09 enero 2021

Sí se puede cancelar las redes de un presidente



A varios les ha causado algo de escozor el hecho de que al, todavía, presidente estadounidense Donald Trump le fueron silenciadas o bloqueadas sus cuentas de redes sociales, lo que para algunos fue un “atentado” a su libertad de expresión al “censurarlo”. Pero en realidad, esto no es así. 

Para empezar, las redes sociales son empresas privadas y libres, no tienen porque cumplir caprichos de nadie, mucho menos tienen porque ser cómplices en la promoción y distribución de noticias falsas e ideas de odio. Las redes sociales tienen reglamentos internos que si alguno de sus usuarios no cumplen, pueden ser baneadas sus cuentas. 

Y si a eso vamos, la libertad de expresión es para informar y servir a los demás, no es para difundir falsedades o para promover ideologías de odio, mucho menos para promover la xenofobia o el fanatismo. La libertad de expresión termina donde comienzan las libertades, derechos y la dignidad de los demás. 

Los presidentes, senadores, diputados, gobernadores y demás funcionarios públicos son sólo eso, simples servidores públicos, no son los dueños de las redes sociales, mucho menos los dueños de las empresas e industria de un país o un estado. Son simples usuarios de las redes sociales, que si hacen mal uso de ellas, al no respetar sus reglas, también pueden ser restringidas sus cuentas en estas redes, como cualquier otro usuario. 

Por ser elementos del gobierno pueden tener acceso a muchos otros medios de comunicación, como el periódico, la radio o la televisión, además de sus portales web oficiales o personales de cada uno de ellos. El cancelar sus cuentas de redes sociales no es censurarlos, es no ser cómplices de sus actos viles. 

Los políticos y demás funcionarios pueden llamar a ruedas de prensa para hacer declaraciones, pero también es libertad de los mismos periodistas no asistir a ellas, pues no tienen porque ser simple pedestal de micrófono para estos individuos cuando sólo quieren denostar contra quien les cuestiona o desmienten sus afirmaciones. 

Los periodistas están obligados a publicar lo que se tiene que saber, no a publicar lo que a unos se les antoje decir o lo que algunos crean. Eso lo hacen los escritores a sueldo y muchos pseudo-periodistas dedicados a venerar, defender y adular a políticos corruptos e incompetentes. 

Los periodistas no adulan, los periodistas cuestionan para informar, esa es su función. Las redes sociales lo tienen muy claro también, por eso no se prestan a los juegos sucios de muchos promotores del odio, aunque también todavía fallan mucho en ese aspecto, pues aún hay mucho charlatán y timador en las redes sociales intoxicándolas con mistificación. 

Pero esto es el primer paso para defender a los que sí merecen ser defendidos, los que son atacados por el odio y las mentiras, pero eso cancelar sus cuentas es lo correcto, les guste o no les guste.      

07 enero 2021

No importa quien lo diga



Hoy en día está muy de moda decir que “un profesor de Harvard dijo que…”, o “un astronauta afirma que…”, y también “un científico dijo que…”, y ya por eso muchos caen en engaños y fraudes de todo tipo, dejando entrever una enorme ignorancia en muchos temas de conocimiento general. 

Tenemos que tener muy claro en nuestra mente que no importa quien diga las cosas, lo único realmente importante es que pueda demostrar que lo que estás diciendo sea real, de lo contrario se estaría cayendo en una falacia ad verecundiam, o falacia de autoridad. Este recurso es muy utilizado por los timadores para engañar a gente inculta e inocentes desprevenidos. 

Es muy típico ver en algunos pseudo-portales de “noticias” encabezados de notas que dicen “Profesor de Harvard asegura que los extraterrestres existen” o “Un astronauta asegura que los extraterrestres ya están en la Tierra”, pero a eso se le llama amarillismo desinformativo, pues sólo quieren llamar la atención con algo que realmente no es importante ni merece la atención del público. 

Lo realmente importantes es que alguno pudiera demostrar que sí hay vida extraterrestre en algún lugar del universo, y eso, en esta época, no se podría ocultar por ningún medio, pues la libertad de información nos permite a todos cuestionar, poner en duda, y sobre todo, verificar lo que todos hagan público. 

En un mundo en donde todos tienen acceso a plataformas de medios de comunicación electrónicos, la verificación de datos e información es la ley por encima de todo. No importa que un político diga algo, se le puede cuestionar y exigir una verificación de lo que haya dicho. 

En la Edad Media y en tiempos del Oscurantismo varios cultos religiosos censuraron el conocimiento científico, hoy la ciencia ha expuesto muchos fraudes y engaños que los religiosos alegaban. De hecho, si uno dice “dios existe”, está obligado a demostrarlo de manera verificable, de lo contrario se podría deducir lo contrario, ¿o no? De hecho existe en España una campaña de mistificación que alega que la afirmación de “dios no existe” es un bulo, cuando su ausencia, e inexistencia, ya ha sido constatada.    

De igual manera, quien dijera en algún medio que “los extraterrestres existen”, esta moralmente obligado a demostrarlo, de lo contrario echaría por tierra su honor y dignidad, en otras palabras lo expondría como un vil hablador que no tiene palabra de honor. Así de sencillo. 

Algunos dicen que hay que abrir la mente, pero nunca la quieren abrir cuando se pone en riesgo sus creencias, siendo que las creencias son las peores cadenas que han impedido a la humanidad su desarrollo. El avance del ser humano siempre ha sido truncado por creencias basadas en cosas que alguien “con autoridad” dijo, aunque no se haya demostrado que lo que dijo sea real. 

Ahí te lo dejo de tarea.

http://twitter.com/belduque

https://www.facebook.com/BelduqueOriginal/


04 enero 2021

Estamos solos en el universo



El pasado año 2020 nos trajo muchos problemas y dolores de cabeza a todas las familias del mundo, a muchos les llegó con enfermedad, a otros con pobreza, a otros con muerte, pero a todos de alguna u otra manera el año pasado les ha dejado una huella en su vida, que marcará un antes y un después de tan nefasto año. 

Pero este año nos vino a aclarar una gran incógnita que teníamos desde hace mucho tiempo, respondió la duda de “¿Estamos solos en el universo?”; y la respuesta, de momento, sigue siendo la misma, sí estamos solos en este universo multidimensional. 

Los charlatanes hablaron de que en este año entraríamos a la 5ª dimensión, pero esos ignorantes no saben que no se puede entrar en una dimensión o salir sólo porque si, se está o no está, así de simple. Pero ¿qué podemos esperar de gente que quiere confundir la mecánica cuántica con su pseudo “física cuántica” espiritual? Ni siquiera saben realmente que son los fractales o los “quantum”.

La realidad de esta condición de que vivimos todos es resultado de más de 40 años de búsqueda de vida extraterrestre, en donde, a pesar de algunas recientes señales que han llegado del espacio exterior, nada indica que sean algo más que señales emitidas por estrellas pulsares. 

Tenemos que descartar toda esa parafernalia y charlatanería ufólatra que venera en sobremanera al fenómeno ovni y al mito de los extraterrestres. Millones de fotografías y videos sólo ponen en evidencia que la gente sigue siendo muy ignorante y muy inculta, al querer confundir (a la fuerza) imágenes borrosas, o mal enfocadas, con naves extraterrestres. 

Se estudia al universo para poder comprender mejor como se formó la vida en nuestro planeta, y comprender mejor los mecanismos que hacen funcionar al cosmos. La única forma de salir de la ignorancia es buscar más allá de nuestras aparentes limitantes. 

Y sobre si en el plano espiritual estamos solos, pues la realidad es que sí, también estamos solos en el universo por ese lado. La religión, las creencias espirituales y la fe son solamente el resultado geográfico-social de nuestro lugar de nacimiento. No han nada divino o místico en ello. La evidencia señala que si un niño nace en un país mayormente cristiano, será inculcado con esas creencias, y si nace en un país mayoritariamente de otra religión, se le inculcará el dogma dominante en esa región o en su familia.

Pero la fe o la creencia en su ser divino no sirve o ayuda de mucho tampoco, pues como la pandemia nos ha enseñado, una creencia o dogma espiritual no te protege de nada que sí sea real, como un virus o una bacteria. Esta pandemia se ha llevado a miles de religiosos de todos los cultos, sin importar su fe o doctrina, ninguna versión de algún dios pudo con un simple y pequeño virus. 

Y ante esto, al evidenciar la ausencia de una presencia divina en el mundo, se constató la inexistencia de eso que creen divino. La verdad nos hará libres, y esta es la realidad que todos hemos constatado. 

Quienes temen a la soledad cósmica son quienes necesitan creer en ángeles, dioses y extraterrestres, para no sentirse solos en este mundo. Quienes no temen a esa condición, no necesitan creer en nada de eso, pues sólo una persona integra se basta a si misma para sentirse pleno en su existencia. Quien tiene vacíos existenciales siempre necesitará panaceas. 

http://twitter.com/belduque

https://www.facebook.com/BelduqueOriginal/

08 diciembre 2020

Es falso: No se confirmó la existencia de extraterrestres



En varios portales “informativos” esta cundiendo una supuesta noticia de que, supuestamente, se ha confirmado la existencia de seres extraterrestres en nuestro planeta, algo que sería totalmente extraordinario y sin precedentes. 

Pero esta “noticia” no es real, es un ejercicio del llamado pseudo-periodismo mediático, que lo único que busca es generar expectación, pero no informar. Algo totalmente deplorable. De hecho cae en falacias y sofismas, recurriendo a varios falsos mitos de la ufolatría de antaño. 

Para comenzar, la nota se centra diciendo que quien lo afirma es Haim Eshed, un ex-general israelita retirado y antiguo jefe del Programa de Seguridad Espacial de Israel, y la nota no pasa de sus afirmaciones extravagantes, no da ninguna evidencia o pruebas de eso. Y siendo objetivos, esa nota no daba para más, es sólo un testimonio de alguien más que busca fama con el mito de los alienígenas. 

Lo malo es que varios le han seguido la corriente. ¿Por qué? Por qué ha recurrido a la “vieja confiable”, ha utilizado el cuento de la “Federación Galáctica” para causar mayor expectación. Recordemos que esa mítica e inexistente organización alienígena fue una invención de “sectas platillistas” (ufólatras) de mediados del siglo pasado utilizado para atrapar más feligreses en sus filas de veneración a los “platillos voladores”. Algo que fue muy redituable para varios gurús pero que tuvo fatales consecuencias en varios casos.  

Según varias fuentes, Eshed ha afirmado que “Los extraterrestres han pedido no anunciar que están aquí porque la humanidad aún no está lista”, algo que en toda medida es un disparate. La humanidad tiene décadas buscando y deseando ese hipotético encuentro con otra civilización, algo que el cine de ciencia ficción ha logrado explotar muy bien. Estamos tan preparados que las distintas iglesias y cultos del mundo ya se han pronunciado positivamente ante ese posible hecho.  

Pero por lo que vemos, estamos ante un terrible caso de “exopolítica”, considerada por muchos como la ramificación más corrupta de la ufología contemporánea a nivel mundial, una en donde la falacia de autoridad es su principal estrategia. Se basan principalmente en tener personajes que ha tenido puestos destacados y que estos realicen afirmaciones extraordinarias y descabelladas con tintes conspiranóicos y ufológicos.  

Hablaran mucho de todo, pero nunca presentan pruebas ni evidencias de todo lo que dicen, como sus anteriores puestos en cargos de gobierno o instituciones importantes fuera garantía de que lo que dicen fuera verdad. Pero no lo es. La realidad es que no importa quien diga algo, si no puede demostrarlo con hechos y evidencia corroborable, es igual a que nadie hubiera dicho nada.  

O como en la ufología seria se dice “nada es extraterrestre hasta que se demuestre lo contrario”. El exfuncionario israelita no dice nada de valor o que aporte al tema de la vida extraterrestre, sólo arrojó más paja al granero. Y paja de mala calidad que solo denigra al tema rebajándolo a charlatanería de traspatio.  

No hay nada nada nuevo en el tablero. Que todos tengan una muy bella y desmitificante noche. 

01 diciembre 2020

¿Dónde andan los extraterrestres?


Han pasado 12 años de un gran evento que para muchos marcó la pauta a seguir en cuanto al tema de la búsqueda de vida extraterrestre en México, fue un evento de gran importancia para la ciencia. El sábado 15 de noviembre del año 2008, dentro de la XIX Reunión Nacional de Aficionados a la Astronomía, la cual se dio en el majestuoso Pabellón El Universo del antiguo Planetario Alfa, por varios momentos no sólo los astros fueron el tema a debatir, sino también sus posibles habitantes, los alienígenas. 

La primer conferencia de lujo fue impartida por Dr. Armando Arellano Ferro, del Instituto de Astronomía de la UNAM, quien nos ilustró y nos dejó con mucho trabajo para analizar y razonar con su exposición titulada "¿Por qué no hay extraterrestres en la Tierra?". 

No lo podemos negar, dio más que suficientes razones, bastante lógicas y racionales, para ello. Desde el problema de las largas distancias, hasta las dificultades tecnológicas que esto implicaría, el renombrado astrofísico explicó por qué, lamentablemente, no se ha dado el contacto con las posibles civilizaciones extraterrestres. 

Después de su conferencia le cuestioné sobre toda esa parafernalia que se muestra como presuntas evidencias extraterrestres en nuestro planeta, a lo que él me comentó que no hay una sola que pase las pruebas científicas que demuestren que sean auténticamente extraterrestre. Sobre esto argumentó que a las supuestas evidencias se les debería de hacer muchas pruebas para poder autentificar que eso sea real, ¿pero cómo descubrimos lo que es real? 

El científico comentó que “la ciencia es como un edificio, si queremos un edificio firme y que no se derrumbe fácilmente, debemos de hacer sus cimientos muy fuertes y por lo tanto debemos de hacerles todas las pruebas posibles para estar bien seguros que sí son firmes, de igual manera a esas presuntas pruebas se les deberán de hacer múltiples pruebas para poder confirmar si lo son o no lo son”. 

Posteriormente el que acentuó el tema de los extraterrestres fue el Dr. Seth Shostak, del instituto SETI, quien con su conferencia magistral "¿Cuándo haremos contacto?", se vislumbró en la mente de muchos esa posibilidad, a pesar de que hasta el momento no hemos recibido ninguna respuesta de "ellos". 

El afamado astrónomo mencionó que todavía faltan varios años para que esto ocurra, por las tremendas distancias que tienen que recorrer los mensajes enviados, pero no deja de ser posible que esto se dé en algunos años más.

Antes de que diera su conferencia magistral tuve el gran honor de platicar con él, comentamos entre otras cosas, sobre las creencias en los mitos de los ovnis y extraterrestres que creen algunas personas, a lo que él mencionó que “es deber de ustedes, los comunicadores, cambiar la forma de pensar de las personas sobre este tema, para que dejen de creer en fantasías y que mejor se basen en pruebas reales y científicas al tratar esta materia para evitar caer en errores”. 

En pocas palabras, ambos científicos dijeron una gran verdad, a los extraterrestres se les debe de buscar en el espacio, no aquí en nuestros planeta o en imágenes mal captadas que no se sabe que sean, pues aunque en algunas pocas no se sabe bien que sean, la hipótesis menos posible es que se trate de naves extraterrestres, y lo más posible es que se trata de algo definitivamente terrestre. 

Sí hay muchos objetos que han sido captados por la cámara de video o fotográficas que pueden dar la idea de un “ovni” sin serlo. Globos, aves, insectos, basura volando y hasta aviones comerciales, han dado la idea o la apariencia de ser ovnis, y eso dejando de lado todos las imágenes que han sido manipuladas con intenciones de engañar.

Como me dijo el renombrado promotor de la astronomía y organizador de este evento, Pablo Lonnie Pacheco, "no importa que nos odien, lo que importa es decir la verdad y darla a conocer, y que la gente entienda que así es".
No hay hasta el momento ni una sola evidencia real que indique la auténtica presencia extraterrestre en nuestro planeta, no ha habido alguna que pase las pruebas para verificarlo, pero tampoco podemos negar que sería un gran desperdicio de espacio si nosotros fuéramos los únicos en el universo.

La tecnología y la ciencia nos darán la respuesta en el futuro, no un autonombrado "contactado" ni un "canalizador" de mensajes telepáticos, y esa evidencia sí será verificable e irrefutable. Por eso es importante conocer de esta historia, para seguir avanzando en el camino correcto del conocimiento, y no volver a repetir errores del pasado.  

25 noviembre 2020

La mafia de la ufolatría



En el mundillo de los temas de misterio existe un grupo de individuos, medianamente organizados, pero que tienen ideales e intereses muy bien definidos y similares entre ellos, no les interesa la investigación ni el análisis del fenómeno de los objetos voladores no identificados o fenómenos aéreos no identificados. Lo único que les interesa es que se rinda una enfermiza y casi patológica alabanza a los ovnis y al mito de los extraterrestres.

Los muy sinvergüenzas te quieren vender por todas partes ideas como que los “reptilianos” son extraterrestres que buscan dominar al mundo, o que los “pleyadianos” y los “arcturianos” son seres de luz que “vibran en altas frecuencias” y que por lo mismo debemos de creer de manera incuestionable sus supuestos “mensajes”.

Estos individuos generalmente son gente que en su vida real no ha destacado por nada bueno y honorable, generalmente son la oveja negra de la familia, o el tío loco que nadie quiso. Y por eso buscan llamar la atención de distintas maneras, pero algunos recurren a esta temática al carecer de cualidades más dignificantes para destacar en su comunidad, por lo que recurren a las redes sociales para hacerlo.

Siempre buscan imponer sus ideas, sus creencias, sobre todo argumento o evidencia que señale lo contrario a lo que ellos predican. Se hacen fanáticos de todos los falsos mitos de los “extraterrestres” que han surgido en el pasado, a pesar de que la gran mayoría de todos ya han sido plenamente refutados y descartados.

Si les cuestionas o les exiges pruebas y evidencias para demostrar lo que ellos dicen, estos tipos siempre te saldrán con la tarabilla de que “si no crees por qué estas en grupos de ufología”, o que si les cuestionas es porque no tienes tu mente abierta, o que eres un agente secreto de los “poderes fácticos reticulianos” (sic), y varias excusas más para no dar nada que dé valor a sus palabras.

Pero nunca piensan que si ellos aportaran algo realmente valioso de verdad, sí se les escucharía, si no aportaran pura marmaja mistificante, no serían clasificados como viles consumidores adictos de desinformación conspiranoica. 

También su conducta necia y ser de mente nublada es lo que impide poder entablar un diálogo digno y respetable con ellos. Lamentablemente muchos son como los perros callejeros que le ladran a todo lo que ven pasar y que está fuera de su control. Lo único que hacen con sus actos es denigrar a la ufología a vil charlatanería. Sólo les interesa creer fantasías, no les interesa conocer la realidad que hay atrás de todo eso. 

No les interesa el diálogo o el debate esclarecedor, sólo les interesa imponer sus ideas plagadas de parafernalia. La comunidad ufológica mundial ya no es lo mismo ahora que hace 20 años, ahora ya no se cae tan sencillamente en los típicos fraudes de timadores que buscan fama y reconocimiento a base de engaños y supercherías. Hoy hay mayor escepticismo que ha permitido resolver y desmitificar muchos “misterios”, incluso algunos que ya hasta eran de temas de culto, sin merecerlo, como el caso Roswell o los trucos de Billy Meier.  

Hoy en día hay mucha apertura al tema de los ovnis por parte de las autoridades gubernamentales y en los medios de comunicación, pues se sabe que no hay nada que temer en ese tema, todo lo contrario, hay mucho que descubrir, y eso siempre genera conocimiento nuevo que ayuda a la sociedad a ver al mundo de una forma más concreta, lejos de fantasías y mentiras.

La ufología no es para creer en ovnis o extraterrestres, es para descubrir que hay detrás de esos aparentes “misterios”.
Que tengas una muy bella y desmitificante noche. 

05 noviembre 2020

Las libertades están por encima de tu fe y tus creencias


Es una verdadera lástima, y una tristeza, que ahora El Vaticano salga a "aclarar" las palabras del Papa Francisco sobre lo del matrimonio entre homosexuales. Es muy lamentable, que en pleno siglo XXI, en la iglesia católica se siga cultivando las ideologías de odio. El pontífice sólo se apegó al mandamiento de “Amarás a tu prójimo”, pero parece que eso se amar no se les da mucho en ese culto.

Es muy lamentable ver como en países como Guatemala todavía existen grupos de odio con poder político-religioso que atacan a las organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres y de la comunidad gay. Al grado de que hoy en día esta en disputa el registro de una organización ciudadana que apoya el aborto libre en aquel país centroamericano. Y las muestras de odio en redes sociales por parte de los neo-oscurantistas no se han tardado en surgir.  

Contrariamente en el estado de Puebla, ya se logró que se legalizara los matrimonios igualitarios entre personas de la comunidad gay, un enorme triunfo en la lucha de los derechos humanos de estas comunidades que, históricamente, han vivido reprimidas y acosadas por décadas en nuestro país por los distintos grupos de odio que han existido. 

En Aguascalientes surgió un grupo de odio, que se dicen “laicos”, que hizo sugerencias (¿amenazas?) de ataques en contra de una institución cultural, como los ocurridos en Francia, debido a que se publicó una imagen de La Catrina de José Guadalupe Posada que emula en cierta forma a la mítica Virgen de Guadalupe que ellos tanto veneran. Y esperemos que pronto sean consignados por esto. 

El twittero Guillermo Olmedo resume todo esta problemática ideológica en un silogismo bastante lógico y racional: “Pues yo abogo por la libertad, a mi las ideologías de izquierda y derecha son simplistas y reducen la complejidad de la realidad a 3 derechos, vida, propiedad privada y libertad para hacer todo, menos aquello que lastime a otros. Si te afecta mucho, no te cases con otro del mismo sexo”. 

O como dijo en Twitter el buen Fernando Cuartero, Profesor de Informática en la Universidad de Castilla-La Mancha:  “Hay que reconocer que los creyentes tienen una suerte desmesurada. De entre las miles de religiones falsas que existen, precisamente han ido a nacer en el seno de la familia que los ha educado en la única verdadera”. 

Debemos de recordar que la religión es un fenómeno geográfico-social, no tienen nada de divina, es una ideología arraigada en una zona geográfica, y dependiendo de la suerte donde se nazca, será la religión que se te imponga. Pero si las revisamos a la luz del conocimiento contemporáneo, todas son simple mitología y supersticiones. 

Hay gente que presume de sus títulos universitarios de maestrías y doctorados, pero siguen aferrados a sus creencias religiosas con un fanatismo netamente irracional. Entonces podemos deducir que fue dinero tirado a la basura toda tu instrucción académica, si carecen del valor para dejar de creer en mitos falsos que sólo sirven para satisfacer vacíos existenciales. 

Es como eso de ser de "derecha" o de "izquierda" en la política, son puras poses falsas y mochas. El único camino es la razón y la lógica enfocado en el bienestar y seguridad de la sociedad. Lo que en cierta forma, debería de ser la tecnocracia, pero falta mucho para eso, si es que llegamos a evolucionar a ese grado socialmente hablando. 

¿Cuáles son los grupos de odio? La respuesta es muy sencilla, son todos aquellos que luchan en contra de los derechos y libertades humanas. Todos esos que están en contra del aborto, en contra del matrimonio igualitario y los que quieren imponer el “pin parental”, son grupos de odio, así de sencillo. 

Ninguna creencia, ningún culto, ningún dios puede estar por encima de las libertades y derechos humanos. Recordemos que todas esas creencias en lo divino sólo existen en la imaginación de las personas, pero las personas somos seres reales, merecemos ser protegidos de todo eso que no existe y que necesita ser creído o impuesto para ser “verdad”. 

Esta pandemia ha puesto más que en evidencia la ausencia o inexistencia de lo “divino”, ya debemos de dejar de lado esas ideas que a muchas comunidades las mantienen estancadas en el oscurantismo, y que no les permiten vivir en el siglo XXI. 

Si las religiones no se unen en paz y armonía, no pasarán 100 años antes de que se extingan. La humanidad ya se está cansando de ellas, pues sólo traen divisiones y odios, por eso el índice de creyentes está decayendo a nivel mundial. 

Si tu dios no puede inflar un globo, no tienes derecho a exigir a que los demás crean o respeten tus ideologías. Se puede respetar a las personas, pero no a ideas ilógicas e irracionales que buscan imponer cadenas de sumisión mental. 

http://twitter.com/belduque

https://www.facebook.com/BelduqueOriginal/


29 octubre 2020

15 años de Archivo Insólito

  


Son ya 15 años de un proyecto que parecía muy difícil, pues envolvía temáticas aparentemente muy dispares, como son los temas de misterio, el periodismo y la objetividad; pocos creyeron al principio, pero se cumplió la meta. 

Lo que parecía la batalla de uno solo, resultó ser la de muchos, y muchos más se involucraron en este proyecto que surgió como una simple idea, informar seriamente sobre el mundo del misterio al público. Ya había otros con ideas "similares" y que anteriormente buscaron esto, pero lamentablemente la discriminación de algunos y el poco apoyo de otros no les permitió avanzar como debieron.

Al principio nos topamos con todo, desde personas que intentaron "criticarnos" al creer que era simplemente un fanático más de los temas de misterio; posteriormente esos mismos fanáticos fueron aquellos los que nos "atacaron" diciendo que éramos parte de los llamados "debunkers" o refutadores. Me pareció casi increíble ver cuantas personas son enemigas de hablar con la verdad, y de que les hablen a ellos mismo con la verdad de frente. Pero, en fin, es su problema. El público merece que le hablen con la verdad, y el periodismo nos obliga a ello. .

Sin embargo, nunca faltaba alguien que, hipócritamente, se rasgaban las ropas al decir que intentábamos adueñarnos de la "verdad", cuando únicamente nos limitamos a mencionar la realidad, y a evidenciar los hechos tal como son. 

Cuestionamos y pusimos en dudas muchas "hipótesis" cuando lo consideramos prudente para poder esclarecer algunos conceptos, y esos "expertos" consideraron un insulto dudar de ellos, siendo que, para empezar, no teníamos porque creerles, si nunca nos dieron las evidencias para hacerlo.

Pero también nos topamos grander personas que supieron enseñarnos como debe de ser el andar por este mundo del misterio: Calmado, con inteligencia y a paso firme. Que nos demostraron ampliamente que sí se puede hacer investigación seria, lógica y racional dentro del mundo del misterio, exponiendo resultados muy positivos de sus investigaciones, y nos recordaron que el objetivo principal de la investigación en este campo es desmitificar los misterios. 

No puedo dejar de mencionar a los grandes periodistas investigadores de origen español, Fernando Jimenez del Oso y Manuel Carballal, quienes han sido todo un ejemplo a seguir en este campo, y a quienes siempre he admirado. 

Varios grandes maestros supieron corregir y encaminar de mejor manera nuestra fuerza en muchos sentidos. Fueron buenos mentores, sin desearlo, y en algunos casos sin saberlo, fueron excelentes guías dentro de este mundo rodeado de tantas tinieblas informativas.

Y no puedo olvidar a todas esas bellas personas que apoyaron este proyecto desde un inicio, y que lo siguen apoyando hasta el momento, que en los momentos más difíciles nos ayudaron a levantarnos y seguir adelante; y que siguen exigiendo a su humilde servidor la misma calidad de contenido que al principio, y más si se puede.

Como anteriormente ya había dicho, cada día me vuelvo más escéptico de estos misterios, pues ya no me conformo con creer, ahora busco conocer, por lo que exijo las evidencias para poder saber a ciencia cierta lo que hay en estos temas. Ser escéptico no significa no creer en ellos, significa exigir evidencias para poder saber más de ellos. 

Pero aclaro, soy escéptico, no un negacionista, pues no los niego, simplemente pido las debidas pruebas y evidencias para poder verificar su confiabilidad. Se que en este mundo hay fenómenos reales que todavía no tienen una explicación palpable, pero investigando de manera seria se podrá averiguar su realidad. 

A nadie hay que creerle lo que dice de a gratis. La credibilidad se gana con pruebas, con evidencias, trabajando con objetividad e imparcialidad. En otras palabras, trabajando con seriedad, no nada más saliendo en programas de entretenimiento en radio, televisión o en canales de videos, presentando siempre la misma paja sin contenido de valor o que aporte algo a este campo.

El público tiene tiene todo el derecho a exigirnos, a cuestionarnos, y es nuestra obligación el responder y dar respuesta a todos sus interrogantes, con pruebas y evidencias, pues aunque parezca molesto para algunos, nosotros somos los que resultamos ganando, pues así certificamos o rectificamos todo lo que exponemos ante las personas.

Ya solo me resta darle las gracias a todos lo que han colaborado conmigo en estos 27 años de carrera: Editores, redactores, camarógrafos, jefes de información, investigadores, científicos, etc., y a todas esas bellas personas que se acercaron a mi, brindándome su confianza al compartirme sus experiencias fuera de lo normal.

Espero poder seguir siendo de utilidad y servicio para todos ustedes los interesados en el hoy todavía llamado "mundo del misterio", que eventualmente deberá de desaparecer si seguimos realmente en búsqueda de la verdad. 

¡Que todos tengan una muy bella y desmitificante noche!

27 octubre 2020

¿Qué es el periodismo de misterio?



El periodismo de misterios es la captación y tratamiento de la información, en cualquiera de sus formas y variedades, de casos de los presuntos fenómenos paranormales, ovnis, criptozoología, y los distintos temas relacionados a estas materias. 

En el mundo de los temas de misterio han existido grandes personalidades que nos han dejado muchas enseñanzas, como Charles Fort, Pedro Ferriz Santa Cruz y Fernando Jiménez del Oso quienes abrieron la brecha en esta temática.

Pero hay que diferenciar entre un periodista de misterio y un "investigador de misterios". El investigador de fenómenos paranormales, se supone que, se dedica a investigar los fenómenos anómalos que se presenten en distintos lugares, echan mano de sus conocimientos en ciencias y tecnología, algunos le llaman "parapsicología instrumental", para poder captar y analizar el fenómeno que ahí se presente, y así determinar por medio de las pruebas que ellos recaben si es falso o verdadero, pero principalmente buscan saber que es lo que lo origina. 

Ellos deben formular hipótesis para poder explicar el aparente fenómeno paranormal investigado y así determinar como es que se genera, y si es necesario buscar una manera de cómo eliminar el fenómeno para que ya no afecte o moleste a nadie. 

El investigador de fenómenos paranormales, que para nada es un "parapsicólogo" (esa profesión ya no existe), se puede decir, va tras el fenómeno, lo caza hasta captarlo por medio de distintos instrumentos y así tener un registro que sea medible, lo más tangible posible del mismo, para luego dictaminar una teoría que explique porque se da dicho fenómeno. 

Lamentablemente algunos al formular dicha teoría, que ellos creen verdadera, pueden caer en errores por sus creencias religiosas y por falta de un completo y serio análisis de las pruebas.

Cabría mencionar aquí que los investigadores del fenómeno ovni o "ufólogos" deberían de hacen el mismo trabajo que el investigador de fenómenos paranormales, pero a diferencia de estos, el fenómeno ovni es mucho más sencillo de analizar que los fenómenos paranormales. Ellos se basan más en los testimonios de los testigos de los avistamientos presuntos de ovnis, y en las imágenes que se logran de los supuestos avistamientos. 

En la enorme mayoría de las ocasiones, sólo analizan videos y fotografías de los avistamientos; los ufólogos por lo general tienen un campo de acción limitado pues sólo pueden lidiar con los testimonios y las imágenes que se tengan del avistamiento; ellos también deberían de proponer teorías para tratar de explicar el fenómeno ovni, pero en muchos casos no es así y se dejan arrastrar por la parafernalia y mitos sobre los "extraterrestres". ;

Los ufólogos, como cualquier investigador que se digne de ser serio y objetivo, también deberían de dictaminan teorías para explicar el fenómeno ovni, teorías que en la mayoría de los casos pueden ser definitivas, como se ha podido constatar, pero los aficionados ufólatras corren el riesgo de caer en los típicos errores de los novatos al formularlas por la falta de conocimiento del análisis de las pruebas.

El periodista de misterio es alguien que se dedica a recabar todos tipo de datos de los llamados fenómenos paranormales que se presentan en un lugar determinado, su principal herramienta es su conocimiento del periodismo (pero también deben de saber de ciencia y tecnología), para poder hacer un análisis de las pruebas y testimonios de los testigos del fenómeno anómalo que se presenta. 

No siempre se busca, en primera instancia, el captar el fenómeno como lo haría el investigador, él va tras las pistas para probar que dicho fenómeno se presentó realmente en un lugar, aunque en algunos casos logre captarlo y tener registro del mismo. 

El periodista de misterio busca presentar las pruebas y testimonios de lo que presuntamente ahí ocurrió, recoge todos los datos y genera información sobre el mismo, y deja que las personas, el público, forme su propia opinión al respecto, respetando así el derecho a creer o no creer en el fenómeno presentado. Incluso podemos sugerir una posible solución del misterio, basándonos en los datos obtenidos. 

En algunos casos el periodista de misterio cumplirá la tarea de divulgación de trabajos realizados por otros investigadores de fenómenos paranormales a quienes entrevistará, mostrando las investigaciones realizadas por ellos, sin acreditarse dichas investigaciones como suyas, sino que dará el crédito de dicho trabajo a su auténtico realizador. 

Lo que el periodista de misterio busca en estos casos es dar a conocer al público en general los trabajos hechos en el campo de los temas de misterios por otros, que por distintas razones, no los han dado a conocer y que pueden ser de gran interés para las personas. 

En otras palabras, el objetivo de los investigadores de temas de misterio es solucionar los misterios, y la labor de los periodistas de misterio es dar a conocer la realidad sobre estos temas, no promover falsos mitos y supersticiones. 

21 octubre 2020

Rebrote en una pandemia fuera de control



Ocurrió lo que nadie quería, pero muchos temían. Al parecer se dio el “rebrote”, o una nueva oleada (como lo manejan las autoridades), debido al alza de contagios por Covid-19. No sólo en Nuevo León, sino a nivel nacional, se está disparando la cifra de contagios y muertos por este terrible padecimiento.


Hasta el momento, en Nuevo León se tiene a 75,448 casos confirmados, 568 en las últimas 24 horas, y 4,186 defunciones por SARS-Cov-2, de las cuales, 40 se dieron en las últimas 24 horas, según datos de la propia Secretaría de Salud de Nuevo León.


A nivel nacional se tienen 854,926 contagios confirmados y 86,338 defunciones. El “rebrote”, o nueva oleada, es una triste realidad; originado principalmente por el descuido y la inconsciencia de la gente.


En esta ocasión, la culpa no es del gobierno federal por haber reaccionado tarde y de forma lenta. Como todos nos dimos cuenta, este rebrote es culpa de los que no se querían poner el tapabocas correctamente, o, simplemente, no se lo ponían.


Es culpa de todos esos que dejaron de sanitizar su ropa al volver a su casa del mercado, o de su trabajo. Es culpa de todos esos que dejaron de lavarse las manos correctamente con agua y con jabón. Es por culpa de todos los que pensaban: “No pada nada” o “Que te valga queso”.


Lo peor del caso, es que hasta las mismas instituciones bancarias reconocen que la pandemia en México está fuera de control. Los analistas que se dedican a estudiar estas situaciones deberían de ser más escuchados por las propias autoridades, si es que queremos salir bien librados de esta, y no continuar con una soberbia déspota que sólo aumenta la cantidad de muertos.


Necesitamos aplicar, pero de verdad, mano dura y cero tolerancia con la aplicación de las medidas sanitarias en el trabajo, en la calle y en el hogar. No puede ser que, por simples “descuidos”, se haya disparado el número de muertos y contagiados.


Debido a esto, las autoridades federales y estatales ya han girado órdenes de detener importantes festejos para la ciudadanía, como el Halloween, el Día de Muertos y el de la Virgen de Guadalupe. Aunque no faltará el irresponsable que hará su celebración, a escondidas, poniendo en riesgo la salud de toda la comunidad y su familia.


De la vacuna, todavía no vemos ni sus luces, esto a pesar de las promesas de que para finales de diciembre ya tendremos algo. Sólo esperemos que, cuando menos, para marzo del próximo año ya se esté normalizando todo con una vacunación obligatoria de toda la población.


Pero. por el momento, a seguir aguantando.


http://twitter.com/belduque

https://www.facebook.com/BelduqueOriginal/