Today” sitio muy respetado por los seguidores de la divulgación científica.

Una de las razones por las cuales lo han orillado a tomar esa triste desición ha sido el acoso de individuos que odian lo que no comprenden, que por lo mismo le temen y buscan destruirlo. En este caso son personas que detestan la promoción de la ciencia, pues muchos de sus postulados o teorías, han refutado algunas de sus creencias superticiosas a las cuales ellos se han aferrado, creen que están en contra de sus creencias religiosas, o porque perjudican su negocio basado en la charlatanería. Incluso cerró su cuenta de Twitter para ya no seguir siendo hostigado por fanáticos que se dedicaban a promover y defender timos y fraudes pseudo-científicos.

Otra lamantable noticia es que la red social Twitter suspendió la cuenta del divulgador y promotor del escepticismo, además de analista escéptico de temas del misterio, el mexicano Edgar Luis Gomez, quien utilizaba la cuenta de @ReptilUnited con la cual comentaba y desmitificaba gran parte de la oleada de mistificación que hay en las redes sociales, incluso llegó a refutar y desenmascarar fraudes ciberterroristas, lo cual causó el enojo de varios promotores de esta desinformación por lo que lo reportaron con los administradores de la red social, originando que su cuenta fuera suspendida, causando un rechazo a la red social por tal hecho.

Esa aparente doble moral que hay en las redes sociales es lo que pone en duda su funcionalidad y la seguridad que puede haber en ellas. ¿De que sirve desmentir un fraude o estafa en estas redes si sus autores pueden reportar por “acoso” a quien los denunció por medio de las redes? ¿En dónde quedó la libertad de expresión y la libertad de información? La libertad de expresión no es para mentir, ni estafar, ni mucho menos para hostigar a las personas que te señalen por haber timado a otros.

Hace falta un comite o consejo de honor y justicia en las redes sociales para que ponga orden en ellas, pues hay mucho estafador y charlatan poniendo en riesgo la salud y la seguridad de las personas. Incluso algunos han sugerido y aplaudido la creación de policías cibernéticas para que pongan orden en el internet, pero los conspiranoicos, apoyados por las mafias de timadores hacen lo posible para que estas acciones de vigilancia de información no se realicen como debe de ser, debido a que saben que si los vigilaran, les encontrarán “mucha cola que pisarles”.

Pero los administradores de las redes solo piensan “No pasa nada, mientras “la sangre no llegue al río”, hay que dejarlos seguir escribiendo”. ¿En realidad quieren esperar a que la sangre llegue al río para actuar en contra de esos que hacen mal uso de las redes sociales? ¿Dónde quedó esa ética de comunicación e información que deberían de tener? También deben de ser responsables por lo que hay en sus redes.

¿Por qué permiten que los promotores del fanatismo, del odio y fraudes puedan silenciar y censurar  quienes se dedican a hablar con honestidad al señalar que es falso y que es real? ¿Por qué permiten que sus redes sigan siendo usadas como armas por esos promotores del veneno neo-oscurantista que promueven el odio, falsos remedios pseudo-médicos, falsos pronósticos de desastres naturales y otras estafas.

Hoy sabemos perfectamente que las falsas conspiraciones y las campañas de desinformación, mistificación, o de promoción al odio, sí cobran vidas de víctimas inocentes, que el promover la ignorancia ha causado muertes, que las palabras pueden causar tanto daño y dolor como un arma, al grado de que pueden incitar a su mal uso para atacar a personas que no tienen nada que ver con los problemas mentales o existenciales de los que publican falsedades en las redes.

La mentira puede matar tantas personas como una bomba, nunca mandes callar a aquellos que solo hablan con la autentica verdad (esa que es sustentable y corroborable), simple y sencillamente, porque es lo correcto.

https://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal

23 enero 2015

Yo creía en esas cosas


Cuando uno es pequeño, se le inculcan muchas cosas, pero otras la va aprendiendo solo por haberlas visto o escuchado en alguna parte, sin necesidad de haber constatado antes si eran ciertas o falsas, solo las creíamos pues considerábamos que así eran las cosas. Inocencia e ingenuidad de la temprana edad. 

Pero con el tiempo uno va creciendo, y en la mayoría de los casos, madurando, y ahí es cuando uno se va dando cuenta de que no todo lo que creía era cierto, o al menos tal como se lo habían contado. Es muy curioso como se da ese cambio de punto de vista en la vida, cuando se deja de creer en ciertas cosas para enterarse de que eran falsas, era una confusión o simplemente no existían. 

Recuerdo que de niño me daba mucho miedo el mito y leyendas de vampiros, esos oscuros seres que vuelan por las noches para chupar la sangre de sus víctimas, pero con los años uno se da cuenta de que no existen, que solo son un mito bien fomentado pues vende muchos boletos del cine y revistas de temas esotéricos.

Uno se da cuenta que los vampiros son un cuento en el que pandillas suburbanas de los denominados “posers” se refugian ante la apatía y soledad de su vida cotidiana.

Pero el cuento de los vampiros se repitió en mi vida varias veces. Les he de confesar que hubo un tiempo en que creía en muchos mitos y misterios de los considerados paranormales o preternaturales, pero que con el tiempo conocí su realidad, y deje de creer en ellos ya que pude saber lo que realmente eran. Creía en los llamados rods, pero un excelente investigador que demostró que solo se trataba de simples insectos mal enfocados con efecto de barrido en la imagen. Incluso llegue a creer en las orbes (orbs) pero otro investigados también me demostró que solo se trataba de simples partículas de polvo o polen reflejando la luz. Y en su momento llegué a creer en el famoso chupacabras, pero un científico demostró con evidencias corroborables que solo se trataba de perros ferales.

Les mencionaré que hubo un tiempo, hace muchos años, en el que, ingenuamente, creía que los ovnis eran naves extraterrestres, así es, creía en los “platillos voladores” y sus tripulantes extraterrestres. Me sorprendía mucho ver los videos y fotografías que salía en la televisión o revistas, pero con el tiempo, me fui dando cuenta de una cruda realidad, la denominada ufología estaba plagada de timadores que solo buscaban lucrar con supuestos testimonios, videos y fotografías, pero nunca resolvían ni un solo caso, por “evidente” que pareciera. Nunca lo lograban, y yo me preguntaba ¿por qué no pueden con algo que aparentaba ser tan claro? Simplemente porque era una vil mentira, solo por eso. Y una estructura hecha a base de mentiras siempre se termina por desmoronar, como se desmoronaron todos esos supuestos casos de extraterrestres.

No lo niego, he sido testigo de varios avistamientos de presuntos ovnis, cosa que comentaré ampliamente en otra ocasión, pero aún así uno se va dando cuenta de que ese tema está sembrado de falsas intrigas que solo sirven para mantener el engaño en la penumbra, para que nadie lo descubra. Incluso llegué a creer en el mito de los crop circles, pero con las evidencias y pruebas que se han dado a conocer, hace varios años, he sabido que los crop circles son solo parte de esa parafernalia que alimenta toda una industria, que ahora incluso la han llamado exopolítica, pero que es el mismo fraude, pero con cara nueva.

De pequeño, como muchos, le tenía miedo a los fantasmas y las brujas, con el paso de los años, y debido a mi trabajo, me encontré en muchos de esos lugares denominados por muchos como encantados o embrujados. Fui testigo de algunos fenómenos aparentemente paranormales (que comentaré después), algunos bastante exóticos, que, no lo puedo negar, sí me dejaron sorprendido, pero no asustado.

Sin embargo, la razón y la lógica me señalaron algo muy claro y evidente, esos movimientos, luces, y sonidos “extraños” eran solo fenómenos físicos, y por lo tanto tienen que tener una explicación científica, pues solo se trató de eso, fenómenos físicos de los cuales yo no tenía explicación en ese momento, pero no significaba que no la tuvieran, y así fue.

Cuando uno se sumerge en este lago que es la investigación de misterios, solo hay un camino si se quiere salir airoso y bien parado de esto, siendo muy honestos, solo hay que dejarse llevar por la lógica y la razón que finalmente te llevan a un simple concepto: el escepticismo, que no es más que el deseo de saber la realidad y conocer las explicaciones de eso que te causa tantas dudas. El escepticismo no es “no creer en nada”, es creer en algo con base en evidencia sustentable, solo eso. Y por eso ya no busco creer en cosas raras, no tengo un abismo existencial que rellenar con embustes, solo busco la realidad y su explicación.  

https://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal

21 enero 2015

Como crear un aparente ovni


¡Hola amigos!

Aquí les muestro un pequeño truco de cámara para crear la ilusión óptica de un aparente ovni, sin necesidad de trucos digitales, algo que usan algunas personas para engañar a los incautos aficionados a estos temas, pero que aquí les explicamos como se realiza para que no caigan en engaños.

Por eso es sabido que eso de "ver para creer" o "el que tenga ojos que vea" ya es más que obsoleto; lo que ahora se necesita es "el que tenga cerebro que piense y analice".  

Recuerden, nada es extraterrestre hasta que se demuestre lo contrario.

https://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal

19 enero 2015

No todo es digno de respeto y de ser tolerado


Por los recientes hechos violentos ocurridos en Francia, y otras partes de Europa y el mundo, en donde se ha cuestionado la libertad de expresión sobre su poder para criticar a las religiones u otras creencias, me parece que solo hay que dejar de lado favoritismos ideológicos.

Como dijo el periodista Osvaldo Robles "La libertad de expresión termina donde comienza el derecho a la dignidad de las víctimas". Hay que saber que el ejercicio del derecho a la libertad de expresión no es para decir gracejadas y barrabasadas, es para servir a los demás.

De otro notable pensador, el escritor colombiano David Osorio, titular del sitio De Avanzada, escribe en uno de sus artículos “Como amante de la Libertad de Expresión, no le reconozco a esta más límites que los hechos -con la excepción de las obras de ficción- y el honor y la honra de las personas. Por tanto no debe ser la libertad de expresión una coartada para calumniar e injuriar a nadie”.

Hay que ser muy concretos, no todo es libertades y derechos, también hay obligaciones y responsabilidades, eso es la vida. El respeto y la tolerancia son las virtudes que deben de promover quienes quieran ser respetados y tolerados. No lo niego, fue un acto criminal y horrendo el atentado terrorista el ocurrido en Paris, pero el insultar a otros no es el modo de señalar sus fallas. Es mejor ponerlos en evidencia, contra la cruda realidad es muy difícil luchar, y más si se muestra esa evidencia.

Los comunicadores, periodistas y demás personas que laboramos en el campo de la información sabemos que no es lo mismo criticar a una persona que a una ideología, o en este caso una religión, no debemos de poner a todos los seguidores de una ideología en un mismo costal. Hay que ver que si un dios necesita que sus feligreses o seguidores lo defiendan, indica muy claramente que no es tan poderoso y/o divino como debería de ser. El fanatismo es un problema bastante real, y no las religiones en si. Las religiones no matan, los fanáticos sí.

De hecho, es perfectamente sabido que los líderes de sectas fanáticas manipulan las escrituras de sus libros sagrados para lograr sus metas e intereses, que son netamente humanos y terrenales, y que en realidad no tienen nada que ver con el mensaje original de sus profetas o dioses.

Comentando una noticia titulada “El papa Francisco, sobre Charlie Hebdo: No se puede insultar la fe de los demás"; en un grupo dentro de las redes sociales dedicado al escepticismo y la refutación de mitos, me tocó charlar con Tito Salgado, un reconocido crítico promotor del escepticismo y el ateísmo, sobre este tema. Y en realidad, sí se puede insultar, pero no es lo correcto, pues un insulto es también una agresión, y a nadie le gusta ser agredido.

Aquí les comparto esta conversación sobre esa noticia: 
“Yo: De hecho, no es correcto insultar a las personas, algunas les podrían romper un par de huesos, en respuesta. Por mencionar un caso.
Tito: El respeto siempre será hacia la persona, pero no a sus ideas, creencias u opiniones.
Yo: Las ideas o creencias pueden ser respetables, siempre y cuando, aporten o inspiren virtudes o buenos valores a las personas, que los hagan funcional a la humanidad, de lo contrario son plenamente defenestrables, al igual que sus promotores.
Tito: Pero las ideas o creencias no son susceptibles de ser respetadas. Las personas sí.
Yo: Pues yo respeto muchas de tus ideas, y sí, las respeto; y a ti también. Antes de respetar a una persona hay que conocer sus ideas para ver si ambas son dignas de respeto, o de ser descartadas. Personalmente, yo no regalo mi respeto a nada ni a nadie. El respeto se gana y hay que seguir mereciéndolo”.

El respeto es una acción voluntaria, pero se debe de merecer para ser digno de ello. La tolerancia es otra de esas acciones voluntarias, que hacen poner a prueba y constatar nuestra calidad humana. Solo las personas e ideas que aporten esos buenos valores y virtudes que la sociedad necesita, merecen ser respetadas y toleradas; las que no lo hagan, merecen ser corregidas o hacerlas a un lado, donde no estorben a la humanidad.

https://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal

10 enero 2015

Todas las religiones tienen el mismo valor



Por un momento pongámonos en el lugar de esa entidad que es llamada dios, que ha permitido la creación de tantas religiones distintas en un mundo de tan distintas culturas e ideologías, de tan distintas razas y de tan distintos idiomas. ¿En serio piensan que él se va a poner a discriminar a unos o a otros por su religión o por la interpretación de la fe en él? Como que eso no sería muy lógico o racional en un ser que es omnisciente, pero si él no lo haría, ¿por qué los humanos, que se supone le obedecen, sí lo hacen?

Hay que saber que las gran mayoría de las religiones no son malas por si mismas, son sus integrantes quienes se encargan de cometer los abusos y crímenes, supuestamente, en honor a ella y a su dios. Hay que dejar a un lado a agrupaciones pseudo-religiosas como los raelianos, la dianética-cienciología y similares, que, siendo objetivos, no tienen nada que ver con el tema religioso y que son, más bien, negocios basados en las creencias, sin ninguna meta o propósito basado en lo divino.

Todas las religiones del mundo tienen el mismo valor, solo son dogmas estructurados para tener un acercamiento a lo divino, pero desde distintos puntos de vista, y en el caso de cada persona, ese encuentro es personal por lo tanto no es igual para todos, por lo que depende de cada uno ese acercamiento, no depende de la religión.

Las religiones son distintos caminos que llevan a la misma meta, en este caso su dios, unos caminos te llevarán por montañas, otros por bosques, otros por ríos o desiertos, hay para todos los gustos, pues todos somos distintos, y en este caso el camino a seguir depende del gusto e intensiones de cada uno. Que tanto avanza cada quien en ese camino, depende de cada uno, no de sus líderes o de la religión misma. Yo como agnóstico, estudio esos caminos para comprenderlos, y puedo ver que todos llevan al mismo lugar, no hay ninguno mejor que otro, solo son distintos, todo depende de que es lo que quiera vivir, cada uno, en ese camino.

¿Creen que esa omnipotente entidad, llamada dios, se enfade porque hagan chistes de él? Sinceramente, pienso que en su omnisciencia debe de comprender que eso es algo tan banal que no vale la pena molestarse por ello, y quizás, hasta algunas también se le hagan graciosas a él, pues si como dicen, “dios es todo amor”, no debe de haber lugar para el odio o el desprecio para aquellos que se burlan de él, debe de ser un ejemplo de tolerancia a seguir.  

La gran mayoría de las religiones enseñan virtudes como la clemencia, la paz, el amor, e incluso la tolerancia, promueven la convivencia sana y en armonía, los caminos de las religiones no chocan, se cruzan en algunos sitios, los que chocan son los individuos que las siguen por querer imponer su voluntad, aunque esta no represente los valores y virtudes que deberían de seguir quienes profesan su fe.

Entonce si tu dios es principalmente paz y amor, por lo tanto tolerancia, entonces ¿por qué hacen todo lo contrario a sus mandamientos? Si Buda, Mahoma, Abrahám y Jesús se reunieran, no pelearían entre si por sus diferencias ideológicas, se unirían en un diálogo inteligente y enriquecedor para todos, ellos nunca le dieron la espalda a los que eran distintos, de hecho abrazaban con cariño a quien era diferente a ellos.

Uno de las más grandes mentiras que hay en el mundo es aquella de autonombrarse “soldado de dios”, un dios no necesita soldados que lo defiendan a él o a su palabra, es ilógico eso, o de lo contrario significaría que sus palabras no tienen ningún valor si no se aplican a la fuerza. Si alguien critica tu religión, puedes estar seguro que eso no le incomoda nada a tu dios, al que sea que adores; pero a quien sí debería de preocuparte y darle vergüenza, y no enfadarse para luego buscar venganza, es a ti, pues a quien critican no es a la religión o al dios en si, es a los “religiosos” que se quieren hacer pasar por sus representantes en la tierra.

Si muchos dicen que tal o cual comportamiento basado en la fe es “erróneo”, ponte a analizar el porque lo dicen, no es por envidia o por incomprensión, ¿no será que tú dios te está mandando un mensaje por medio de tus críticos? Lo más sencillo es cerrarse y decir “ellos no saben la verdad de dios” o cosas similares, pero si ni tú la sabes realmente, no tienes porque ser soberbio y negarte a escucharlos. Tú no eres un Jesús o un Mahoma, por lo tanto realmente no sabes si ellos reaccionarían violentamente a sus críticos, y de hecho, ellos no lo harían.

Así que deja de poner en vergüenza a tu dios, al decir que profesas su fe, y aplícate a portarte bien con los demás, y sobre todo, a ser tolerante, y más si solo eres un simple humano, lleno de defectos que debería de buscar pulirse, en lugar de buscar de ensuciarse de sangre ajena las manos. Ten por seguro que a tu dios no le agradará eso, ¿o tu dios es un dios de criminales?

Y recuerda: Hay que saber esuchar, solo así se puede comprender a los demás.

https://twitter.com/belduque

08 enero 2015

La realidad y mito de los cropcircles



Desde que surgió, hace varias décadas, el fenómeno de los agroramas o círculos de las cosechas, más conocidos por el nombre de cropcircles, miles de personas voltearon sus miradas a los campos de cultivos en las zonas rurales del mundo, alejados de lo cotidiano de las grandes ciudades, para mirar uno de los más bellos e intrigantes misterios surgidos en el siglo XX. Su mito se remonta a siglos atrás, pero la tipificación del presunto fenómeno se dio en la segunda mitad del siglo pasado, e incluso su aparente relación con el fenómeno ovni. 

Son muy famosos los casos que se han dado en Inglaterra, los cuales incluso son esperados, todos los años, por los aficionados al tema de los ovnis y los extraterrestres, ya que aparecen con regularidad en ciertas épocas del año, cuando los cultivos están en su mejor forma, lo que atrae a cientos de turistas de todas partes del mundo, y también a los fanáticos que creen que hay algo preternatural en su formación. 

Para algunos estas “señales” son la más impactante prueba de la presunta presencia extraterrestre en la Tierra; pero según las investigaciones formales de estos casos, toda esta parafernalia nada tiene que ver con seres extraterrestres, aunque a algunos les cuesta aceptarlo pues es parte de sus creencias más aferradas. Sin embargo, gracias a años de indagar profundamente en estos casos, se ha descubierto su origen real, en la mayoría de los casos, especialmente en el que los diseños de los dibujos son complejos y artísticos, las evidencias han señalado claramente a sus autores materiales e intelectuales, grupos organizados de seres humanos. 

Hace tiempo los ingleses Doug Bower y Dave Chorley aceptaron ser los creadores de los primeros círculos de los cultivos que aparecieron en los años 1970´s, y demostraron como las hacían; posteriormente sus técnicas fueron copiadas por otros, y así surgieron auténticos artistas en la elaboración de crop circles que, año tras año, han dado muestras de su gran creatividad para la realización de los dibujos.

Desde hace años varios han denunciado públicamente que solo se trata de un truco muy bien elaborado para atraer la atención de los fanáticos de los extraterrestres, pero la mentalidad cerrada de estas personas no les permite aceptar los hechos que han sido constatados. El investigador Damián Minaya, Director del GIFOE, ya lo denunciaba en el año 2007 en distintos eventos relacionados a estos temas; el propio investigador nos comentó en su momento "Hemos llegado a la conclusión, son hechos por personas, definitivamente son humanos, figuras que se han hecho desde los años 1970´s, han ido evolucionado, las técnicas han evolucionado, los aparatos con los que se hacen, pero definimos que son totalmente hechos por seres humanos", y agregó "En si, realmente los crop circles, para nosotros, son hechos por seres humanos, no tiene otra cosa fuera de este mundo".

Se sabe bien que el mito de los crop circles es todo un negocio para quienes participan en su realización, pues para el campesino o dueño del terreno no representa perdidas, pues los cultivos no se dañan con su realización, y atrae a muchos turistas dispuestos a pagar muy bien con tal de llegar al lugar y entrar a sus terrenos a “investigar” y tomar fotos del sitio.

Pero ¿cómo los hacen? El dibujo se encarga a un diseñador profesional, que usando diseños de culturas antiguas, ficción y mitos modernos hace un collage que da por resultado esos símbolos, que son plasmados en los sembradíos en un par de horas por un grupo bien organizado de personas con conocimientos básicos de diseño e incluso ingeniería civil, para que las proporciones del dibujo sean plasmadas correctamente sobre el campo. ¿Qué es lo que usan? Simples cuerdas y tablas para aplanar las plantas, incluso se puede esperar que el clima esté un poco húmedo, para que sea más sencillo su realización y aplanar más fácilmente las plantas. Del resultado de estos dibujos surge la impresión de revistas, e incluso libros y “documentales” que son comprados por los aficionados a estos mitos, lo que genera grandes ganancias.

Por si fuese poco, el famoso video de unos ovnis luminosos formando unos círculos en un campo, resultó ser tan solo un fraude digital realizado hábilmente por computadora, como una broma por parte de una persona que se dedica a la producción audiovisual. Investigadores serios han llegado a la conclusión de que aproximadamente el 85% de estas figuras tienen una explicación en la mano de obra humana, y el otro 15% en simples efectos de la naturaleza en las plantas.

El caso más reciente de presuntos crop circles fue el que ocurrió en diciembre del 2014, en el kilómetro 23 de la Carretera federal Texcoco-Lechería, en el municipio de Texcoco, en donde unas extrañas formaciones se dibujaron sobre unos plantios, lo que llamó la atención de cientos de curiosos y entusiastas del mito de los ovnis. Surgieron unas supuestas versiones del presunto avistamiento de unas luces extrañas una noche antes de la aparición de las figuras, pero se descartó la supuesta aparición de los ovnis, ya que gracias a la investigación se logró descubrir que solo se trató del fenómeno natural conocido como acame, que es la falta de consistencia y de flexibilidad de los tallos en los cultivos, que es ocacionado tanto por condiciones climáticas como por la presencia de varios hongos.

Si la auténtica ufología tiene por objetivo principal la desmitificación del fenómeno ovni, al menos en este caso, se ha logrado el objetivo, el fenómenos de los circulos de los cultivos no tiene nada que ver con los ovnis, y mucho menos con los extraterrestres. Las evidencias reales y sustentables es lo que señalan, negarlo sería seguir idolatrando una obsoleta mentira. Se dice que una imagen vale más que mil palabras, pero una evidencia real vale más que mil imágenes falsas.

https://twitter.com/belduque

29 diciembre 2014

Ya basta de mitos y timos



En pleno siglo XXI y la humanidad esta arrastrando una de las peores luchas ideológicas que no se había visto en mucho tiempo. Antiguamente solo por medio de la radio, la televisión u otras publicaciones pagadas se podía tener acceso a toda la parafernalia relacionada con pseudo-ciencias y demás corrientes “alternativas” que subsistían por medio de los pagos que sus seguidores les hacían, como quien es fiel a un culto y para mantenerlo les “dona” dinero.

Sin embargo, hoy en día, gracias al internet y las redes sociales las personas tienen acceso a un sinnúmero de portales de noticias, de difusión cultural y científica, que aportan mucho para poder tener una mejor sociedad más y mejor informada. Pero también existen los mercaderes de la mentira, que incluso cobran y poden donaciones para seguir propagando sus falacias y sofismas de falsas conspiraciones que mundos “ocultos” y verdades a medias que solo una mente muy nublada y sometida podría creer factibles.

Esta carrera por deshumanizar a las personas por medio de las redes sociales ha sido parte de esa corriente neo-oscurantista que se ha expandido gracias a las “libertades” que da el internet. Y si digo que buscan deshumanizar, es debido a que sus impulsores hacen todo lo posible por censurar a todo aquel que pone en duda sus aseveraciones descabelladas y cuestiona la veracidad de sus supuestas revelaciones. Recordemos que la cualidad más básica del ser humano es ser analítico e inquisitivo, por lo que impedir que se dude y se cuestione algo es totalmente deshumanizante. 

Desde videos de supuestos secretos extraterrestres hasta falsos milagros espirituales se puede encontrar en ese movimiento que busca que el ser humano deje de buscar el conocimiento y el saber y opte por solo creer y seguir vacías ideas que sirvan como analgésicos o estupefacientes del alma. Si por ahí se dijo “La verdad os hará libres”, ¿por qué se idolatra tanto a las mentiras y a sus promotores?

Falsos mártires y falsos profetas de las redes sociales exigen ser seguidos y que sean creidas sus palabras sin el más mínimo cuestionamiento, y condenan a quienes no obedezcan sus “iluminadas” palabras. Así comenzaron muchas de esas peligrosas sectas que se dedican a cazar a personas deprimidas y melancólicas que buscan que venga alguien a arreglarles su vida, pero lo que no saben es que se ponen las cadenas más pesadas y duras de romper, las cadenas de la ignorancia voluntaria, no deseas saber la cruda realidad, solo creer una dulce mentira.

Cada quien es libre de creer en lo que quiera, hasta en mentiras, pero si se le señala la realidad, los hechos reales y verificables, pero esa persona prefiere seguir en la mentira, ella misma ha elegido su propia condenación a una vida de yugo servil e inhumano, tirando a la basura su propia dignidad humana.

En el mundo del misterio hay varios tipos de personas, los que dicen o creen tener alguna facultad, habilidad o conocimiento especial y que por ello se creen “especiales”; los que creen que son incomprendidos por el mundo por sus “cualidades especiales”; y los que creen que no pueden ser desenmascarados. Y también estamos los que no nos interesa creer en nada, ni en nadie, solo nos interesa constatar que los hechos sean reales para así salir de toda duda.

Hay muchos “misterios” que ya han sido desmitificados, muchos mitos que ya han sido resueltos por la ciencia, pero si la gente sigue defendiendo ideas erróneas y falsables, es como si ellas mismas quisieran volver a vivir en las cavernas temiéndole a la noche, adorando al Sol y al fuego como si de algún tipo de magia se tratara.

El ser humano no necesita creer en algo para sobrevivir en el mundo, necesita conocer lo real, lo palpable, lo tangible, para poder vivir en un mundo de hechos reales. ¿Para que perder el tiempo creyendo cosas en un mundo de hechos reales? La realidad es cruda, pero es bella. Que tengas una desmitificante noche.

https://twitter.com/belduque

08 diciembre 2014

¿Por qué ya no ha avanzado la ufología?



Estamos hablando de un tema bastante interesante para muchos, y ya obsoleto para otros, pues a pesar de que este estudio tiene varias décadas, muchos de sus participantes siguen estancados en los mismos mitos que se creían a finales del siglo pasado, los cuales ya han sido resueltos por investigadores serios y formales.

La ufología está en crisis, no hay otra forma de decirlo, incluso para muchos está a punto de la extinción, pues por un lado la charlatanería ha querido impedir su avance que ha sido paralelo al avance de los desarrollos científicos y tecnológicos, pero ellos han querido seguir idolatrando los mismos casos antiguos que no tienen nada que aportar a la moderna investigación ufológica.

Unos cuantos siguen refiriéndose al caso de Kenneth Arnold que en 1947 vio a unos modernos aviones experimentales, los cuales no reconoció, y con apoyo del pseudo-periodismo, ahí surgió el mito de los “platillos voladores”. Posteriormente surgió el connotado Caso Roswell, en el cual se decía que se trataba del estrellamiento de una supuesta nave extraterrestre, de la cual se recuperaron varios cuerpos de sus tripulantes, pero hoy en día se sabe a ciencia cierta que solo se trató de un globo sonda de vigilancia del programa Programa Mogul, en especial a su unidad denominada “Vuelo N°4”. Ambos casos ya han sido más que desmitificados, pero pseudo-ufólogos siguen idolatrándolos.

También están los testimonios de Billy Meier quien acumuló una gran cantidad de fotografías y videos de supuestos avistamientos de presuntos ovnis y extraterrestres, pero su caso fue desmitificado por expertos en producción audiovisual y periodistas de su propio país, quienes demostraron como realizó sus trucos. Hay múltiples casos de presuntos contactados o canalizadores de mensajes de seres extraterrestres, pero en lugar de aportar algo, le restan toda credivilidad y seriedad a este estudio, pues buscan mistificar, e incluso divinizar a los supuestos entes de otros planetas.

Hay otras personas que siguen gritando a los cuatro vientos que los cropcircles, agroramas o circulos de las cosechas son obras creadas por civilizaciones de otros planetas, pero se ha demostrado y constatado que estas bellas obras artísticas, incluso las que utilizan la denominada “geometría sagrada”, son solo el trabajo de personas bien organizadas, que incluso lo hacen bajo ordenes y pago de autonombrados “ufólogos”, algo que los dueños de los terrenos permiten por las ganancias que a ellos también les generan los visitantes pues no se dañan sus cosechas con esos dibujos; pero todo esto es para seguir venerando uno de los mitos más desmentidos y refutados de la ufología, pero sus fanáticos o fuerzas de choque, siguen tratando de intimidar a quienes informan de la realidad de este tema, que son simples obras de seres humanos.

La ufolatría sigue siendo la bandera de batalla de los adictos o fanáticos al tema de los extraterrestres, pues ellos siguen tomando sus actitudes violentas y de acoso en contra de toda persona que se dedique de forma objetiva y formal a la auténtica ufología, que es la que busca la desmitificación de los ovnis, que no son más que un problema de falta de información sobre un objeto físico captado por un testigo, el cual no tiene los recursos para identificar lo que vio. ¿Y los extraterrestres? Bueno, eso ya es tarea de los astrobiólogos, ya que en ufología no hay ninguna evidencia o prueba que señale que algún ovni sea de ese origen.

Incluso el obsoleto proyecto del Libro Azul es muy socorrido por pseudo-ufólogos, algo que no tiene ningún caso hoy en día, más allá de ser una referencia histórica de ser un intento de estudio formal del tema, pero que con los avances actuales sabemos que solo un 1% de los presuntos casos de ovnis no están dentro de los que se puede explicar de forma científica, pero ninguno, de ese 1%, da el más mínimo indicio de ser de otro mundo.

Muchas personas con problemas existenciales se refugian en estos temas para intentar sanear sus problemas personales, incluso se autonombran investigadores con tal de sentirse alguien importante en el mundo. Pero si se les reclama por resultados, como todo investigador real debe darlos, estallan en cólera y rabia en contra de quien puso en duda sus creencias. Y lo peor del caso, es que ni siquiera saben que es una evidencia o como se aplica el método científico.

La ufología ya no avanza porque sigue existiendo gente que busca esperanza o salvación en los ovnis, cuando lo que se debe de buscar es respuestas concretas y palpables. Los ovnis y toda su parafernalia no necesitan ser creída por alguien, es absurdo eso, necesita ser verificada y puesta a prueba, eso es lo que se necesita.

02 diciembre 2014

Charla con un investigador de ovnis de gran experiencia

Hace tiempo tuve la oportunidad de dialogar con un “gran investigador del fenómeno ovni” de gran experiencia, quien, al parecer no le gustó que un “simple reportero” le cuestionara sobre su trabajo y pusiera en duda su “gran experiencia, omitiré el nobre del sujeto para evitar suspicacias, aquí les reproduzco ese diálogo:

Él llega y me dice "Hola! Yo soy investigador del fenómeno ovni, he investigado muchos casos".
Y yo dije "¿En serio eres "investigador"? Entonces dime ¿cuántos casos has resuelto?"
Y él se quedó en un profundo y prolongado silencio, para luego responder “¿Cómo que cuántos casos he resuelto? ¿A qué te refieres con esa pregunta?”.
“A eso, a cuantos casos ha resuelto en su camino como investigador”, le dije.
Y de forma golpeada me respondió “¿Y tú quién eres para preguntarme a mi cuántos casos he resuelto? ¿Quién te crees? Yo tengo 30 años de experiencia en el campo de la ufología, he dado muchas conferencias y he viajado mucho, como para que tú me vengas a preguntar eso”
“Yo no me creo nada, soy un reportero que cubre la fuente, en este caso los temas de misterio, por lo tanto es mi obligación preguntarle ¿cuántos casos ha resuelto, ya que se dice ser investigador, ¿o me está queriendo engañar?”, le respondí.
Con aires de ofendido me contesta “Solo eres un simple reportero, no eres nadie para preguntarme eso y dudar de mi trayectoria”.
“Por lo mismo que soy reportero es mi deber preguntarle sobre la veracidad de su supuesta trayectoria, y su actitud me hace dudar mucho de ella, ¿esconde algo?” insistí en mi cuestionamiento.
Me dijo con ganas de cambiar de tema “Tengo cientos o miles de fotografías y videos, esas evidencias no la podrías negar, ni poner en duda, eso respalda mi trabajo”.
“De hecho, si me las permite, puedo demostrarle que muchas de ellas no son ovnis en ningún sentido, a menos que quiera cerrar mi mente a las explicaciones lógicas y racionales que dan solución a sus supuestos casos; sigue sin responderme ¿cuántos ha resuelto?” insistí en mi pregunta.  
Más ofuscado me responde “¿Quieres que te pase de mi material? Estás loco si crees eso, consigue el tuyo tú mismo”.
“Yo tengo mis propios casos, por llamarles de alguna forma, yo doy noticias pero conozco del oficio, y sin autonombrarme investigador he resuelto la mayoría de ellos, digamos que el 85%; ¿qué porcentaje de sus casos ha resuelto? Y como investigador que se dice ser ¿permitiría que otros revisaran sus resultados? Yo sí le presto los míos para que pueda verificarlos y comparar notas”, le dije sin titubear.
Sorprendido me dijo “Bueno, yo no he resuelto tantos, verás, el fenómeno extraterrestre es muy difícil tratarlo y sus pocas evidencias no convencen a muchos”.
“Usted ya me está diciendo que son extraterrestres, pero no tiene evidencias corroborables de ello, entonces ¿está especulando o mintiendo?” le respondí.
Ya algo falto de ganas y molesto me dice “¿Y cómo es que llegamos a esto?.
“Usted se me acercó a mi porque quería que yo lo entrevistara, ya que usted quería salir en el noticiero, pero sabe, a mi no me gusta perder el tiempo ni que me quieran engañar, adiós”. Me di la media vuelta y me fui a otro lado. 

https://twitter.com/belduque

21 noviembre 2014

La realidad de los niños índigo y cristal


Desde hace unas cuántas décadas se ha corrido el rumor de que en la humanidad han surgido un nuevo grupo de personas con facultades especiales que los hacen muy distintos a los demás, o más bien, según sus promotores, habilidades que los hacen superiores a los demás; me refiero a los denominados niños índigo o cristal, que hoy en día también ha generado lo que es llamado los adultos índigo o cristal respectivamente. ¿Pero qué tanto es realidad y que tanto es mito sobre este tema? 

Es muy lamentable ver como algunos padres y madres de familia mal informados se han dejado influir por las corrientes neo-oscurantistas que abundan en el internet y las redes sociales, que incluso algunos medios de comunicación han difundido sin la más mínima ética al respecto de su contenido. Según los promotores de esta idea, los niños índigo tienen una nueva serie de atributos psicológicos con un inusual patrón de comportamiento. Incluso aseguran que pueden desarrollar percepción extrasensorial y una alta sensibilidad corporal (llamada hiperestesia). Ellos dicen que tienen un gran ingenio y mucha creatividad, pero curiosamente, casi todos los niños normales, sanos, comunes y corrientes, son así.

El mito fue inventado por la supuesta “parapsicóloga” Nancy Ann Tappe, quien afirmaba que “podía ver las auras" de las personas. Se dice que los niños índigo poseen una "cualidad especial" en su glándula pineal, lo que les permite interactuar con el medio ambiente de una forma más certera que las personas comunes, sin dejarse llevar por las emociones, pero de esto no hay ninguna evidencia sustentable o corroborable, es más, todo indicaría que es lo contrario a lo que ellos aseguran. Como dato curioso, la glándula pineal siempre es dibujada por los esoteristas en la frente de las personas, como si fuese el “tercer ojo” cuando en realidad está a la altura de los oídos. Incluso con las ya desmitificadas cáramas Kirlian de las cuales ya se demostró que no fotografían el aura, sino que solo refleja el denominado efecto corona que se produce en objetos conductores de alta tensión y se manifiesta en forma de halo luminoso a su alrededor. 

Los creyentes y promotores (que no siempre son creyentes) del mito de los índigo dicen que en ocasiones pueden parecer crueles con otros niños por su superioridad, pero en realidad, los niños comunes también se comportan de esta manera muy frecuentemente. Los creyentes de los niños índigo afirman que pueden ser confundidos con niños que padezcan síndrome del déficit de la atención e hiperactividad (SDAH), pero las evidencias confirman todo lo contrario, que solo son niños con problemas de atención e hiperactividad. 

Según sus promotores, que generalmente son muy intransigentes y negados al diálogo racional, los niños índigo son “rompedores de sistemas” pues su conducta puede ser considerada algo desordenada y muy distraídos, pues sólo se enfocan en cosas que sean de interés para ellos, pero siendo honestos y objetivos, es lo normal en cualquier niño normal. Dicen que estos niños se sienten lideres con gran autoridad y que las expectativas de los índigo son muy distintas a las de los niños comunes, pero revisando estudios que hay sobre conducta infantil, todos los niños tienen expectativas distintas según la edad, el ambiente socio-económico en que viven y del desarrollo educativo y de valores que tengan.

Los adultos y niños “índigo” son mistificados como si fuesen "salvadores del mundo", que vienen a cambiar los sistemas del mundo, que vienen a imponer un "nuevo orden", pero la realidad señala que los “índigo”, en realidad, no son más que simples niños o adultos como cualquiera, pero si ellos o sus padres no son bien orientados por especialistas honestos y profesionales, podrían terminar de maneras muy lamentables. Promotores del movimiento índigo afirman que Albert Einstein, Jesús y otros íconos culturales fueron niños índigo o cristal, para ganarse seguidores con este falso mito, de lo cual, obviamente, no hay ninguna prueba real.

Ellos argumentan que existen unos estudios en la UCLA (Universidad de California, Los Angeles) en donde “se demuestra la existencia real de los niños índigo”, pero lo cierto es que tales estudios no dicen nada sobre ellos, ni siquiera trata sobre los niños índigo. El escrito está titulado “Clearance of HIV Infection in a Perinatally Infected Infant” en donde la Doctora Yvonne J. Bryson, y sus colaboradores, estudiaron el caso de un niño normal que fue infectado con el virus del HIV mientras estaba en gestación, en donde encontraron que, a los cinco años de nacido, no se detectaron rastros del virus usando las técnicas médicas adecuadas. No existe un solo estudio científico sobre niños índigo en los archivos de esa universidad, cualquiera puede verificarlo simplemente visitando el sitio de esta universidad y sus archivos médicos y científicos referentes, verán que lo que dicen sus promotores y creyentes es una falacia.

Lo que sí hay es estudios de niños con conductas idénticas a las descritas de los índigo, y se ha comprobado que solo son niños comunes y corrientes que padecen algún tipo de deficiencia conductual o problema emocional. Otra falacia que han argumentado es que ellos pueden activar, a voluntad, su ADN, algo que en la vida real no es posible, pues el ácido desoxirribonucleico es un compuesto químico que tenemos en todo el cuerpo y no puede activarse o desactivarse a voluntad.

De los "niños cristal", sus promotores también dicen muchas falacias, entre ellas que este tipo de niños es llamado así, supuestamente, por su "alta vibración", algo que nunca han podido demostrar. Aseguran que su "aura" es de color violeta, e incluso blanca o transparente, y que es por su "pureza espiritual". Los divulgadores del mito de los niños cristal dicen que las cualidades de los niños cristal "nacen del corazón", de las emociones, y que aparentemente por eso tienen un especial cuidado por los sentimientos propios, y en especial por los ajenos.

Siendo realistas, esto es normal en cualquier niño bien educado por sus padres y maestros de escuela, no es nada de otro mundo. Los creyentes en los niños cristal, afirman que estos niños tienen muchas cualidades, entre ellas se dice que son tranquilos, pacificadores, espirituales, de sensibilidad artística y hasta de gran sensibilidad emocional, ya que “buscan el equilibrio en todo”, y que son algo solitarios; pero siendo honestos, no tiene nada de anormal dentro de la conducta de un niño bien portado común y corriente, como tantos que hay en el mundo. Algunos han llegado a aseguran que pueden llegar a desarrollar psicoquinesis, pero sin ninguna prueba que sustente sus dichos.

En cierta manera, los míticos niños cristal serían lo contrario a los niños índigo. Mientras los niños índigo son de conducta rebelde, hiperactivos, distraídos e insubordinados, los igualmente míticos niños cristal son bien portados, educados, obedientes y sensibles con los demás. Quieren justificar con falacias y sofismas conductas que son completamente normales en los niños normales, que no tienen nada de paranormal. Los supuestos test o cuestionarios para saber si los niños son índigo o cristal son igualmente fraudulentos y no tienen la más mínima fiabilidad, simplemente porque no tienen ningún sustento verificable o corroborable a ciencia cierta.

Así como en factor índigo está muy relacionado con el síndrome del déficit de la atención, el factor cristal está muy ligado a los trastornos de tipo autista, como el síndrome de Asperger, que igual que cualquier otro padecimiento de origen neurobiológico o psiquiátrico, puede ser tratado. Los padres de familia deben de buscar ayuda profesional médica si detectan alguna conducta anormal en sus hijos, pero no deben dejarse llevar por su ignorancia, su temor, o los mitos y creencias falsas sobre estos temas, por el hecho de no poder aceptar que sus niños tengan algún padecimiento mental.

Con temor o ignorancia no podrán ayudarlos, necesitan actuar, enfrentar el problema y buscar una solución. Pero tienen que hacerlo ya. Los niños merecen ser bien tratados y atendidos por sus padres, aunque estos no siempre saben como hacerlo, y en su desesperación creen cosas que no son reales con tal de justificar o remediar situaciones que se enfrentan en sus hogares. Los niños no necesitan que les inventen cualidades o facultades preternaturales para que sean especiales.

https://twitter.com/belduque