25 agosto 2016

La realidad oculta de Nibiru


El inconmensurable cosmos esconde en su profundo interior grandes misterios, los cuales la humanidad apenas ha comenzado a descubrir y comprender. Pero falta mucho por descubrir, el cielo ya no es el límite, las estrellas tampoco, el único límite es el infinito. Y de su profundidad surge un nombre antiguo, oscuro y ya casi olvidado para algunos. Se trata de Nibiru o el Planeta X como algunos le llaman.

Y aunque algunos esperan o temen su llegada, pocos saben su origen real, mucho menos el desenlace final de su historia, que según varios podría afectar de forma muy drástica la vida de toda la humanidad, e incluso la existencia de la sociedad tal como hoy se conoce. Pero hagamos un recuento de la misteriosa leyenda de este planeta, que algunos lo quieren relacionar con Hercolobus, pero eso ya es otro relato que ya se los contaré. Vayamos al inicio de todo esto.

El planeta Nibiru es mencionado en las crónicas de la antigua Babilonia, reino donde habitaban los sumerios, quienes formaban parte de la legedaria Mesopotamia. En las tablillas babilónicas este astro representaba al actual planeta Júpiter, aunque en otro texto lo mencionan como si se tratase de la antigua estrella polar Vega (Alfa Lyrae).

Hoy en día existen innumerables páginas web, videos y artículos de revistas que hablan del planeta Nibiru, en donde narran su acercamiento inminente a la Tierra, con consecuencias que podrían ser catastróficas e inimaginables. En varias de esas publicaciones se dice que Nibiru chocará contra la Tierra haciendo que los polos magnéticos de nuestro planeta se inviertan, lo que generará que la órbita terrestre será alterada drásticamente.

Según dicen estas publicaciones, la gravedad de Nibiru, el cual se dice es de un tamaño mucho más grande que Júpiter (aunque algunos dicen que es cuatro veces el tamaño de la Tierra), desplazará grandes volúmenes de agua, provocando un colapso mundial de los continentes. Varios sitios de esos dicen que muchas áreas de la Tierra están ahora recibiendo una vista previa menor de estos eventos debido a la “conexión plasmática electromagnética” entre los planetas y que por eso están experimentando climas inusuales, tormentas, actividad volcánica y sísmica inusual.

Pero siendo realistas, el mito del planeta Nibiru comenzó en 1976 con la publicación de un libro llamado “El 12º Planeta” del escritor azerí-estadounidense Zecharia Sitchin quien “tradujo” y reinterpretó (en todo caso malinterpretó) varios textos babilónicos a su antojo, e inventó toda una mitología centrada en ese mítico planeta su supuestos habitantes, los llamados Anunnaki, que supuestamente eran una civilización muy avanzada, al grado de poder hacer manipulaciones genéticas y realizar viajes interestelares en naves espaciales de alta tecnología, superior incluso a la actual.

Sin embargo, a pesar del enorme éxito que se dio de las ventas de este libro, y de toda la saga que le siguió, todo ha resultado en un gran trabajo de mistificación y mercadotecnia al por mayor. Con sus las malas interpretaciones bastó para crear toda una mitología aparte de un mundo que no existe. Dejando de lado la obra del economista Sitchin, que para nada fue historiador, ni nada por el estilo, Nibiru tiene otro aspecto que a muchos llama la atención.

Se trata de los supuestos reportes de su avistamiento en varias partes del mundo, e incluso de las supuestas imágenes que se tienen de el en fotografía y en video. Esto dio en su momento algo que pensar a los estudiosos e investigadores de este tema. Sin embargo después de revisar y poner a prueba muchas de esas fotografías y videos se ha llegado a la conclusión de que todo es parte de una enorme farsa.

Supongamos por un momento que todas esas imágenes que circulan por el internet fueran realmente la evidencia de un nuevo planeta, eso sería una excelente noticia científica de carácter mundial. Lamentablemente esas mismas evidencias se derrumban cuando son puestas a prueba y revisadas por especialistas en el tema. Para empezar la gran mayoría de las presuntas imágenes de Nibiru que se presentan en casi todos los sitios, tan solo se trata del defecto fotográfico denominado lens flare que no es otra cosa que los reflejos de una fuente de luz fuerte en el interior de los cristales de la lente de la cámara.

Además si Nibiru fuera del tamaño que se dice y estuviera tan cerca como algunos aseguran, ya se podría ver a simple vista, ya sea de día o de noche, pues reflejaría la luz del Sol, pero es todo lo contrario, de hecho siempre presentan imágenes de esferas que brillan cerca o junto al Sol, lo que da a entender que es un brillo que viene del sol mismo y que atraviesa el cristal de la lente reflejándose en su interior, no un objeto solido que refleja la luz, que en su caso no sería tan brilloso como un sol, sino más bien ligeramente opaco como se ven otros planetas a la luz solar.

De hecho se supone que ya debería poderse ver con telescopios comerciales, incluso debería de aparecer en varios de los tantos videos que hay realizados en el espacio por todas las naves espaciales que viajan a la Estación Espacial Internacional, y con mayor razón de debe de poder ver desde la estación espacial, pero la realidad es que no se ve nada, simplemente porque no existe.

Sí existe la teoría científica de un posible planeta más, llamado el Planeta Nueve, que está siendo estudiado por astrónomos profesionales pero no es mayor que Urano o Neptuno, pero para nada se trata de Nibiru, pues tendría un período orbital de unos 15 mil años y pasaría mucho más lejos de Plutón, lo que lo haría imposible de detectar por las civilizaciones antiguas, y que de hecho no estaría habitado pues se trataría de uno de los denominados gigantes gaseosos o de un gigante helado.

Y esa es la realidad tan oculta de Nibiru, que no existe, a pesar de cientos de imágenes que no dicen nada, solo es para generar curiosidad o expectación por algo que no es real, y a pesar de pésimos estudios hechos de su supuesta existencia, no hay nada corroborable ni constatable sobre dicho astro.

En pocas palabras, no puedes tapar al Sol con Nibiru porque no existe.

https://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal

18 agosto 2016

Si investigas de fantasmas y duendes busca respuestas


En este mundo lleno de enigmas y misterios los hay para todos los gustos, tamaños y sabores. Hay enigmas históricos, leyendas antiguas o mitos modernos que surgen de relatos o experiencias que se van contando de boca en boca, cada una de ellas poniéndole algo de su cosecha y agregándole más sabor o misterio al asunto, haciéndolo más entretenido a quienes lo escuchamos.

Quien de chico no ha escuchado esos relatos de espantos o fantasmas en los panteones o antiguas casas abandonadas, esos relatos que no te dejaban dormir esa noche porque cualquier ruido escuchado podría ser señal de que no estabas solo en tu cuarto, de que alguien o “algo” más se encontraba ahí. La sensación de no estar solo en la quietud y oscuridad de tu cuarto puede terminar en un instante, por un simple ruido en tu habitación, y la ayuda de tu imaginación.

Pero que hay cuando ya uno de grande se topa con cosas que no son lo que deberían de ser o que están fuera de esa cotidianidad a la que estamos acostumbrados y nos enfrentamos a eso llamado por algunos como lo “desconocido”. Para algunos eso es uh shock a sus ideas religiosas o espirituales, para otros es un momento de pánico incomprensible, pero para otros es el momento de poner su cerebro a trabajar para resolverlo.

He tenido el gran gusto de conocer personalmente a gente que se ha enfrentado a lo misterioso y a lo desconocido y salió avante, e incluso resolvieron aquello que se les presentó. He sido testigo en más de una ocasión de eso que algunos llaman paranormal o preternatural, pero no por ello me voy a dejar vencer por el estupor, miedo o el adormecimiento psicológico que puede llegar a generar ser testigo de algo así.

La cuestión es cuando uno se queda atrapado en ese mundo del misterio y no saber salir de él, no porque le tenga miedo al tema, sino porque lo atrae una extraña y adictiva fascinación, una necesidad de estar rodeado o sumergido en lo extraño o anómalo para sentirse bien. No pasaría nada si no fuera más allá de una afición sana y pasajera, pero hay quieres se quedan aferrados a los temas de misterio de una forma enfermiza y casi patológica.

Analizando algunos de los motivos por los que los hacen, el más común de ellos es el deseo de llamar la atención y sentirse especiales ante los demás, como si sus propias formas de vida o trabajos no fueran lo suficiente para sentirse orgullosos de si mismos. Recurren a los temas anómalos para sentirse como en una película de aventura, inmiscuidos en misterios que solo ellos podrían resolver, pero que nunca lo harán pues se les terminaría ese confortable entumecimiento mental que les produce esos temas.

Otros lo hacen por un vacío existencial en sus vidas el cual lo buscan sanar o llenar con la presencia de estos fenómenos o hechos fuera de lo común, en algunos casos al grado de ir humanizando los eventos y dándoles personalidad propia a cada uno de ellos, como si se tratare de entidades que les acompañan y que nunca los dejan solos durante su paso por la vida.

Me ha tocado ver personas que todo lo que rodea sus vidas le quieren ver un enfoque paranormal o sobrenatural, como si todo lo que hay en el mundo dependiera de una magia incomprensible e inconmensurable que no somos capaces de comprender aunque así lo quisiéramos, y la cuestión es que sí hay quieres estamos interesados en esas respuestas, en resolver esos misterios y dudas que se tiene sobre esos fenómenos difíciles de explicar, pero no por ello fuera de nuestro alcance.

Personalmente me ha tocado hacer cobertura de reportes sobre avistamientos de brujas, criaturas extrañas, fantasmas y hasta duendes. Personas de todo mi respeto y de integridad intachable me han relatado sus experiencias que han vivido. No me están mintiendo, mucho menos están locos. Pero no por ello las considero del todo tal cuales como me las cuentan, pero tampoco considero que mienten, pues yo mismo he sido testigo varias veces de hechos insólitos. Pero hay que ser realista, los ojos son muy sencillos de engañar, y cuando no se tiene la explicación de algo hay veces que la mente en lugar de irse por lo más lógico y racional se va por lo más descabellado y fantasioso. La cuestión es estar consciente del rumbo que toma nuestro raciocinio en estos casos.

Hay que tener la mente abierta, pero con los pies bien puestos en la tierra. Existen muchos fenómenos que todavía no comprendemos, han ocurrido eventos de los cuales no se tiene una explicación completa, pero no por ello queramos verle lo paranormal a todo. Nada es paranormal hasta que se demuestre lo contrario, y para eso es la investigación de esos temas, para confirmarlo o refutarlo. Aunque a muchos no les gusta la idea de toparse de golpe con la cruda realidad y que sus sueños de duendes y hadas sean refutados por una explicación basada en física o química.

Nuestra mente está hecha para procesar todo eso que llega a nuestros ojos y oídos, aquello que tocamos, debemos de tratarlo como lo que es, hechos que pueden y deben ser analizados de manera racional y coherente, no dejarnos arrastrar por la emoción o la corriente mistificadora de que todo eso es sobrenatural. En el mundo real los hechos tienen una explicación real, solo lo falso no la tiene. No hay que engañarnos a nosotros mismos, mucho menos a los demás. Tengamos un poco de respeto por nuestra mente y la de los demás, y busquemos esa explicación que está al alcance de nosotros, pero que todavía no la vemos, ya sea por falta de investigación o por un severo ataque de pereza mental.

La cuestión es no dejes de indagar, pues solo indagando llegarás a conocer la cruda y bella realidad.  
https://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal

11 agosto 2016

La realidad de la investigación del fenómeno ovni


En estas últimas fechas se ha hablado mucho del tema de la veracidad o charlatanería de lo que es, hoy en día, la investigación del fenómeno ovni a nivel mundial, ya que mientras para algunos busca un fin muy loable, la desmitificación del fenómeno ovni y si fuera posible el descubrimiento de vida extraterrestre, pero por otro lado, otros se dedican a engañar con ese mismo tema, generando grandes y muy lucrativos engaños.

La ufología comienza a finales de los años 1940´s con reportes de avistamientos de presuntas aeronaves no identificadas y de extraña apariencia. En ese momento los gobiernos del mundo habían asumido la investigación y estudios de muchos de los casos, no porque se creyera que se tratara de seres extraterrestres venidos de otros planetas, sino porque se tenía la certera sospecha de que se trataba de tecnología militar de avanzada con fines de espionaje entre naciones en conflicto. Y eso es lo que han señalado muchos de los informes que han sido liberados a principios del siglo XXI, en donde varios casos quedaron sin resolver por lo fugaz del avistamiento, pero en ninguno se dio la certeza de presencia extraterrestre, a pesar de los testimonios, pues nunca hubo evidencia que así lo corroborara.

El proyecto del Libro Azul (Blue Book) que fue un estudio de la Fuera Aérea de los Estados Unidos de América fue en su momento el documento referencia para el estudio ufológico, sin embargo sus datos eran de los años 1950´s y 1960´s. Su índice de casos inexplicables era del 6%. Hoy en día, a pesar del enorme aumento en el número de reportes de presuntos ovnis, ha bajado al 1% los casos “inexplicables” según los estudios más recientes en este campo.

La ufología a nivel mundial presenta un grave problema, es la mafia ufológica. Casi desde su inicio la ufología se acompañó de personas que sí se dedicaban al estudio y autentica investigación del fenómeno ovni para resolver y contestar de forma concreta todos los misterios relacionados a este fenómeno, pero comenzaron a surgir personalidades que solo buscan llamar la atención de los demás de una u otra forma, e incluso ganar dinero con ello.

Así surgieron varios grupos de culto que veneraban al mito de los extraterrestres, las sectas platillistas, como algunos las llaman, comenzaron a proliferar en los 1960´s y 1970´s cuando la pobreza ideológica y abismos existenciales de algunas personas las orillaron a caer en la garras de la mistificación, desarrollando toda una parafernalia que sigue activa hasta nuestros días con distintos frentes de batalla, algunos más activos o fundamentalistas que otros, pero siguen buscando imponer sus creencias sobre los demás, a pesar de que abiertamente se sabe que se basan en fraudes y engaños fraguados por sus líderes de culto.

A principio de los 1990´s se puso de moda la ufología gracias a programas de televisión y personajes que iban desde autonombrados “investigadores” hasta “periodistas” en desuso que querían revivir glorias del pasado, que aprovecharon la ignorancia de las personas en temas de fenómenos aeroespaciales para generar el estallido mercadotécnico de la ufología en los medios. Surgieron revistas, programas de radio y televisión, e incluso los primeros portales de internet dedicados a los ovnis.

Sin embargo nada de eso era investigación, solo era amarillismo desinformativo que degeneró en la charlatanería que hoy se tiene, sobre todo en internet, en donde cualquiera se pone el mote de “investigador” o “ufólogo”, pero no resuelven nada y ni responden dudas sobre dichos misterios. Y se enojan si se los echas en cara, se hacen los mártires, las víctimas y buscan la conmiseración de los demás.

Es muy lamentable que existen personas que quieren que se les respete a pesar de que se dedican a la divulgación y promoción de fraudes del tipo de las “Trompetas del Apocalipsis”, el sonido “Bloop” en los mares, los cropcircles y el síndrome de los contactados y abducidos por míticos alienígenas que nunca dan evidencia de eso. Hablan de supuestas “evidencias” o “pruebas”, pero dichos datos nunca son contrastados ni verificados por otros investigadores o científicos para validar su certeza; esos pseudo-investigadores, pseudo-ufólogos y pseudo-periodistas harán todo lo posible para que dichas pruebas nunca sean revisadas por otros para corroborar su veracidad, pues ahí se les vendría al piso todo su truco.

Campañas de desinformación y mistificación como la “exopolítica” o el “Disclosure Project” han ganado seguidores que son principalmente fanáticos adictos a las falsas conspiraciones con extraterrestres y grupos secretos del gobierno, una parafernalia muy adecuada para la ciencia ficción que quieren vivir en carne propia, pero que a final de cuentas, si se pone a revisión sus argumentos, todos son refutables ante las primeras pruebas para verificarlos.

Es muy lamentable que se quiera seguir lucrando con la ignorancia y credulidad de las personas, abusar de su ignorancia o su ingenuidad en temas de este tipo, que merecen ser tratados con toda seriedad, pues todo misterio del mundo debe de ser desvelado y aclarado a la luz del conocimiento, y eso solo nos lo puede dar la ciencia, el método de investigación científico ha constatado su efectividad en todos los casos, no tiene porque fallar en este, a menos que todo se trate de un vil engaño. Y de ser así, se debe de señalar con toda medida.

La ufología, ese estudio que por años ha intentado ser considerado una proto-ciencia, pero no es más que una pseudo-ciencia debido al pésimo manejo del tema por parte de esos personajes que necesitan pagar y comprar espacios en los medios para salir y exponer sus “casos” o los que buscan seguidores en las redes sociales para que se crean sus cuentos y den “validez” a sus ideas.

Por eso los ovnis están en la lona, por gente así algo que debería de ser interesante es casi obsoleto. Y no va a faltar el inculto que sale con que “Sería egoísta penar que somos los únicos en el universo”, pero sería muy estúpido pensar que somos tan interesantes o importantes para los extraterrestres solo se manifiesten con avistamientos bastante mediocres y no tengan la menor idea de como entablar comunicación con una sociedad (según los fanáticos) “inferior” a ellos, cuando nosotros sí podemos entablar relaciones con tribus que están en su “Edad media”, que permanecieron ocultas en las selvas y que hasta ahora tenemos contacto con ellas.  

Los miserables siempre buscarán la conmiseración de los demás, pues lo único que buscan es que todos sean igual de miserables como ellos. Es lo que pasa con esos personajes dedicados al fraude extraterrestre. Estamos en el momento para exigirles cuentas y que respondan por sus fraudes que solo han denigrado a este tema. Por dignidad, hay que ponerles un alto a esa falsa moral y falta de ética. Si los extraterrestres fueran tan sabios como los pintan, eso harían ellos. Ahí se los dejo de tarea.

https://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal

04 agosto 2016

La ignorancia posmoderna del siglo XXI


En plena era de la información, la informática, la cibernética y las telecomunicaciones, el mundo entero se está enfrentando a una verdadera pandemia, la cual a mediano plazo podría ser la más peligrosa de todas y que puede poner en riesgo la vida de muchos e incluso de comunidades enteras. La pandemia de la ignorancia.

La ignorancia es la ausencia de conocimientos en una o varias ramas del saber humano, la cual a la larga trae consecuencias dañinas a quienes la padecen pues son víctimas de engaños y estafas por parte de otros, hasta llegan sufrir limitantes en el campo profesional y social.

No hay que confundir educación de cultura, valores y virtudes, que esos se deben de aprender en la casa, con la educación en saberes y conocimientos de ciencia, que es la que se debe de dar en la escuela. No es lo mismo, por eso hay gente “muy mal educada” con títulos profesionales, y personas muy lista pero sin grados académicos. Y también tenemos todo lo contrario, cosas de la humanidad.

En la antigüedad una persona inculta no sabía leer ni escribir, era un iletrado o analfabeta, por lo general era relegado de la comunidad y se limitaban a laborar en trabajos manuales como la albañilería, la herrería, la ganadería, la agricultura y cuestiones similares que en su momento no requerían muchos conocimientos académicos o científicos. Pero las cosas han cambiado y mucho.

Hoy en día los incultos o ignorantes no son los que no saben leer o escribir, pues muchas personas sin títulos ni diplomas ha logrado formar un hogar, sano y fuerte, educando a sus hijos en distintas labores artesanales con apego a las virtudes y valores humanos que todos deberíamos de aplicar en nuestra vida diaria.

Los ignorantes del siglo XXI, de la moda posmoderna, son aquellos que tienen cuentas en sus redes sociales y se la pasan publicando, compartiendo y opinando de cosas que ni siquiera conocen ni comprenden, mucho menos saben como funcionan. Sus fuentes de información son videos con animaciones digitales con una voz generada por computadora. Creen que por poner unas tinas con agua en el piso y mesas, o poner unas manchas y salpicones de pintura en madera eso ya es “arte”.

Los incultos e ignorantes de hoy en día creen que la Tierra es plana, que la gravedad no existe, que el Sol no es una estrella y que el hombre no llegó a la Luna. Aunque muchos no lo crean sí existen este tipo de individuos, con ese grado de carencia de conocimiento y raciocinio, que todo indica que se la pasaron dormidos en sus clases de ciencias naturales.

Además, estos individuos, los cuales son tanto hombres como mujeres, creen que las vacunas son malas o peligrosas para la salud, creen que los aviones dejan rastros químicos (chemtrails) que nos fumigan con gases para eliminar y controlar a la población mundial, y que la lactancia materna en público es un acto inmoral. Cosas que ya han sido más que refutadas y desmentidas con evidencia corroborable, pero mientras esta apunte en sentido contrario a sus creencias, ellos las negaran.

Hay otros que creen que los extraterrestres son nuestros dioses, creadores y salvadores; que la física cuántica y la metafísica es para estudiar y ampliar la espiritualidad de cada uno de nosotros, que el veganismo en menores de edad es sano y que la medicina alternativa es mejor que la medicina normal. Bueno, en estos casos la cosa es más que clara, de extraterrestres no hay nada aún y quererles pintar divinidad o santidad es más que un engaño; de la física cuántica y la metafísica la realidad es completamente distinta a lo que esos esoteristas y falsos místicos dicen, no pueden echar a la basura años de estudio con sofismas de bonitas palabras; del veganismo es más que claro su falso valor nutricional, no pueden eliminar millones de años de evolución biológica omnívora por una dieta de moda; y de la medicina alternativa, la muerte de Steve Jobs y otros gurús que han muerto por sus propias dietas y terapias "alternativas" son un ejemplo netamente corroborable.

Por si fuese poco, hay unos que creen que la Nueva Era de Acuario es en la que los humanos evolucionaremos a entidades superiores o avanzadas espiritualmente y que nuestras “auras” todo lo abarcarán y un largo etcétera; creen que estamos bajo el influjo de grupos secretos que quieren imponer el Nuevo Orden Mundial en el que todos seres esclavos de las grandes potencias económicas. Lo de la “Nueva Era” fue una campaña mediática y mercadotécnica inventada por varios gurús y autores de libros de filosofías ligeras en los 1960´s para poder aumentar sus ventas, a algunos les funcionó pero poco a poco se les ha ido acabando el negocio; lo del Nuevo Orden Mundial es una campaña de desinformación y temor implementada por grupos separatistas, fundamentalistas y radicales que le interesa tener a las personas separadas, apartadas unos de otros por diferencias religiosas, políticas o raciales, porque si las personas libres nos uniéramos crearíamos ese verdadero nuevo orden de la democracia global, libre de muros divisorios que perjudican tanto a la humanidad, por eso sueltan a esos agentes de la mistificación para generar temor en algo que nos uniría a todos, el valor de la humanidad misma.

Ahí se los dejo de tarea. Canis latrant, ego movere.    

https://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal/

28 julio 2016

De nuevo otro Fin del Mundo que viene y se va


A lo largo de la historia han surgido un número indeterminado de individuos que se creen iluminados o conocedores de los saberes del mundo, o de la palabra de su dios, los cuales salen a la luz haciendo distintos anuncios o profecías de que el fin del mundo está cerca. Unos le llaman el Armagedón, el Apocalipsis, El Rapto o con otros nombres igualmente fatalistas, todo depende de la franquicia ideológica a la que representen.

Una vez más las redes sociales y el internet están siendo utilizados por los timadores para difundir falsas alarmas del fin del mundo. Como todos sabemos, esto no es nada nuevo, desde el siglo pasado se puso de moda usar las redes para estar haciendo anuncios o profecías del final de los tiempos por parte de pastores, gurús y místicos, las cuales nunca se cumplieron, ya sea porque (según ellos) su versión de dios le dio otra oportunidad a la humanidad de mejorar, los extraterrestres siempre no llegaron, se equivocaron en el cálculo o simplemente, la más realista, porque todo se trató de una gran estafa.

Pero ahora circula en la red un video titulado “Why The World Will End Surely on 29 July 2016 ? Shocking Facts”, del canal de videos End Times Prophecies, en que según el autor (o autora) el fin del mundo ocurrirá este Viernes 29 de julio de 2016, según sus propias malinterpretaciones de la Biblia. ¿En dónde quedó aquello de “No levantarás falso testimonio”?

Según dice el video, que ha sido difundido para su promoción por varios portales “periodísticos” y otros tantos de contenido esotérico, dice que ese día se dará la inversión de los polos magnéticos del planeta, lo que ocasionará fuertes terremotos en todo el globo, además de un cambio climático exageradamente drástico, algo que fue anunciado por varios mistificadores para el 21 de diciembre del 2012, pero que como todos sabemos no ocurrió. Todo fue un fraude.

El video anuncia que “Jesucristo llegará en un caballo volador acompañado de un gran ejército para arrasar con la Tierra, castigo del que solo sobrevivirán los justos”. ¿Pero y si no se es cristiano y sí se es justo? Recordemos que la religión más difundida a nivel mundial es el islam, no es el cristianismo, el cual ocupa el segundo lugar. Aunque como sabemos, esto se ha anunciado antes, con algunas variantes por varios líderes de varias sectas religiosas, e igualmente nunca ha ocurrido.

Entre otras cosas el video predice que el Sol se quedará sin luz, y que la Luna se volverá roja, así como que también se colapsaría la atmósfera de la Tierra, además de que el nivel de los océanos se elevaría fuertemente causando grandes inundaciones. Y así el fin de la sociedad actual, y de la humanidad misma se dará. Lo sorprendente es que dicho video es que tiene miles de reproducciones, con muchos comentarios a favor, aunque también muchos en contra.

Pero seamos realistas, esto no va a ocurrir. Esta es solo una campaña viral de desinformación toxica y mistificante, como ya lo hemos denunciado en otras ocasiones. En plano siglo XXI se necesitaría ser muy ignorante y muy inculto para creerlo. Recordemos que ya se han anunciado muchos finales del mundo, pero el mundo sigue como si nada. Hagamos un poco de memoria.

El fin del mundo, los "tres días de oscuridad", la llegada del “Anticristo” o de “Cristo” y otras catástrofes mitológicas modernas se han anunciado en los años de 1977, 1978, 1988, 1999, 2000, 2001, 2006 y en 2012, pero nunca ha ocurrido nada extraordinario o fuera de lo común.

Los “preparados” han quedado en ridículo al ver que todo lo que gastaron e invirtieron para ese momento apocalíptico de la historia nunca llegó. Fueron víctimas ingenuas de ese vil fraude llamado el “fin del mundo”. Fueron estafados por sus líderes religiosos que les pidieron someter su vida y sus pertenencias a ideologías inventadas por ellos mismos. Y es lo que está queriendo ocurrir de nuevo.

Lamentablemente los más incautos son los que resultan siendo las víctimas mortales de los fanáticos, que con sus actos ilógicos e irracionales, aprovechan estas fechas catastrofistas para cometer todo tipo de barbaridades y atrocidades en contra de quien tengan en frente, arrebatando la vida de inocentes en hechos muy lamentables que ya han sido plenamente documentados en el pasado reciente. No por nada, lo más peligroso que hay en el mundo, es un imbécil con iniciativa.  

De nuevo surgen los individuos de mente oscura y perversa que escudándose en cuestiones pseudo-religiosas quieren someter a la humanidad, o al menos a quienes se crean su engaño, con las cadenas mentales del neo-oscurantismo, en donde el que más crea en ello y el que menos sepa, es el que sale perdiendo su libertad de ser un humano pensante.

El querer asustar a las personas con falsas profecías del fin del mundo es la carta más gastada por los charlatanes de lo espiritual para ganar fanáticos temerosos y sumisos. Pero hay que ponerles un alto en seco a estos individuos. La mentira que tanto difunden topará en seco con la cruda realidad que es implacable, la cual los alcanzará en el momento que ellos lo esperan. Y los únicos perdedores serán ellos, quienes buscan someter a los demás con miedo, serán sometidos al final. Quien llega y con acero se impone, con acero lo quitarán.

Algunos dirán “nadie sabe si ocurrirá o no”, pues están en el error. No va a ocurrir nada, y no es por nada sobrenatural o multidimensional. Los timadores dirán y alegarán mil cosas para justificar su fallido Apocalipsis. La realidad es muy distinta. Díganles que no pasó nada, simplemente porque aunque mil individuos recen o repitan una mentira, esta seguirá siendo una vil mentira.

A propósito de esto, les recuerdo mi "profecía", que formulé hace algunos años sobre el fin del mundo, pues se puso de moda, y que hasta el momento ha sido la más certera con 100% de efectividad: "El fin del mundo no llegará, mientras alguien lo esté anunciando, preocúpate el día que nadie lo anuncie".

Algunos dirán que los creyentes y su “fe” impidieron que ocurriera. Díganles que los que no creemos en esos cuentos fuimos los que realmente los que lo impedimos, la prueba es que lo anunciamos con tiempo, que no ocurriría nada. Pues nunca ocurrió nada. Caso cerrado.
 
https://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal

27 julio 2016

El origen de la imagen del hombre polilla


En las redes sociales se ha difundido mucho una imagen que es identificada por algunos como si se tratara del mítico “hombre polilla” o “Mothman”, un legendario ser del cual se dieron numerosos reportes a finales de los 1960´s en Estados Unidos y a principios de siglo en México, al cual le atribuyen características especiales que lo calificarían como una criatura de los denominados críptidos.

Los primeros reportes, en 1966,  se dieron en Virginia Occidental (EUA), donde numerosos testigos aseguraban haberlo visto. Ya en este siglo los casos se extendieron a Chihuahua, y más recientemente en Tamaulipas, en México, e incluso existen reportes de supuestos avistamientos en la Región Metropolitana de Santiago, en Chile, en el año 2013.

Sin embargo muchos de ellos hacen referencia a una misma imagen con la que ilustran las publicaciones y narraciones de sus apariciones, que ya es muy conocida en los grupos dedicados a la criptozoología y temas de misterio. En esa imagen se ve que la toma es captada desde el interior de un vehículo, el cual se topa de frente al ser alado de unos dos metros de altura. La imagen la mencionan como si se tratarse de una fotografía real.

Pero gracias al apoyo del estudioso analista de temas de misterio, Edgar Luis Gómez, titular del portal El Reptiliano Escéptico, se logró dar con el origen de dicha imagen. Se trata de un fotograma extraído de un documental del canal de televisión History Channel en donde realizaron una animación virtual, una imagen generada por computadora (CGI), con las características descritas del ente mitológico. Aquí les mostramos varias tomas de ese mismo video, con la misma criatura original de dicho canal de televisión.

Lo más extraño es que a pesar de ser una producción con muchas reproducciones, no era muy conocido por la mayoría de los seguidores del mito del hombre polilla. Querían perpetuar su misterio, no saber su verdadero origen. Y aunque ellos aseguraban que se trataba de una imagen real, la mayoría enmudeció ante la realidad de que tan solo se trataba de una muy buena animación generada por computadora.

Del mito del hombre polilla, podría tratarse de avistamientos de alguna especie de búhos o lechuzas de gran tamaño, que por la falta de costumbre de las personas las podrían confundir con algún tipo de “monstruos”, como lamentablemente ya ha ocurrido en México, eventos que terminan con la desafortunada muerte de los animales.

Fin del misterio de la imagen del hombre polilla, caso cerrado.

21 julio 2016

Los fantasmas de los extraterrestres


No lo podemos negar, si hay un tema que ha intrigado a cientos de científicos e investigadores en todo el mundo, a lo largo de la historia, es esa gran posibilidad de la existencia de vida fuera de nuestro mundo, vida extraterrestre o alienígena como algunos le llaman. Y no me refiero a encontrar algunas formas de insectos o crustáceos en algún lejano planeta, sino a la posibilidad de que existan formas de vida inteligente, civilizaciones enteras más allá de las estrellas.

Recordemos que hablar de extraterrestres no es nada nuevo en el mundo. En el siglo XVI ya se hablaba de los “selenitas”, los habitantes de la Luna, descritos en varias obras literarias, algunas de ficción. Posteriormente, según avanzaba la imaginación de las personas fueron surgiendo los marcianos, los venusinos y otros tantos gentilicios más, para nombrar a los habitantes de otros planetas.

Pero la ciencia ficción inspiró a muchos investigadores en esta enorme posibilidad. Si aquí en la tierra se dio la formación de vida inteligente y civilizada, ¿por qué no habría de darse en otros planetas? Y de ahí comenzó una gran búsqueda de señales de vida fuera de nuestro planeta, pues a final de cuentas si se trata de extraterrestres, el lugar correcto para buscarlos en el espacio exterior, más allá de la Luna, Marte y otros planetas de nuestro sistema solar.

Gracias a esta hipótesis han surgido varias iniciativas que han lanzado muy importantes proyectos de búsqueda de vida fuera de la Tierra, que van desde la sonda espacial Pioner 10 lanzada al espacio en 1972 en búsqueda de ser interceptada por alguna civilización alienígena, hasta el secuenciador de ADN enviado por la NASA a la Estación Espacial Internacional (ISS) en el transbordador Dragon, de la empresa Space X, lanzado este mes, que podrá ser usado para buscar formas de vida a base de ADN.

Existe otra rama de investigadores y entusiastas que buscan formas de vida extraterrestre, pero en nuestro planeta, algunos se hacen llamar ufólogos. Ellos buscan en fotografías y videos encontrar señales de naves extraterrestres, o platillos voladores como eran denominados inicialmente a mediados del siglo pasado. Otros los buscan en grabados de antiguas civilizaciones, e incluso algunos más arrebatados, los buscan en libros religiosos del pasado.

Sin embargo estos ufólogos no han encontrado ninguna sola evidencia que pueda ser corroborable ni sustentable de la presencia de seres extraterrestres en nuestro mundo, ya sea en el pasado o en el presente. Todo lo contrario, las supuestas evidencias que se han presentado siempre han sido refutadas y descartadas al no poder pasar los más básicos análisis y pruebas para verificar su certeza.

De hecho, varios de ellos ha denigrado este tipo de investigación por sus actividades que son, a todas luces, fraudulentas y que caen en la categoría de charlatanería, e incluso han llegado a cometer estafas con sus timos de supuestos contactos o encuentros con extraterrestres y sus mensajes, lo que les ha generado sustanciosas ganancias en varios países y que incluso han llegado a formar grupos de culto pseudo-místicos.

El problema no está en creer o no en extraterrestres, o en realizar su búsqueda por varias formas, el problema es cuando se comenten engaños en este tema. El publicar o promocionar engaños de la supuesta presencia de vida extraterrestre en nuestro planeta no solo afecta a los autonombrados ufólogos, sino también a los investigadores científicos que sí realizar serias y profundas búsquedas de formas de vida ajenas a la Tierra. Algunos aficionados y novatos en este tema alegan que el gobierno o la NASA oculta la realidad del “fenómeno extraterrestre”, pero la realidad es que los únicos que la ocultan son los que se hacen llamar ufólogos y que solo publican imágenes y videos falsos en internet y las redes sociales, casi exigiendo que se les crea que lo que ellos dicen es la absoluta verdad.

No lo podemos negar, hay muchos investigadores del fenómeno ovni que sí son serios, formales y objetivos, los cuales se manejan con un estricto perfil analista e inquisitivo en el tema, al grado de ser “tachados” de escépticos por los fanáticos del mito de los extraterrestres. La cuestión es que estos sí se dedican a la investigación, a la generación de conocimiento nuevo sobre un tema poco conocido, a desmitificar el fenómeno ovni, no a magnificar su mistificación como lo hacen los pseudo-ufólogos.

Dentro de estos pseudo-investigadores hay quienes se atreven a afirmar, y así lo aseguran, de que en nuestro planeta ya se cuenta con la presencia de varias razas de seres alienígenas, y para ello se basan en supuestos testimonios de “contactados” y “abducidos”, presuntos testigos de esa presencia, con un sin fin de videos y fotografías de pésima calidad de contenido. Y ahí es cuando nos damos cuenta que hay imágenes que no dicen nada.

No hay porque estar en contra de la búsqueda de vida extraterrestre, todo lo contrario, hay que apoyarla, la humanidad ya está más que preparada para tener un contacto con otra civilización de otro mundo, ya no estamos en la edad media donde se pintaba a los seres de otro mundo como “superiores”, aunque varias corrientes neo-oscurantistas así los sigan queriendo representar. Pero de sus avanzados o superiores extraterrestres no hay nada, ninguna sola evidencia, solo cuentos para impresionar a los ingenuos e incautos.

Lamentablemente de los extraterrestres solos tenemos sus fantasmas, alegorías ficticias e imaginarias de seres que no se sabe realmente como son, ni como es su conducta, aunque algunos los piensan similares a nosotros, no hay nada que señale que así pudiera ser. Sería una excelente noticia que una nave o una señal de otro planeta llegara a nuestro mundo indicando, sin lugar a dudas, que no estanos solos en este inmenso cosmos. Pero la cruda realidad señala que no hay tal, de momento.

El pintar a los extraterrestres como salvadores o creadores de la humanidad, no es nada esperanzador y mucho menos si sus únicas “evidencias” son viles fraudes de individuos sin ética. La soledad cósmica ha nublado la mente de algunos crédulos y fanáticos de mitos, pero no por creer mucho en una mentira esta se hará realidad. El geocentrismo de los fanáticos, como si la Tierra fuera tan importante para los extraterrestres dista mucho de tener algún posible sustento.

La realidad es que solo queda seguir buscando, con firmeza y con mucha honestidad, alejados en engaños y falsas esperanzas, pues quien sigue a una bella mentira siempre termina cayendo en un profundo abismo de incertidumbre del cual ni el ovni más grande lo podrá sacar.  

https://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal

18 julio 2016

Captan aparente imagen de abuela fallecida en fiesta


Hace unos días en una reunión familiar en la que se festejaba el cumpleaños de una joven, al tomar la fotografía de la festejada con su pastel que era iluminado por una vela tipo luz de bengala, fue captada una extraña silueta atrás de ella, la cual llamó mucho la atención de la familia Quintero.

La fotografía fue hecha el 26 de junio pasado en una casa de la Colonia Buenos Aires, en Monterrey, en donde se realizó la fiesta familiar. Uno de los presentes en la reunión, David Trujillo, nos comentó lo siguiente.

“Esta foto la tomo una prima en el cumpleaños de mi hermana. Solo para salir de dudas si fue algún efecto de luz o algo así, porque una tía dice que es mi abuela que falleció este año, y como estaba muy apegada mi hermana, pues piensan que es ella”.

Al mirar ellas la fotografía, les parecía ver como una imagen de una persona, su abuela, aunque el padre de familia consideraba que podría tratarse de un efecto del flash de la cámara.

Muy amablemente se nos contactó para hacer una revisión de la fotografía, por lo que nos apegamos a lo que era la posible evidencia de una presunta aparición fantasmal. Se realizó un detallada revisión de la imagen, y del testimonio de lo ahí ocurrido. Y apegándonos a los hechos, se llegó a una conclusión.

Eso que las personas señalaban como la posible silueta o imagen de la abuela ya fallecida, se trata de un juego de luces y sombras hecha por la vela, el flash de la cámara y lo que está pegado en la pared. El árbol que está del lado derecho ayuda a darle la forma de un cuerpo humano, pero solo es una pareidolia, de hecho lo que parece el rostro es algo que está en la pared del fondo.

Tras mostrarle el resultado y la explicación del mismo, el señor Trujillo quedó satisfecho con la solución al caso, pues él sospechaba que podría tratarse de algo simple, pero no quería descartar la posibilidad de algo más, tomando en cuenta el punto de vista de sus familiares.

Finalmente todo se trató del fenómeno denominado pareidolia o imagen adjunta, en la que la mente humana hace creer a las personas que ven algo que realmente no está ahí, pero así lo interpreta, es en cierta manera como una ilusión óptica, pero a nivel mental, pues es la mente la que da la idea de que hay algo más.

Caso resuelto y cerrado.

https://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal

14 julio 2016

Ovnis y fantasmas: Lo que no quieren decirte los “investigadores”


En estos días de redes sociales e internet, cada día surgen más temas y más casos de los denominados fenómenos paranormales. Algunos les siguen diciendo “sobrenaturales”, pero esa terminología ya es cosa del siglo pasado, o antepasado, cuando todavía se creía que mucho de esto tenía que ver con el mundo espiritual, lo divino o lo diabólico.

Hoy en día se ha aterrizado, solo un poco estos temas, pero incluso ya es tema de “otros mundos” o “otros planetas”, pues la mezcla y revoltura de temáticas y terminologías, algunas literalmente sacadas de la manga, hacen que muchos incautos, o fácilmente impresionables, sigan cayendo en las redes de los modernos merolicos que siguen vendiendo “a precios módicos” curas y sanaciones mágicas o milagrosas para todo.

De hecho el mayor problema de muchos pareciera ya no ser estrictamente los problemas socio-económicos o de salud, sino que lo que más les afecta son las cuestiones emocionales o existenciales, y recurren a panaceas o analgésicos “espirituales” o “metafísicos” para sopesar sus dolores o evadir los problemas del mundo real que los rodean. Se sumergen en lo “oculto” y lo esotérico si tener la más mínima idea de lo que van a encontrar.

Muchos lo hacen por curiosidad o para llenar ese vacío de atención que hay en sus vidas, para sentirse alguien especial o “alguien” en el mundo, se autonombran con títulos de investigadores, parapsicólogos, ufólogos y otros términos con tal de hacerse pasar por personas importantes o destacar en círculos muy limitados y de confort para ellos. Pero es como los narcotizantes o estupefacientes, les genera una enfermiza adicción a esas mentiras que los “investigadores”, o más bien pseudo-invgestigadores, les surten como buenos distribuidores de mitos.

Y ahí es donde surge ese negocio que promueve la ignorancia y la mentira, al grado de conformar una mafia que promueve toda una campaña viral de desinformación intoxicante, plagada de falsedades pero que mantiene a sus seguidores atentos de lo que ellos publiquen, al grado de convertirlos en sus fanáticos, deshumanizándolos del más básico derecho de cuestionarles o poner en duda sus postulados, aunque estos suenen por si mismos totalmente ilógicos.

Muchos de estos seguidores y fanáticos de los misterios, incluso defienden a capa y espada a esos divulgadores de engaños, como ya lo hemos dicho, intentando censurar a quien intente desenmascarar sus timos. Nunca falta el que sale con el típico argumento de “Usted no tiene derecho a juzgar quien sí es o no es investigador”. Pero la realidad es muy distinta.

En un simple ejercicio de ética, honestidad y objetividad, sí podemos decir y señalar quien sí es y quien no es investigador; quien sí da resultados y resuelve casos sí es un investigador, quien solo se la pasa venerando e idolatrando y publicando falsos mitos, evidentemente y de manera constatable no lo es. ¿Y tú eres honesto y objetivo? Quien tiene moral sabe que mentir es incorrecto, quien tiene ética no miente. ¿Y tú mientes?

Así de simple está la cosa, la gran mayoría de los autonombrados investigadores de fenómenos paranormales, ufólogos, parapsicólogos y demás, tan solo son mercaderes de la ignorancia magnificada y sintetizada de manera “light” para satisfacer los abismos existenciales de sus fanáticos, que se sienten ofendidos si se les menciona esa realidad. Pero es la cruda y neta realidad. Solo son eso, distribuidores de engaños, que ellos compran y promueven gratuitamente para beneficio de sus dealers de “misterios”.

Pero si una persona llega solicitando seriedad y objetividad en estos temas, se creen la “Santa Inquisición”, quieren juzgar y condenar a la hoguera a quien desenmascare esos fraudes y estafas, que de paranormales o extraterrestres no tienen nada. ¿Prefieren seguir en la ignorancia para evadirse de la miseria de su realidad? Esa podría ser la razón.

No lo negamos, sí existen muchos fenómenos extraños, que de momento no tienen una explicación verificable, así es el universo, nos pone misterios, pero esos misterios no son para venerarlos como lo hacían los cavernícolas al fuego o al Sol. Son para resolverse y desentrañar sus explicaciones, sean cual sean se deben de obtener. Lo que hace falta es investigación seria y formal, no grupos de aficionados a la “búsqueda” solo por internet o en casonas abandonadas. Eso no es investigar, es jugar al “misteriologo”, sin llegar a nada.

Lo que no quieren decirte los “investigadores” es que en realidad no son investigadores, ni saben que es investigación. Que si dejas de creer en sus cuentos, se les acaba su espectáculo tan redituable y lucrativo. Si tú permites que te deshumanicen, impidiendo preguntar, exigir explicaciones y poner a prueba sus hipótesis, es muy tu problema. Pero solo una mente abierta, libre y despierta es capaz de poner en duda y cuestionar aquello que tiene evidentes tintes de irracional e ilógico. Tú decides si decides ser simple ganado, o levantar la voz y exigir explicaciones en estos temas a aquellos que digan investigarlos. Es obligación de ellos responder.

https://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal/


06 julio 2016

Animales paranormales



Durante muchos años se ha creído que algunos animales tienen ciertas habilidades especiales que les ayudan a detectar varias cosas que nosotros los humanos no logramos percibir y en algunos casos incluso se ha creído que pueden llegar a generar algún tipo de sanación a algunos pacientes de distintos padecimientos.

Es donde para algunos surge la idea de facultades paranormales en los animales, las cuales han causado mucho interés y curiosidad por parte de algunos que buscan en ellos una forma de detectar “lo que no pueden ver” o algún tipo de curación o panacea a sus sufrimientos. Pero no todo es belleza y dulzura con las terapias alternativas con animales. La realidad es muy distinta.

Sin embargo los animales son muy ajenos a como nos los presentan en los cuentos de mitos antiguos y modernos. Uno muy clásico y difundido en México es el mito de que las legendarias brujas se pueden transformar en grandes aves, por lo general en lechuzas o guajolotes, para hacer sus fechorías por las noches. Increíblemente en pleno siglo XXI todavía hay personas que matan y queman a estos animales si se los encuentran en la noche en algún monte. El temor y la ignorancia no son buenos compañeros y menos cuando se está en el monte.  

Por otro lado se comenzó a decir mucho en los 1980´s que los perros chihuahueños ayudan a las personas que padecen asma, y que incluso ayudan en su tratamiento, pero eso es falso. El pelo de los perros chihuahueños puede contener tanto polvo u otros agentes de suciedad como el de cualquier otro pelo de perro, eso ya depende de lo higiénica y limpia sea la casa donde lo tengan o del lugar donde acostumbre andar el perro.

Sobre los perros hay otros dichos, uno de ellos es que pueden ver o detectar a la muerte, un mito muy sonado cuando un perro aúlla cuando pasa una ambulancia con la sirena encendida cerca de donde se encuentra el animal. Las personas creyentes en supersticiones consideran que el aullido del perro es por la presencia cercana de la muerte, humanizando al personaje como una entidad tipo la Parca. Sin embargo el aullido de los perros al pasar una ambulancia o patrulla con sirena encendida, no es por la presencia de un ente oscuro o siniestro.

El aullido del perro al pasar las sirenas tiene una sencilla explicación, la creencia común es que lo hacen porque el ruido afecta su hipersensible oído y tratan de mitigarlo haciendo otro ruido, pero la realidad es que los perros al ser animales sociables, descendientes del lobo, se comunican a grandes distancias con su aullido, y como ciertos tonos de sirenas son muy similares al del aullido canino, ellos responden emitiendo ese aullido tan característico. Cuando un sonido lastima sus oídos ellos huyen del lugar y buscan refugio, no responden aullando.

Otro mito de los perros es que pueden detectar terremotos antes de que ocurran, esto en gran parte es un mito pero tiene un poco de lógica, y no se trata de ningún sexto sentido ni nada por el estilo. Recordemos que los sismos se producen por fracturas o movimientos de las placas tectónicas las cuales generan vibraciones que viajan a la velocidad del sonido, pero esos sonidos no son perceptibles para el oído humano, sin embargo para el hipersensible oído de los canes, muy posiblemente, ellos sí logran escuchar esas vibraciones lo cual altera su comportamiento antes del terremoto.  No es que lo sientan por percepción extrasensorial, es que escuchan los ruidos de la roca fracturándose en el subsuelo.

Otra hipótesis muy considerable es que los perros pueden oler el gas radón que se libera del subsuelo antes que se desate un terremoto, está comprobado que en muchas zonas momentos antes de un sismo se eleva la cantidad de este gas en el aire, lo que podría poner en alerta a los animales antes del movimiento telúrico. Curiosamente por esa misma razón se pusieron de moda los puerquitos vietnamitas como mascotas, porque se comenzó a difundir que ellos podían sentir el sismo antes que ocurriera, la realidad posiblemente se trate de que tan solo pueden oler el gas radón, que para nosotros no tiene olor, pero posiblemente ellos sí logran reconocerlo, recordemos que los cerdos son afamados por su excelente olfato al grado de que pueden encontrar los hongos trufas enterradas en el suelo.

Antes de continuar debemos aclarar algo, no existe ninguna evidencia científica concluyente de que las terapias con animales ayuden de alguna manera en el tratamiento del autismo, u otros tipos de discapacidades mentales. Sirven para generar empatía, socializar, relajarse y cuestiones emocionales o de comunicación, pero no tienen un efecto sanador en los pacientes. La tortugoterapia no funciona para curar enfermedades ni para prolongar la juventud.

Es muy común que en algunos lugares se crea que comer ciertas partes de los animales tiene efectos afrodisiacos o estimulantes, pero es un gran error, una falsedad en toda medida que ha puesto en amenaza de extinción a varias razas de tiburones, tortugas y otros reptiles, e incluso algunas razas de monos, por la burda creencia de que comerlos potencializa el “poder sexual” de los individuos. Creencias del siglo XV en pleno siglo XXI, es por demás ilógico e irracional.  

Algunos tienen gatos por la creencia de que pueden ahuyentar a los duendes y gnomos, pero solo pueden funcionar con los ratones, y en grandes cantidades los felinos pueden ser muy insalubres. Los animales no tienen porque sufrir los sesgos de información que algunos humanos padecen, la ignorancia de varias personas pone en riesgo el equilibrio ecológico de muchas zonas, la fauna debe es para cuidarla y protegerla, no para ser utilizada para rituales y demás supersticiones que solo retrasan el desarrollo mental de las personas. Los animales no tienen facultades paranormales, que tú no sepas nada de su biología solo es tu culpa por no poner atención a las clases de ciencia en la escuela.

https://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal