29 septiembre 2016

Investigar o jugar al investigador de misterios


Es bastante curioso cómo se van haciendo las tendencias en el internet y las redes sociales, ya hay expertos de todo y para todo, y son gente sin estudios ni preparación alguna. Sin conocimiento en ciencias o lo básico del método científico de investigación, pero ellos ya se dicen investigadores. Vaya cuento el que se arman los aficionados de un tema que se autonombran especialista en una materia en la cual no tiene dominio ni mucho menos conocen a plenitud.

Hace poco vi en un grupo una publicación de un joven que decía “Tengo 18 años y soy especialista en demonología y temas paranormales…”; ese chico ¿sabrá que hasta para eso existen cursos y diplomados de certificación? Algunos con más validez oficial que otros pero lo hay. No puede ser que un muchacho que apenas terminó la preparatoria o bachillerato ya se sienta investigador en algo que no conoce a pleno.

Es como los que se dicen ufólogos pero solo se la pasan compartiendo videos y fotografías de manchas, reflejos de luz, aves, insectos y hasta globos mal enfocados con tal de tener una amplia colección de “evidencia extraterrestre” en nuestro planeta, pero no resuelven nada de nada.  

La investigación es para dar resultados y conclusiones, quien no da resultados ni conclusiones no es investigador, así de simple. El comprar revistas de ovnis, fantasmas, vampiros y temas similares, no te hace ser investigador, ni mucho menos un estudioso de temas de misterio; eso solo es ser un simple aficionado o en su defecto un fanático.

Un investigador lleva una bitácora o registro de eventos, analiza supuesta evidencia, pone a prueba las mismas para determinar su veracidad y arrojar resultados que den explicación concluyente a sus interrogantes, compara resultados con otros expertos en la materia que le competen para verificar si está en lo correcto o en el error, y de estarlo corregirlo para determinar la respuesta a los casos que se le presenten.

Investigar supuestos casos de ovnis o fenómenos paranormales no es andar copiando y pegando, escribiendo "Es real o falso? Y Tú qué opinas? Comparte!"; eso no es investigar, investigar es darle explicación y solución a esos casos en base a esas supuestas evidencias presentada por sus "divulgadores" o promotores. La investigación de temas de misterio es desmitificar casos, no perpetuar e idolatrar mitos, mucho menos defender fraudes.

¿Qué tan difícil es entender que esas mentiras son solo oscuridad en sus mentes, y descubrir su realidad sería la luz que les podría iluminar? El saber real nos libera, las falsas creencias o supersticiones nos esclavizan, aunque las aceptemos libremente seguimos siendo esclavos de la mentira.

Hace poco me preguntaron “¿Qué haces tú en un grupo de investigación de ovnis si eres escéptico?”. Pues para empezar, tengo el derecho de exigir seriedad y objetividad en el manejo del tema que me interesa, y sobre todo tengo derecho a exigir respuestas a todos los casos presentados por todos aquellos que se hagan llamar investigadores, si se dicen autoridad en el tema, con mayor razón están obligados a responder. Y si a eso le agregas que he resuelto y desmitificado más casos que varios de esos “investigadores”, pues la respuesta ya está más que dada. Hay que comenzar dando el ejemplo.

La ufología es para desmitificar al fenómeno ovni y todos los mitos que le rodean, comenzando con el mito de los "extraterrestres". Personalmente he tenido avistamientos, y muy de cerca, he estado con presuntos contactados y no por ello me voy a dejar arrastrar por su parafernalia. El tema merece honestidad y objetividad, si no se lo damos nosotros nadie se lo dará. La ufología no es para creer, es para resolver y saber.

De igual forma, la parapsicología no es la ciencia que estudia los fenómenos paranormales, la parapsicología es el estudio que analiza los fenómenos anómalos que aparentemente son generados por la mente humana en nuestro entorno, como la telepatía, la psicoquinesis y la precognición, es para darles su debida explicación, no es para estar cazando duendes y fantasmas.

Los misterios del mundo existen para ser explicados y resueltos, no para ser venerados o idolatrados. La naturaleza misma del humano le hace inquisitivo y desmitificador, hay que continuar con esa parte de nuestra evolución para seguir progresando, no quedarnos limitados por creencias, mitologías y supersticiones que solo son cadenas mentales.

Canis latrant, ego procedo.

https://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal/

22 septiembre 2016

Entidades extraterrestres en la Tierra


En últimas fechas se ha puesto de moda en los medios de comunicación electrónicos dedicados a los temas de misterio estar hablando de las supuestas apariciones de entidades extraterrestres en nuestro planeta. Pero eso no es algo nuevo, desde hace décadas se ha hablado de la presencia de aparentes seres venidos de otros mundos que se han contactado con personas de la Tierra.

Haciendo a un lado todos los relatos y leyendas mitológicas o religiosas, que no tienen nada que ver con el tema pues ninguno pasa de ser más que simples mitos. El tema de la presencia de seres de otros planetas se podría remontar al 19 de abril de 1897 en el poblado de Aurora, situado en el condado de Wise, en Texas (EUA), en donde según se cuenta, la mañana de ese día, se estrelló una supuesta nave voladora dejando muerto a su tripulante.

Según los relatos de la época y recortes de periódico de esas fechas, los pobladores del lugar al ver la tragedia dieron sepultura al tripulante y parte de su nave en una tumba del cementerio local, incluso su lápida estaba compuesta del extraño material del que estaba fabricada su nave. En su momento no se le dio mucha importancia al caso, de hecho el tema de los extraterrestres no era tratado con tanta morbosidad y charlatanería como hoy en día, sino con una visión más realista. El caso no pasó a mayores pues la supuesta tumba desapareció en los años 1970´s y ya nadie supo nada de ella.

Pero a principio de los años 1950´s hace su aparición en el mundo de la ufología el polaco-estadounidense George Adamski quien aseguraba ser un contactado por extraterrestres “nórdicos” originarios del planeta Venus. En su momento Adamski presentó diversas fotografías como “evidencia” de sus avistamientos y contactos, pero mientras fue avanzando su historia, así se fue cayendo, pues sus imágenes fueron refutadas como simples trucos fotográficos de aquellos años.

Posteriormente, en los años 1960´s nos llegó el caso de la presunta abducción de Betty y Barney Hill, el caso fue llamado por algunos como el “Incidente Zeta Reticuli” pues los presuntos extraterrestres eran “reticulianos” originarios del sistema estelar binario de Zeta Reticuli. Sin embargo el análisis del caso tampoco dio para más, y después de muchos estudios todo quedó en que se había tratado de alucinaciones (sueños lucidos) o invenciones del matrimonio Hill, pues nunca aportaron la más mínima evidencia de que hubieran sido víctimas de la abducción por parte de algunos alienígenas.

Posteriormente se desató la moda de los “contactados”, “abducidos” y “canalizadores” de mensajes hechos por extraterrestres, y aunque los hombres de ciencia siempre quisieron analizar muchos de esos casos, los mismos contactados o abducidos eran reacios a que se pusiera a prueba sus testimonios pues, prácticamente, exigían que se les creyera al pie de la letra lo que ellos decían, y no permitían de ninguna manera la más mínima duda o cuestionamiento de sus palabras.

Y así fue como surgieron las variadas sectas y grupos de veneración a los extraterrestres que hay en el mundo, sin embargo a pesar de que los científicos e investigadores han sido defraudados innumerables veces por los ufófilos  y ufólatras, ellos no han perdido la esperanza de encontrar vida fuera de nuestro planeta, ya sea inteligente o no.

En estas últimas décadas el fenómeno de las entidades extrañas de índole “alienígena” abundaron por todo el mundo, desde el hombre polilla hasta el chupacabras, pero desgraciadamente ninguno dio el más mínimo indicio de ser de origen extraterrestre. Los casos más nuevos, como el de la “Bruja de Monterrey”, terminaron en ser simples globos que en su momento no habían sido bien apreciados y debidamente identificados; y más recientemente, el caso del ente de Pachacamac, en Perú, también terminó siendo un simple globo mal enfocado que fue mistificado y magnificado por aficionados a los mitos de los extraterrestres.

Los hallazgos de supuestos cadáveres de extraterrestres en varias partes del mundo, igualmente han sido refutados y desmitificados, se han tratado desde restos de perezosos, osamentas de humanos con deformidades, hasta cadáveres de monos ardilla. Los análisis genéticos no han dejado mentir a nadie, todos eran de origen netamente terrestre.

Lamentablemente a pesar de tantos testimonios y anécdotas de supuestos encuentros con seres de otros mundos, no hay ni una sola evidencia que pueda señalar que sean reales dichos avistamientos. La cruda realidad nos señala la soledad cósmica como nuestro estigma en el universo, pero pareciera que a algunos les pesa más de lo que debería, al grado de inventar y falsificar encuentros con seres de otras dimensiones.

Es muy lamentable que algunos “investigadores” o “ufólogos” lleguen al extremo de comprar o pagar por obtener casos falsos y promoverlos como si fueran ciertos. Por este tipo de timos se ha denigrado demasiado estos temas. Seamos realistas, si algo rebota como globo al ser impactado por un camión o lo mueve el viento como a un globo, entonces es un globo. ¿Qué tan difícil es aceptar una sencilla realidad? El ser un mercader de la ignorancia y el engaño ha sido muy lucrativo para algunos, pero como ya hemos dicho anteriormente, el hambre corporal o de fama, ha orillado a algunos a caer en estos actos.

Los extraterrestres no necesitan que se crea en ellos, de hecho el tema no es para creer, no es una religión o un culto, es para saber y comprobar con pruebas palpables y tangibles su existencia. El ponerlos al nivel de Santa Claus en la mitología y folklore citadino los rebaja a vil cuento para engañar niños.

Si quieres hablar de extraterrestres, hagámoslo con las evidencias por delante, para ponerlas a prueba y constatar su veracidad, pues aunque estamos más que dispuestos a aceptar su existencia, no estamos dispuestos a ser coparticipes de un vil engaño.

Canis latrant ego procedo.  

https://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal


21 septiembre 2016

Captan presuntas entidades voladoras en Monterrey y Guadalupe


Recientemente se dio a conocer en las redes sociales varios avistamientos de lo que para algunos es conocido como entidades voladoras no identificadas (llamadas por algunos “evani” o “evni”), las cuales fueron captadas por dos personas en distintas zonas del área metropolitana de Monterrey. Un fenómeno relacionado directamente con el tema de los ovnis.

Ambos avistamiento se dieron la tarde del Domingo 11 de septiembre. El primero de ellos se dio en el sector de la Colonia Bosques de La Pastora, muy cerca del Parque Zoológico La Pastora, en Ciudad Guadalupe, en la zona oriente del área metropolitana. Las imágenes fueron captadas por el fotógrafo Pablo Montelongo, en la zona que está muy cercana al Cerro de la Silla, quien al ver el objeto por unos 45 minutos consideró que podría tratarse de algo fuera de lo común.


El segundo avistamiento se dio en el sector de la Colonia Hidalgo, en la ciudad de Monterrey, el cual fue reportado por la joven Mitzi Dinorah quien en compañía de amigos y familiares lograron captar con su celular la insólita imagen del cuerpo de color blanco que se desplazaba por el aire. Según la narración que se escucha en al audio del video, por momentos parecía el cuerpo de una persona en el aire. Pero ellos mismos al enfocar mejor la imagen se percataron de lo que era realmente.

Después de revisar las imágenes amablemente proporcionadas por los dos testigos de estos avistamientos, se pudo deducir sin lugar a dudas que se trataba de guirnaldas de globos, las cuales son usadas comúnmente en eventos religiosos, culturales y deportivos, las cuales al final de los eventos son liberadas por los aires, originando ese tipo de avistamientos.

Precisamente, ese mismo día, pero más temprano varios grupos religiosos habían realizado en la zona centro de Monterrey la denominada por ellos como “Marcha por la Familia”, con la deplorable finalidad que ya es conocida por todos. Estos grupos portaban varias guirnaldas, las cuales al finalizar la marcha en la Macroplaza de Monterrey, las soltaron al viento, y fueron arrastradas por varias zonas de la ciudad, dejando un espectáculo de avistamientos de cuerpos amorfos de color blanco, pero que solo eran globos finalmente.  

Pero en realidad solo eran eso, simples globos. Caso cerrado.

https://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal  

15 septiembre 2016

Entidades voladoras no identificadas: Su misterio y su realidad


A lo largo de estas últimas décadas se he comentado mucho sobre los avistamientos de aparentes extraños seres voladores de formas muy distintas en varias partes del mundo, algunos los han llamado entidades voladoras no identificadas (Evni) o también entidades biológicas anómalas no identificadas (Ebani). Pero ¿qué tanto es realidad y que tanto es falso?

Posiblemente la casuística de estas presuntas entidades voladoras comenzó a principios de los 1990´s cuando se dio el despunte mercadotécnico de la ufología y todo lo relacionado a la mitología moderna de los extraterrestres, y si a eso le aunamos la facilidad de ir consiguiendo cámaras digitales, de video y fotografía, ya cualquiera se decía vigilante del cielo o cazador de ovnis.

Y ese fue el problema, se permitió que el tema y la parafernalia se saliera de las manos de los pocos investigadores que había en aquellos años, sin embargo poco a poco se fue retomando las riendas del tema y la ufología de estar plagada e infestada de charlatanería, poco a poco se ha ido depurando.

En un principio algunos pensaban que se trataba de algún tipo de entidad anómala con la capacidad de volar, pero al carecer de alas que los mantuvieran en vuelo se comenzó a creen en  otras ideas, como habilidades preternaturales o “tecnología avanzada extraterrestre”, pues a los investigadores novicios que se toparon con este fenómeno, aparentemente no se podían explicar el cómo ni el porque esos cuerpos, con formas alargadas, podían hacer movimientos tan variados a esas alturas.  

La cuestión no terminaba ahí porque los ufólogos, quienes abordaron este tema, no se ponían de acuerdo si esos “ebanis” o “evnis” eran en realidad algún tipo de entidad o si se trataba de alguna máquina voladora. A unos se les llegó a ocurrir que se trataba de algún tipo de entidad relaciona al mito de los dragones voladores chinos, pero nada podía asegurarlo. Lo que imprimía más misterio al tema, ya que para ellos, se tenía que tratar de algo de otro mundo, de origen extraterrestre para ser más exactos.

Ya entrado el siglo XXI la ufología dio un giro sin precedentes, abrió sus puertas al método científico y al análisis inquisitivo, haciendo a un lado a la parafernalia comercial y mercantil del siglo pasado. Y muchos de los investigadores que creían en ovnis y extraterrestres dejaron de hacerlo, y en lugar de buscar en que creer, se dedicaron realmente a investigar, y a buscar evidencias y a generar conocimiento. Comenzó la era de la desmitificación del fenómeno, como siempre debió haber sido.

Entre los temas abordados por estos investigadores de mentalidad racional y lógica, estaban los casos de los ebanis o evnis, los cuales lograron resolverlos satisfactoriamente y de manera verificable. Solo se trataba de saber de un poco de fotografía y de física. Pues solo se trataba de globos.

Se ha descubierto que en la gran mayoría de los casos (el 99.99999… %) tan solo se trata de guirnaldas hechas de globos atados con hilos, muy comúnmente utilizados en eventos religiosos o deportivos, los cuales al finalizar dichos eventos son liberados al aire, y estos son arrastrados durante varios días por las corrientes de viento a veces a cientos de kilómetros del lugar de donde eran originarios, generando una gran expectación entre los que son testigos de dichos avistamientos, ya que caen en la mitología urbana de los entes voladores sin identificar, y su imaginación los hace volar más, al grado de asegurar que hacen “movimientos inteligentes” cuando en realidad solo son arrastrados por corrientes de aire.

Análisis de un muchos de esos casos, ha arrojado esos resultados, y cuando se analizan casos más antiguos, y más recientes, el resultado es el mismo, solo son globos. Es el efecto globos-ovnis que llaman algunos investigadores de este fenómeno al ver la facilidad con que las personas desconocen o confunden lo que ven en el cielo con cosas que no son.

Se ha puesto en evidencia como algunos “investigadores” o “ufólogos” graban globos amarrados por hilos, ya sea en forma de guirnalda o simples grupos con tal de tener “videos de ovnis” en su colección y mostrarlos en eventos, entrevistas y hasta armar “documentales” con ellos, pero solo son globos, simples globos. Y como decía un payaso en una conocida película de terror “todos flotan”.

Canis latrant, ego procedo.

https://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal

09 septiembre 2016

Matrimonio igualitario y cultura de género: Lo que sí y lo que no


Hoy en día está en boca de todos hablar de cultura o ideología de género, matrimonio igualitario y familia natural. Pero muchos de los que salen a opinar y dar sus puntos de vista, son individuos que no tienen ni la menor idea de lo que están hablando, y se basan solo en creencias excluyentes y limitantes, que como todas las creencias, solo son válidas si uno se las cree.  

Comencemos por lo más básico y principal en este tema, que es la familia. Familia es un grupo de personas formado por una pareja, y sus hijos (si es que los tienen), que han conformado un proyecto de vida en común, para vivir en paz y armonía, brindándose seguridad y bienestar a todos los miembros de la familia. Ahora hay que ver ese otro concepto, el de la pareja, que es el conjunto de dos personas de una misma clase, no necesariamente de un sexo en específico.

Por lo tanto, el concepto de familia y pareja lo determina la sociedad misma, pues es su cimiento principal, no debe ser basado en una creencia "religiosa", la cual solo tiene validez si uno la cree, pues si no se cree no tiene ningún valor. La familia pude ser de muchas forman mientras sea funcional, igual que la pareja, y está más que demostrado que la pareja de hombre y mujer no siempre ha sido funcional. Seamos claros en algo, la religión no es la mala, los malos son los fanáticos con ideas ilógicas e irracionales que desean imponer sus creencias sobre los demás.

Como diría el filósofo español Roberto Augusto "Los prejuicios son una muestra de una inteligencia dogmática. Son el caldo de cultivo perfecto para el fanatismo y la violencia"; y pareciera que el siguiente paso de los religiosos que están en contra del matrimonio igualitario y la cultura de género, es la violencia. ¿En dónde dejaron aquello de “amarás a tu prójimo”?

Estos grupos radicales y fundamentalistas dicen que están en contra de que se eduque a sus hijos con la ideología de género, la cual según ellos dicen no tiene ninguna base científica, lo cual es netamente falso. ¿En dónde dejaron aquello de “no levantarás falso testimonio”? Ellos hablan de familia natural y matrimonio natural, pero ambos conceptos no concuerdan con la realidad constatable y corroborable del mundo.

Para empezar, el matrimonio no se da en la naturaleza, es una invención social de los seres humanos para asegurar la fidelidad y lealtad de la pareja, pero en muchos casos para someterla a los caprichos del otro. El matrimonio no se da en ningún otro ser en la naturaleza. La familia natural no está formada solo por macho y hembra, está demostrado y ampliamente documentado que existen familias de múltiples y muy variados elementos en la naturaleza, de machos y hembras, así como solo de machos o solo de hembras.

La familia en todo caso solo es una extensión o evolución de la manada, la cual puede tener distintos miembros. Las familias llegan a formar clanes o tribus, lo equivalente en cierta forma a una manada. Recordemos que el “núcleo familiar" es a una idea de familia delimitada a vínculos de parentesco, y pueden ser de uno o varios núcleos, el cual lo determina las mismas personas según sus propios intereses y necesidades. Hay que saber que la reproducción es el único proceso biológico y natural que sí necesita de un macho y hembra, está demostrado que para formar una familia no es necesario, puede haber distintos elementos variados.

Se ha constatado que hay muchos casos en los que los individuos que se han participado en el proceso de la reproducción biológica, ya sea de forma voluntaria o involuntaria, no siempre forman una familia, y las veces en que se les obliga a formarla, han resultado en todo lo contrario, en casos muy lamentables de desintegración familiar y desorden social, incurriendo en la pérdida o ausencia de valores y virtudes humanas en los miembros de esas “familias”.

Todo lo contrario cuando la familia es formada por voluntad propia, o por amor, como dirían los puristas. Ya sea que los miembros de dicha familia sean del mismo sexo o no, está constatada su funcionalidad cuando hay auténticos lazos afectivos e intereses comunes, sin importar que participen en procesos reproductivos o no. De hecho, existen muy numerosos casos de familias ampliamente funcionales que sus miembros no se reproducen. La reproducción es una opción, no es una obligación dentro de la familia. Esa es la realidad.

Recodemos que  la cultura de la sociedad es la que marca a los seres humanos con el género, y el género marca la percepción de todo lo demás, pero todo bajo la lógica del poder; se ha demostrado que la sexualidad no es natural como te lo quieren hacer creer algunos, que se trata de una expresión aprendida, construida y con frecuencia impuesta por una ideología o creencia.

Se ha puesto en evidencia que grupos religiosos quieren tener el dominio exclusivo de los conceptos de familia y matrimonio, pero están totalmente equivocados, esos conceptos no son marcas registradas de ellos, son conceptos de la sociedad en general, no de un culto o “fe” particular. Eso es caer en el fanatismo ilógico e irracional. Es alegar falacias y querer sustentarlos en sofismas. De hecho los “religiosos” para nada son las víctimas, son los victimarios en estos casos pues están engañando a los ingenuos con ideas falsas que no concuerdan con la realidad palpable y tangible, solo con su versión de la “verdad”. Los niños merecen saber la realidad de esto, no creer en una verdad a medias y mal contada.

La educación sexual de los niños en las escuelas debe de estar basada en el conocimiento científico verificable, como debe de ser, no en creencias mitológicas y leyendas sin base sustentable. Es como los modernos incultos e ignorantes que siguen alegando que la evolución biológica del ser humano “es solo una teoría”, sin saber que es una teoría científica, o sea, es la explicación de un fenómeno real sustentado en evidencia constatable y datos duros corroborables. No en “teorías” ideológicas basadas en creencias y los mitos religiosos de algunos.

Si quieren opinar sobre ideología de género o matrimonio igualitario primero aprendan de biología y antropología, no de religión, y después opinen. En comunicación tenemos un refrán: “Si no sabes del tema, cállate y no opines, deja hablar a los que sí saben, aprende de ellos, estudia más, y luego ya podrás opinar”. Cuando quieran les doy una clase.

Canis latrant, ego procedo.

https://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal

08 septiembre 2016

Reptilianos: Del antiguo Egipto hasta de otros planetas


Mucho se ha hablado y escrito sobre los reptilianos, esos enigmáticos seres que supuestamente vienen de otro mundo, se dice que son originarios de la constelación del Dragón (Draco), según algunos su nombre correcto es “belatricianos”, se les relaciona con los anunnaki del pasado babilónico y hoy en día con el grupo de los Iluminatis, quienes según se ha dicho en repetidas ocasiones, buscan imponer un Nuevo Orden Mundial por medio de la geopolítica.

Algunos dicen que son de origen extraterrestre, mientras otros dicen que son intraterrestres o interdimensionales. Varios han manifestado que sus deseos son netamente de conquista y dominio mundial, sin embargo otros alegan que sus ideales son nobles y buenos. En realidad nadie se pone de acuerdo sobre ellos.  Sin embargo la cuestión aquí, es que tampoco hay evidencia constatable de su existencia en alguna parte del universo conocido.

Algunos manejan supuestas evidencias de su presencia en el pasado. Las cuales van desde esculturas de entidades con aspecto reptiloide, leyendas de seres con aspecto de resptil, momias encontradas en antiguas construcciones y tumbas de Egipto, las cuales son tomadas por los más apasionados como pruebas irrefutables de su existencia.

Al menos en los casos de las momias sí hay algo de realidad, pues está bien documentado el hallazgo de varias momias de cocodrilos localizados en varias antiguas tumbas de Egipto. En la época de los faraones era relativamente común la sepultura ceremonial y embalsamamiento de estos reptiles, que representaban al dios Sobek, deidad de la fertilidad y creador de la vida, su culto fue muy difundido por todo Egipto, al grado de tener una ciudad dedicada especialmente a él, su nombre era Shedet o Per-Sobek, situada donde se encuentra la actual de Medinet el-Fayum.

Pero esas momias son de cocodrilos comunes y corrientes, animales sagrados para los antiguos, terribles y temidos para muchos, pero para nada eran preternaturales o de otro mundo a pesar de que los divinizaron en su momento.

Otra vertiente cuenta la posibilidad que los reptilianos son los descendientes de los dinosaurios del pasado, muy particularmente de la especie denominada troodon, la cual evolucionó más que otros saurios en cuanto a su desarrollo cerebral. Pero la evolución del troodon a una criatura mucho más evolucionada, casi humanoide, está muy lejos de la realidad y es apenas una hipótesis no sustentada de forma contundente, tomada más como ficción que como algo cierto, pues no hay nada que a soporte.

Sin embargo para los aficionados de las conspiraciones mundiales, los reptilianos son una terrible realidad que acecha al mundo a cada momento en busca de la imposición de un nuevo orden mundial para dominar a la humanidad por medio de la política y la economía, por medio de la geopolítica y la geoingeniaría. La geopolítica es el estudio de la causalidad espacial de los sucesos políticos presentes y sus efectos a futuro de los mismos; analiza la historia de los pueblos en relación con el territorio que ocupan, los factores económicos y raciales que los caracterizan para así determinar las posibilidades de eventos consecuentes. Por su lado, la geoingeniería es el estudio y trabajo sobre el clima, para tratar de manipularlo por distintos métodos para así aminorar o solucionar el cambio climático que se registra en el planeta.

Según los fanáticos de estos mitos modernos los reptilianos, que entre otras cosas, según ellos, se alimentan de la sangre de los humanos, buscan controlar a la sociedad como si fuera simple ganado para explotarlos a sus antojos. Una visión muy empresarial o industrial dirían muchos. Sin embargo la cosa no es así como la cuentan.

Para colmo, los videos que han viralizado en las redes sociales sobre el supuesto nacimiento de un bebé hibrido de extraterrestre reptiliano, tan solo se trata de un pequeño con ictiosis arlequín, un padecimiento dermatológico muy delicado, quienes lo padecen son llamados “niños arlequín”, pero su vida no es para nada de risa, y es un abuso que viles charlatanes se provechen de sus videos para engañar a otros.

De hecho, gracias a la libertad de información y a los consecuentes análisis de las supuestas evidencias de la presencia de esa presunta raza extraterrestre en la Tierra, se ha llegado a la conclusión de que tan solo se trata de otra falsa campaña mercadotécnica para vender revistas y videos dedicados a la mistificación de estos temas. Lo que ha dejado una muy redituable ganancia a varios autores de libros dedicados a explotar este mito.

Lo que nos vendieron como una posible forma de vida llegada de otro planeta, solo resulto ser oro engaño más de la parafernalia comercial que padece la ufología hoy en día. La cuestión es que esto es igual con pleyadianos, grises o zeta reticuli, los arkturianos, lemurianos y cuanta raza alienígena se les ocurre inventar.

El abismo existencial de los fanáticos del mito de los extraterrestres es lo que alienta la avaricia de los pseudo-investigadores y pseudo-ufólogos de teatro y revistas. Y lo peor del caso es que nadie hace nada para detener esos fraudes y esas oleadas de charlatanería. No caigas en ese engaño, los gobiernos ya no ocultan nada de eso, los que lo ocultan son los timadores. Abre los ojos y enciende el cerebro, que no te engañen, no te dejes.

Canis latrant, ego procedo.

https://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal


01 septiembre 2016

Contactados y abducidos por extraterretres: Lo que no te dicen


Hoy en día nadie niega la posibilidad de que exista vida fuera de nuestro planeta, y mucho menos la posibilidad de vida inteligente extraterrestre, a pesar de la nula evidencia de esta, los hombres de ciencia del mundo siguen teniendo la esperanza de que algún día logremos encontrar señales de vida de otro mundo distinto al nuestro.

Hace poco se habló en casi todos los medios de una extraña señal, supuestamente de origen extraterrestre, captada por un radiotelescopio, el RATAN 600, ubicado en Zelenchukskaya, Rusia, la cual le dio a algunos aficionados y fanáticos del tema la idea de que podría tratarse de una señal de una civilización alienígena, algo que habría sido una excelente noticia, la mejor del actual siglo.

Sin embargo con la consecuente investigación y análisis de la misma, esto fue descartado. Inicialmente se pensó que venía de la región en donde se encuentra la estrella HD 164595, ubicada en la constelación de Hércules. Sin embargo, la propia astrónoma Yulia Sotnikova dio a conocer que posteriores estudios realizados, por los mismos investigadores rusos, determinaron que en realidad se trataba de una perturbación terrestre y no una señal extraterrestre, como ya ha ocurrido en anteriores ocasiones.

Esto rompió las esperanzas de muchos, y desató el coraje de otros, que inmediatamente se lanzaron a atacar diciendo que era parte de la “ocultación de la realidad del fenómeno extraterrestre que es una realidad innegable en el mundo”. La cuestión, es que si lo ponemos a revisión, no existe ni una sola evidencia de su mentado “fenómeno extraterrestre” más que cientos de fraudes y engaños.
Pero pongámonos un momento en los pies de los que sí son fanáticos de los relatos de supuestos extraterrestres, ellos podrían decir que todavía se tiene el testimonio de cientos de contactados y abducidos por extraterrestres a lo largo del planeta que durante los últimos 70 años han dado mucho que hablar en el tema ufológico.

Todo comenzó en los años 1950´s con los primeros reportes de presuntas abducciones por seres extraterrestres que realizaban los más variados exámenes y experimentos a humanos que, supuestamente era capturados, ya sea en el campo o sacados de sus propias casas por estos seres, aparentemente con fines de investigación biológica, e incluso en algunos casos con fines reproductivos.

Desgraciadamente el mito se fue degenerando y se comenzó a convertir en auténticos casos de histeria colectiva, en donde varias personas alegaban haber sido secuestrados por alienígenas para hacer con ellos los más extrañas pruebas, para posteriormente abandonarlos a su suerte en algún sitio solitario. La gran mayoría fueron descartados en su totalidad y descartados por haber sido originados por causas psicológicas e incluso psiquiátricas en algunos casos.

Sin embargo tenemos el otro lado de la moneda, los presuntos contactados que, se supone, tuvieron comunicación directa con seres extraterrestres quienes les entregaron distintos mensajes, los cuales tienen un contenido tan variopinto que iba desde pacifismo hippie, ecología, misticismo o espiritualidad, hasta política y profecías que nunca se cumplieron.

El problema nunca ha sido que ellos dijeran que habían sido contactados o abducidos por entidades de otros mundos, el único problema es que nunca lo demostraron, y sus argumentos nunca fueron lo suficientemente sustentables para creerles. Los que hemos andado por más de dos décadas indagando en estos temas, nos hemos topado con un sinnúmero de casos de estos.

Todos deseamos que estas narraciones extraordinarias fueran reales, pero la cuestión es que no hay nada que nos de el más mínimo indicio de que sean ciertos. Personalmente he entrevistado desde un Sixto Paz, hasta a un Rolando Quiroga, pero ninguno tenía algo que pudiera hacer del todo fidedignos sus relatos. A pesar de que muchos de ellos alegaban que fueron acosados por los Hombres de Negro, el gobierno de Estados Unidos, la NASA, la CIA y otras tantas instituciones, no pudieron demostrar que lo que ellos decían fuese real. Desgraciadamente.

De ser reales los extraterrestres, sería totalmente absurdo creer en ellos, pues lo que es real no es necesario creer en ello, pues se puede constatar su existencia. Sin embargo de esos seres enigmáticos no hay nada que nos de la seguridad de que son tal como nos lo cuentan esos contactados, canalizadores y abducidos. De hecho, muchos casos de presuntas abducciones o contactos indicarían que solo se trata de casos de trastorno psicótico compartido (folie à deux), un padecimiento mental que, en cierta forma, se puede transmitir de un individuo a otros por su influencia en personas fácilmente impresionables, como han sido los casos de supuestas posesiones en grupos religiosos y similares, algo muy similar a la psicosis colectiva, pero en menor número y más disperso.

Hay que ser muy claros en esto, el contactismo es todo un gran negocio muy lucrativo hoy en día, los autonombrados canalizadores y contactados se hacen pasar por los nuevos profetas o “mesías” del nuevo milenio, buscando imponer sus ideas por donde sea, evitando a toda costa ser cuestionados sobre la veracidad de sus testimonios y censurando todo intento de poner en duda lo que ellos dicen. Por eso muchos estudiosos del tema han denominado a estos movimientos como si fuera una pseudo-religión del siglo XXI, pues tienen creencias e incluso rituales preestablecidos por los líderes de sus agrupaciones.

No hay que repetir los errores del pasado, ya se sabe del gran timo que fue en su momento los movimientos de la Misión Rama, el Comando Ashtar, los Raelianos y otros tantos grupos sectarios que siguen sobreviviendo de la sumisión intelectual de sus agremiados, para que así obedezcan las ordenes de sus líderes al pie de la letra, aunque en algunos casos llegaron a cometer grandes estafas y atroces crímenes.  

Señores contactados, canalizadores y abducidos, no tenemos nada contra ustedes, de hecho quisiéramos creerles, pero por honestidad y decencia, no solo por lógica y raciocinio, no podemos y no se les debe de creer. Solo pedimos evidencia real que pueda dar constancia y veracidad de lo que dicen, ya muchos nos han mentido y engañado. No hay porque creerle a nadie de a gratis, y mucho menos si lo que dicen fuese real, pues de serlo se podría comprobar, eso es evidente y es algo que se da el universo por naturaleza.  

Si ustedes afirman y aseguran algo así, ustedes tienen la responsabilidad y obligación moral de demostrarlo, es su palabra la que está en la balanza, ya depende de su honor y dignidad, si responden o no. Pero como ya sabemos, el que calla otorga y pone en evidencia su falta de argumentación.

Canis latrant, ego procedo.

https://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal 

25 agosto 2016

La realidad oculta de Nibiru


El inconmensurable cosmos esconde en su profundo interior grandes misterios, los cuales la humanidad apenas ha comenzado a descubrir y comprender. Pero falta mucho por descubrir, el cielo ya no es el límite, las estrellas tampoco, el único límite es el infinito. Y de su profundidad surge un nombre antiguo, oscuro y ya casi olvidado para algunos. Se trata de Nibiru o el Planeta X como algunos le llaman.

Y aunque algunos esperan o temen su llegada, pocos saben su origen real, mucho menos el desenlace final de su historia, que según varios podría afectar de forma muy drástica la vida de toda la humanidad, e incluso la existencia de la sociedad tal como hoy se conoce. Pero hagamos un recuento de la misteriosa leyenda de este planeta, que algunos lo quieren relacionar con Hercolobus, pero eso ya es otro relato que ya se los contaré. Vayamos al inicio de todo esto.

El planeta Nibiru es mencionado en las crónicas de la antigua Babilonia, reino donde habitaban los sumerios, quienes formaban parte de la legedaria Mesopotamia. En las tablillas babilónicas este astro representaba al actual planeta Júpiter, aunque en otro texto lo mencionan como si se tratase de la antigua estrella polar Vega (Alfa Lyrae).

Hoy en día existen innumerables páginas web, videos y artículos de revistas que hablan del planeta Nibiru, en donde narran su acercamiento inminente a la Tierra, con consecuencias que podrían ser catastróficas e inimaginables. En varias de esas publicaciones se dice que Nibiru chocará contra la Tierra haciendo que los polos magnéticos de nuestro planeta se inviertan, lo que generará que la órbita terrestre será alterada drásticamente.

Según dicen estas publicaciones, la gravedad de Nibiru, el cual se dice es de un tamaño mucho más grande que Júpiter (aunque algunos dicen que es cuatro veces el tamaño de la Tierra), desplazará grandes volúmenes de agua, provocando un colapso mundial de los continentes. Varios sitios de esos dicen que muchas áreas de la Tierra están ahora recibiendo una vista previa menor de estos eventos debido a la “conexión plasmática electromagnética” entre los planetas y que por eso están experimentando climas inusuales, tormentas, actividad volcánica y sísmica inusual.

Pero siendo realistas, el mito del planeta Nibiru comenzó en 1976 con la publicación de un libro llamado “El 12º Planeta” del escritor azerí-estadounidense Zecharia Sitchin quien “tradujo” y reinterpretó (en todo caso malinterpretó) varios textos babilónicos a su antojo, e inventó toda una mitología centrada en ese mítico planeta su supuestos habitantes, los llamados Anunnaki, que supuestamente eran una civilización muy avanzada, al grado de poder hacer manipulaciones genéticas y realizar viajes interestelares en naves espaciales de alta tecnología, superior incluso a la actual.

Sin embargo, a pesar del enorme éxito que se dio de las ventas de este libro, y de toda la saga que le siguió, todo ha resultado en un gran trabajo de mistificación y mercadotecnia al por mayor. Con sus las malas interpretaciones bastó para crear toda una mitología aparte de un mundo que no existe. Dejando de lado la obra del economista Sitchin, que para nada fue historiador, ni nada por el estilo, Nibiru tiene otro aspecto que a muchos llama la atención.

Se trata de los supuestos reportes de su avistamiento en varias partes del mundo, e incluso de las supuestas imágenes que se tienen de el en fotografía y en video. Esto dio en su momento algo que pensar a los estudiosos e investigadores de este tema. Sin embargo después de revisar y poner a prueba muchas de esas fotografías y videos se ha llegado a la conclusión de que todo es parte de una enorme farsa.

Supongamos por un momento que todas esas imágenes que circulan por el internet fueran realmente la evidencia de un nuevo planeta, eso sería una excelente noticia científica de carácter mundial. Lamentablemente esas mismas evidencias se derrumban cuando son puestas a prueba y revisadas por especialistas en el tema. Para empezar la gran mayoría de las presuntas imágenes de Nibiru que se presentan en casi todos los sitios, tan solo se trata del defecto fotográfico denominado lens flare que no es otra cosa que los reflejos de una fuente de luz fuerte en el interior de los cristales de la lente de la cámara.

Además si Nibiru fuera del tamaño que se dice y estuviera tan cerca como algunos aseguran, ya se podría ver a simple vista, ya sea de día o de noche, pues reflejaría la luz del Sol, pero es todo lo contrario, de hecho siempre presentan imágenes de esferas que brillan cerca o junto al Sol, lo que da a entender que es un brillo que viene del sol mismo y que atraviesa el cristal de la lente reflejándose en su interior, no un objeto solido que refleja la luz, que en su caso no sería tan brilloso como un sol, sino más bien ligeramente opaco como se ven otros planetas a la luz solar.

De hecho se supone que ya debería poderse ver con telescopios comerciales, incluso debería de aparecer en varios de los tantos videos que hay realizados en el espacio por todas las naves espaciales que viajan a la Estación Espacial Internacional, y con mayor razón de debe de poder ver desde la estación espacial, pero la realidad es que no se ve nada, simplemente porque no existe.

Sí existe la teoría científica de un posible planeta más, llamado el Planeta Nueve, que está siendo estudiado por astrónomos profesionales pero no es mayor que Urano o Neptuno, pero para nada se trata de Nibiru, pues tendría un período orbital de unos 15 mil años y pasaría mucho más lejos de Plutón, lo que lo haría imposible de detectar por las civilizaciones antiguas, y que de hecho no estaría habitado pues se trataría de uno de los denominados gigantes gaseosos o de un gigante helado.

Y esa es la realidad tan oculta de Nibiru, que no existe, a pesar de cientos de imágenes que no dicen nada, solo es para generar curiosidad o expectación por algo que no es real, y a pesar de pésimos estudios hechos de su supuesta existencia, no hay nada corroborable ni constatable sobre dicho astro.

En pocas palabras, no puedes tapar al Sol con Nibiru porque no existe.

https://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal

18 agosto 2016

Si investigas de fantasmas y duendes busca respuestas


En este mundo lleno de enigmas y misterios los hay para todos los gustos, tamaños y sabores. Hay enigmas históricos, leyendas antiguas o mitos modernos que surgen de relatos o experiencias que se van contando de boca en boca, cada una de ellas poniéndole algo de su cosecha y agregándole más sabor o misterio al asunto, haciéndolo más entretenido a quienes lo escuchamos.

Quien de chico no ha escuchado esos relatos de espantos o fantasmas en los panteones o antiguas casas abandonadas, esos relatos que no te dejaban dormir esa noche porque cualquier ruido escuchado podría ser señal de que no estabas solo en tu cuarto, de que alguien o “algo” más se encontraba ahí. La sensación de no estar solo en la quietud y oscuridad de tu cuarto puede terminar en un instante, por un simple ruido en tu habitación, y la ayuda de tu imaginación.

Pero que hay cuando ya uno de grande se topa con cosas que no son lo que deberían de ser o que están fuera de esa cotidianidad a la que estamos acostumbrados y nos enfrentamos a eso llamado por algunos como lo “desconocido”. Para algunos eso es uh shock a sus ideas religiosas o espirituales, para otros es un momento de pánico incomprensible, pero para otros es el momento de poner su cerebro a trabajar para resolverlo.

He tenido el gran gusto de conocer personalmente a gente que se ha enfrentado a lo misterioso y a lo desconocido y salió avante, e incluso resolvieron aquello que se les presentó. He sido testigo en más de una ocasión de eso que algunos llaman paranormal o preternatural, pero no por ello me voy a dejar vencer por el estupor, miedo o el adormecimiento psicológico que puede llegar a generar ser testigo de algo así.

La cuestión es cuando uno se queda atrapado en ese mundo del misterio y no saber salir de él, no porque le tenga miedo al tema, sino porque lo atrae una extraña y adictiva fascinación, una necesidad de estar rodeado o sumergido en lo extraño o anómalo para sentirse bien. No pasaría nada si no fuera más allá de una afición sana y pasajera, pero hay quieres se quedan aferrados a los temas de misterio de una forma enfermiza y casi patológica.

Analizando algunos de los motivos por los que los hacen, el más común de ellos es el deseo de llamar la atención y sentirse especiales ante los demás, como si sus propias formas de vida o trabajos no fueran lo suficiente para sentirse orgullosos de si mismos. Recurren a los temas anómalos para sentirse como en una película de aventura, inmiscuidos en misterios que solo ellos podrían resolver, pero que nunca lo harán pues se les terminaría ese confortable entumecimiento mental que les produce esos temas.

Otros lo hacen por un vacío existencial en sus vidas el cual lo buscan sanar o llenar con la presencia de estos fenómenos o hechos fuera de lo común, en algunos casos al grado de ir humanizando los eventos y dándoles personalidad propia a cada uno de ellos, como si se tratare de entidades que les acompañan y que nunca los dejan solos durante su paso por la vida.

Me ha tocado ver personas que todo lo que rodea sus vidas le quieren ver un enfoque paranormal o sobrenatural, como si todo lo que hay en el mundo dependiera de una magia incomprensible e inconmensurable que no somos capaces de comprender aunque así lo quisiéramos, y la cuestión es que sí hay quieres estamos interesados en esas respuestas, en resolver esos misterios y dudas que se tiene sobre esos fenómenos difíciles de explicar, pero no por ello fuera de nuestro alcance.

Personalmente me ha tocado hacer cobertura de reportes sobre avistamientos de brujas, criaturas extrañas, fantasmas y hasta duendes. Personas de todo mi respeto y de integridad intachable me han relatado sus experiencias que han vivido. No me están mintiendo, mucho menos están locos. Pero no por ello las considero del todo tal cuales como me las cuentan, pero tampoco considero que mienten, pues yo mismo he sido testigo varias veces de hechos insólitos. Pero hay que ser realista, los ojos son muy sencillos de engañar, y cuando no se tiene la explicación de algo hay veces que la mente en lugar de irse por lo más lógico y racional se va por lo más descabellado y fantasioso. La cuestión es estar consciente del rumbo que toma nuestro raciocinio en estos casos.

Hay que tener la mente abierta, pero con los pies bien puestos en la tierra. Existen muchos fenómenos que todavía no comprendemos, han ocurrido eventos de los cuales no se tiene una explicación completa, pero no por ello queramos verle lo paranormal a todo. Nada es paranormal hasta que se demuestre lo contrario, y para eso es la investigación de esos temas, para confirmarlo o refutarlo. Aunque a muchos no les gusta la idea de toparse de golpe con la cruda realidad y que sus sueños de duendes y hadas sean refutados por una explicación basada en física o química.

Nuestra mente está hecha para procesar todo eso que llega a nuestros ojos y oídos, aquello que tocamos, debemos de tratarlo como lo que es, hechos que pueden y deben ser analizados de manera racional y coherente, no dejarnos arrastrar por la emoción o la corriente mistificadora de que todo eso es sobrenatural. En el mundo real los hechos tienen una explicación real, solo lo falso no la tiene. No hay que engañarnos a nosotros mismos, mucho menos a los demás. Tengamos un poco de respeto por nuestra mente y la de los demás, y busquemos esa explicación que está al alcance de nosotros, pero que todavía no la vemos, ya sea por falta de investigación o por un severo ataque de pereza mental.

La cuestión es no dejes de indagar, pues solo indagando llegarás a conocer la cruda y bella realidad.  
https://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal

11 agosto 2016

La realidad de la investigación del fenómeno ovni


En estas últimas fechas se ha hablado mucho del tema de la veracidad o charlatanería de lo que es, hoy en día, la investigación del fenómeno ovni a nivel mundial, ya que mientras para algunos busca un fin muy loable, la desmitificación del fenómeno ovni y si fuera posible el descubrimiento de vida extraterrestre, pero por otro lado, otros se dedican a engañar con ese mismo tema, generando grandes y muy lucrativos engaños.

La ufología comienza a finales de los años 1940´s con reportes de avistamientos de presuntas aeronaves no identificadas y de extraña apariencia. En ese momento los gobiernos del mundo habían asumido la investigación y estudios de muchos de los casos, no porque se creyera que se tratara de seres extraterrestres venidos de otros planetas, sino porque se tenía la certera sospecha de que se trataba de tecnología militar de avanzada con fines de espionaje entre naciones en conflicto. Y eso es lo que han señalado muchos de los informes que han sido liberados a principios del siglo XXI, en donde varios casos quedaron sin resolver por lo fugaz del avistamiento, pero en ninguno se dio la certeza de presencia extraterrestre, a pesar de los testimonios, pues nunca hubo evidencia que así lo corroborara.

El proyecto del Libro Azul (Blue Book) que fue un estudio de la Fuera Aérea de los Estados Unidos de América fue en su momento el documento referencia para el estudio ufológico, sin embargo sus datos eran de los años 1950´s y 1960´s. Su índice de casos inexplicables era del 6%. Hoy en día, a pesar del enorme aumento en el número de reportes de presuntos ovnis, ha bajado al 1% los casos “inexplicables” según los estudios más recientes en este campo.

La ufología a nivel mundial presenta un grave problema, es la mafia ufológica. Casi desde su inicio la ufología se acompañó de personas que sí se dedicaban al estudio y autentica investigación del fenómeno ovni para resolver y contestar de forma concreta todos los misterios relacionados a este fenómeno, pero comenzaron a surgir personalidades que solo buscan llamar la atención de los demás de una u otra forma, e incluso ganar dinero con ello.

Así surgieron varios grupos de culto que veneraban al mito de los extraterrestres, las sectas platillistas, como algunos las llaman, comenzaron a proliferar en los 1960´s y 1970´s cuando la pobreza ideológica y abismos existenciales de algunas personas las orillaron a caer en la garras de la mistificación, desarrollando toda una parafernalia que sigue activa hasta nuestros días con distintos frentes de batalla, algunos más activos o fundamentalistas que otros, pero siguen buscando imponer sus creencias sobre los demás, a pesar de que abiertamente se sabe que se basan en fraudes y engaños fraguados por sus líderes de culto.

A principio de los 1990´s se puso de moda la ufología gracias a programas de televisión y personajes que iban desde autonombrados “investigadores” hasta “periodistas” en desuso que querían revivir glorias del pasado, que aprovecharon la ignorancia de las personas en temas de fenómenos aeroespaciales para generar el estallido mercadotécnico de la ufología en los medios. Surgieron revistas, programas de radio y televisión, e incluso los primeros portales de internet dedicados a los ovnis.

Sin embargo nada de eso era investigación, solo era amarillismo desinformativo que degeneró en la charlatanería que hoy se tiene, sobre todo en internet, en donde cualquiera se pone el mote de “investigador” o “ufólogo”, pero no resuelven nada y ni responden dudas sobre dichos misterios. Y se enojan si se los echas en cara, se hacen los mártires, las víctimas y buscan la conmiseración de los demás.

Es muy lamentable que existen personas que quieren que se les respete a pesar de que se dedican a la divulgación y promoción de fraudes del tipo de las “Trompetas del Apocalipsis”, el sonido “Bloop” en los mares, los cropcircles y el síndrome de los contactados y abducidos por míticos alienígenas que nunca dan evidencia de eso. Hablan de supuestas “evidencias” o “pruebas”, pero dichos datos nunca son contrastados ni verificados por otros investigadores o científicos para validar su certeza; esos pseudo-investigadores, pseudo-ufólogos y pseudo-periodistas harán todo lo posible para que dichas pruebas nunca sean revisadas por otros para corroborar su veracidad, pues ahí se les vendría al piso todo su truco.

Campañas de desinformación y mistificación como la “exopolítica” o el “Disclosure Project” han ganado seguidores que son principalmente fanáticos adictos a las falsas conspiraciones con extraterrestres y grupos secretos del gobierno, una parafernalia muy adecuada para la ciencia ficción que quieren vivir en carne propia, pero que a final de cuentas, si se pone a revisión sus argumentos, todos son refutables ante las primeras pruebas para verificarlos.

Es muy lamentable que se quiera seguir lucrando con la ignorancia y credulidad de las personas, abusar de su ignorancia o su ingenuidad en temas de este tipo, que merecen ser tratados con toda seriedad, pues todo misterio del mundo debe de ser desvelado y aclarado a la luz del conocimiento, y eso solo nos lo puede dar la ciencia, el método de investigación científico ha constatado su efectividad en todos los casos, no tiene porque fallar en este, a menos que todo se trate de un vil engaño. Y de ser así, se debe de señalar con toda medida.

La ufología, ese estudio que por años ha intentado ser considerado una proto-ciencia, pero no es más que una pseudo-ciencia debido al pésimo manejo del tema por parte de esos personajes que necesitan pagar y comprar espacios en los medios para salir y exponer sus “casos” o los que buscan seguidores en las redes sociales para que se crean sus cuentos y den “validez” a sus ideas.

Por eso los ovnis están en la lona, por gente así algo que debería de ser interesante es casi obsoleto. Y no va a faltar el inculto que sale con que “Sería egoísta penar que somos los únicos en el universo”, pero sería muy estúpido pensar que somos tan interesantes o importantes para los extraterrestres solo se manifiesten con avistamientos bastante mediocres y no tengan la menor idea de como entablar comunicación con una sociedad (según los fanáticos) “inferior” a ellos, cuando nosotros sí podemos entablar relaciones con tribus que están en su “Edad media”, que permanecieron ocultas en las selvas y que hasta ahora tenemos contacto con ellas.  

Los miserables siempre buscarán la conmiseración de los demás, pues lo único que buscan es que todos sean igual de miserables como ellos. Es lo que pasa con esos personajes dedicados al fraude extraterrestre. Estamos en el momento para exigirles cuentas y que respondan por sus fraudes que solo han denigrado a este tema. Por dignidad, hay que ponerles un alto a esa falsa moral y falta de ética. Si los extraterrestres fueran tan sabios como los pintan, eso harían ellos. Ahí se los dejo de tarea.

https://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal