07 diciembre 2019

El fin del mundo: Ahora sí va en serio


Hay que ser serios en esto, me refiero al tema del “fin del mundo” o el “fin de la humanidad”, y no me refiero a todas esas falsas profecías pseudo-religiosas o esotéricas que todos los años pululan por las redes sociales pidiendo hacer oraciones por la paz del mundo, por la conversión de los infieles, y todas esas cosas que realmente no tienen ninguna importancia. 

No me refiero tampoco a la “predicción” de Isaac Newton que dice que en el año 2060 será el fin de nuestro mundo, pues a pesar de ser un gran científico, ese cálculo se hizo basándose en el libro más corrompido y manipulado de la historia humana, me refiero a la Biblia, por lo que, siendo honestos, esa predicción no tiene ningún valor real. 

Sin embargo es la que más se acerca a la fecha que fue dada a conocer por los cálculos realizados por los especialistas de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) quienes señalaron que podría ser dentro de 30 años, a menos que se realicen medidas que sean necesarias para revertir los daños causados al medio ambiente. 

No es un cuento chino esto, hay antecedentes verificables y constatables del grave peligro que representa la contaminación en nuestro mundo. Recordemos que en diciembre de 1952 en Londres, Inglaterra, se dio un muy lamentable acontecimiento llamado "The Great Smog" o “La Gran Niebla” por la cual murieron unas 12,000 personas y otras 100,000 sufrieron diversas enfermedades por el alto nivel de contaminación en el aire. 

¿Esto les suena conocido? El reciente estudio "Externalidades negativas asociadas al transporte terrestre" realizado por Iniciativa Climática de México (ICM) y el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP) dio a conocer que en la Ciudad de México mueren al año 4,562 personas por causa de la contaminación; mientras que en Monterrey los efectos de la contaminación ha causado 1,251 fallecimientos al año, y en la ciudad de Guadalajara ocasiona unos 1,160 decesos al año. 

No es una mala broma esto, el mundo ahora sí se va a acabar si no se hace algo realmente efectivo para corregir el gran daño que se está haciendo a la naturaleza. Según algunos tenemos, muy apenas, hasta el año 2025 para implementar todas las medidas que sean necesarias para corregir y optimizar todos los procesos industriales que generan la contaminación de todas las ciudades. Los procesos de bioremediación pueden ser el mejor camino para llevar a cabo esto, pero se requiere más apoyo y más recursos para los estudios que se están realizando en estos momentos.  

El ir por la calle con un tapabocas no es la solución. Los actuales programas de reforestación son muy apenas un paliativo para el nivel de contaminación que tenemos en nuestras ciudades. Tan sencillo como recordar que el principal “pulmón verde” de la ciudad de Monterrey es el bosque del Río Santa Catarina, y todavía hay varios empresarios que quieren talarlo para poner extensiones de vialidades en su lecho. 

Se necesita recuperar grandes áreas boscosas e implementar programas de reforestación y cuidado de estas zonas mucho más intensivos, el ir a plantar 500 arbolitos a un parque o terreno baldío, para luego abandonarlos, eso no es reforestación efectiva.  

Se calcula que al año la contaminación del aire causa la muerte de 7 millones de personas en el mundo, pero esto irá en aumento si no se aplica algo realmente efectivo al respecto. La fecha es el año 2050, ya lo sabemos, ahora ¿qué vas a hacer tú si piensas vivir más años en este mundo? ¿Qué mundo le piensas dejar a los actuales niños? Un mundo tipo el universo de “Mad Max” sería mucho más apacible que el auténtico destino que tendrá la humanidad si no se inicia con la implementación de leyes auténticamente ecológicas. 

Entre más grande sean las empresas y los gobiernos, más responsabilidad tienen para colaborar para limpiar al planeta, esta gran tarea no se le puede dejar a esos pequeños grupos y organizaciones defensoras del medio ambiente. El mundo necesita de una auténtica tecnocracia (gobierno de los científicos) para poder salvarse, y ya dejar atrás ideologías y creencias que solo sirven para separar y dividir a las poblaciones. 

Esto me recuerda a la gran película "Lo que vendrá" o "La vida futura" (Things to Come) del gran H.G. Wells, en donde se plantea la diferencia entre los que prefieren aferrarse a ideologías conflictivas en lugar de buscar un progreso de beneficio para toda la humanidad.
El Apocalipsis no será algo religioso, es más, según los especialistas en hacer cálculos a futuro (futurólogos) dicen que las religiones se extinguirán en 100 años si no se terminan uniendo todas en paz y armonía. Aunque si todo sigue como va, la humanidad no llegará a esos 100 años más de vida. 

El fin del mundo comienza hoy, y es obligación de todos nosotros hacer algo para que ese fin retrase más su llegada, y dejar un legado de vida para los que vengan después de nosotros.


06 diciembre 2019

Conmiseración y miseria: Degradación social


Es terrible ver como por todas partes surgen individuos, hombres o mujeres, que quieren opinar sobre todo, indignarse por todo, reclamar por todo y criticar todo, pero ellos solo son simples opinólogos de teléfono celular pagado por papá o mamá, que no estudian ni trabajan, no conocen del tema, no saben hacer nada productivo, ni aportan nada de provecho a la sociedad, pero de todo se quieren estar quejando y dando su punto de vista.

En el caso de algunos, el tener un título universitario de maestría o doctorado, no significa estrictamente que se trate de una persona inteligente, sólo que estudió mucho de un tema en especial y que aprobó los exámenes para la titulación. Tenemos varios “doctores” y “maestros” que se dedican a promover charlatanería política y pseudocientífica como si fuera algo real, palpable y tangible. Es más, esos títulos ni siquiera son garantía de que sean personas honestas o decentes.

Hoy machismo y feminismo son ideas obsoletas y caducas, lo que debe de prevalecer es la cultura de género, todos valemos lo mismo como personas por ser humanos. Debemos de decir no a la misoginia, no a la misandria, no a la homofobia, ni a ningún otro tipo de xenofobia o ideología del odio.

Muchos estuvimos a favor de las manifestaciones de las mujeres exigiendo más seguridad y protección para ellas, pero también estuvimos en contra de los viles actos vandálicos cometidos por vulgares delincuentes mezcladas en esas marchas. También hay muchos niños que han sufrido abusos sexuales por parte de pastores y sacerdotes, pero no vemos a sus familias rayando o quemando templos o iglesias. Ese no es el camino.  

Las buenas personas no roban por necesidad, por necesidad las personas se levanta temprano para ir a trabajar o para ir a buscar trabajo, no para ir a robar o asaltar. Las personas con valores y virtudes se pone a buscar trabajo, a vender zapatos, comida, fruta, a barrer las calles, a atender una tienda en una caja registradora, pero no a delinquir. No debemos de "romantizar" la delincuencia ni enaltecer lo deplorable.

Ahí radica la diferencia entre ser un simple número en el padrón electoral y ser una buena persona o un ciudadano responsable, en tus valores y virtudes. El malandro (persona mala) solo busca el camino fácil para no tener que trabajar y tener el gozo fácil. Pero así como rápido llega, rápido se va y siempre dejando consecuencias negativas para ellos.

Los miserables no buscan salir de la miseria, quieren que los demás los compadezcan, quieren causar penar y dolor en los demás para que estos les ayuden, sin tener que trabajar ellos mismos para salir de donde están. Pero ese es su negocio, es su círculo vicioso, conmiseración y miseria. El miserable solo busca que los demás lo vean miserable, y que lo conmiseren.

Hace tiempo mi padre al ir caminando por las calles del centro de la ciudad se encontró a un hombre pobre pidiendo dinero a los demás, con un pequeño niño cargado en sus brazos; mi padre se acercó y le dijo “¿Te gustaría trabajar? Yo te doy trabajo en un rancho cultivando y cosechando nopales, con alojamiento y sueldo para que puedan vivir bien”; pero ese individuo le respondió “No quiero trabajo, quiero que me den dinero, trabajar me cansa”. Y por eso mismo, ya nunca doy limosna a nadie.

Si nunca has construido nada, no tienes derecho a opinar o criticar algo que no dominas ni conoces. La libertad de expresión no es para decir barrabasadas ni gracejadas, mucho menos para mentir, por lo que no te puedes escudar en ella. Mejor di que no sabes, y ponte a estudiar, que algo de provecho podrás sacar de ello.

Dicen que el fin del mundo se acerca cada día más, y con esas actitudes tan patéticas de algunos, ya veo que sí. Si no ayudas a la sociedad, tampoco le estorbes, y deja pasar a los que sí quieren luchar por tener un mundo mejor y una mejor sociedad.

29 noviembre 2019

Vandalismo no es revolución, solo es vandalismo


El vandalismo no se puede justificar, mucho menos con falacias y sus sofismas, es un vil y vulgar ataque a la sociedad. Es casi comparable con un acto de terrorismo, con la única diferencia de que en estos hay pérdidas de vidas humanas. Utilizar el vandalismo para protestar por algo como los derechos o libertades, es convertirse en aquello que se supone quieren combatir.

Dañar construcciones ajenas a los opresores o acosadores no es protestar, es atacar a la comunidad. Mucho menos atacar a la prensa, ya sean hombres o mujeres que acuden a cubrir esas marchas, pues ellos van para constatar y dar a conocer lo que ahí ocurre. Y si una mujer o un hombre agreden a una persona, quien sea, esa persona está en todo su derecho de defenderse de la forma que sea necesaria para estar a salvo de más agresiones, sin importar si el agresor es hombre o mujer. Todos valemos lo mismo por ser humanos.

Las marchas son para exigir orden, seguridad y protección, con vandalismo sólo cosecharán lo contrario. Un acto de defensa es directamente en contra del agresor que ataca, y eso lo diferencia del vandalismo. No se ataca las marchas “feministas”, solo a los actos vandálicos, esos sí son deplorables y merecen ser suprimidos totalmente por las autoridades de forma total.

Los feminicidios o vejaciones que han sufrido muchas mujeres no justifican ningún acto vandálico, esa es la famosa falacia de falsa equivalencia o falacia de inconsistencia. Es como la frase de un famoso meme que dice "ojala fuera pared para que me defendieras", que de hecho eso. En pragmatismo factual se le llamaría auto-conmiseración, y solo los miserables buscan ser conmiserados, y que todos sean como ellos, miserables. Esas vándalas y vándalos rebajaron el importante y auténtico mensaje de esas marchas que son para exigir más seguridad y protección para las mujeres.

El vanagloriar lo degradante es un error muy común en esta época, por eso tanta degradación social, por eso tanta muchacha quejándose de las descalificaciones a esos actos vandálicos. El vandalismo vulgar siempre será eso, vandalismo vulgar, no tiene un sentido real más allá de la catarsis que sintieron las vándalas al cometerlo, a menos que hayan sido pagadas por alguien.

El vandalismo es ningún mensaje, solo es generar caos y desorden, algo ilógico pues esas marchas lo que piden es orden, seguridad y protección. Así como los violadores deben ser perseguidos y encarcelados, las vándalas también deben de ser perseguidas y encarceladas. Un delito es un delito, cada uno tendrá su pena en particular, pero son delitos.

Cuando se pide orden, seguridad y protección debe ser para todos en todas formas. ¿Atacaron a grupos de violadores o abusadores? No. Entonces solo es vandalismo vulgar, ni siquiera es un acto de defensa, es todo lo contrario, es un ataque a la sociedad misma. Un argumento de posverdad como la frase mencionada antes se derrumba ante la simple y cruda realidad de la que proviene. No se puede justificar ningún acto de vandalismo, y mucho menos usando sofismas de esa clase. Solo se confirma que es una falacia.

No se puede comparar a las defensoras del feminismo del siglo pasado con las pseudo-feministas de ahora, están queriendo confundir la gimnasia con la magnesia, intentando aparentar que son lo mismo, pero nada que ver aquellas con estas. En aquel entonces, varios grandes empresarios e industriales, e incluso algunos líderes religiosos, no querían que la mujer tuviera voz ni voto, por eso se les atacó a sus negocios, además de hacer marchas públicas para exigir su derechos. ¿Ven la enorme diferencia con las vándalas de ahora y las revolucionarias de antes? 

Las revoluciones no atacan a la sociedad, solo a los opresores, y así tiene que ser.

http://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal/

23 noviembre 2019

Ideologías de odio: Los anti-derechos humanos


Es muy lamentable como un país que vivió una dictadura socialista ahora tendrá una dictadura religiosa, me refiero a Bolivia pero esto le puede ocurrir a cualquier otro país en el mundo, aunque algunos piensan que México esta padeciendo una combinación de ambas, por la anormal participación de grupos religiosos en cuestiones de política y sociedad.

Aunque esto no es nuevo en México, desde sus inicios nuestra nación fue sometida por la cruz, el acero y el fuego, la trinidad de la conquista y el sometimiento. Pero eso fue en el pasado, trágico y oscuro, en donde solo unos cuantos iluminaron el mundo a pesar de las doctrinas que veneraban la oscuridad del pensamiento impuesta con cruces, y más cruces.

Hoy en día el mundo trata de avanzar y progresar, pero las sombras del pasado siguen tratando de tomar al mundo con sus garras. La Biblia, ni ningún otro libro religioso, debe de volverse a utilizar para gobernar a un pueblo, nunca más se debe de cometer tal atrocidad. Es bien sabido que algunos creyentes de una “fe” inculcan el odio y el desprecio a los que son ajenos a su “fe”, por lo que esas prácticas van directamente en contra de los valores y derechos humanos. 

Y es aquí donde entra la cultura de género, que busca defender y promover la importancia de las libertades y virtudes humanas por encima de cualquier culto o dogma impuesto. Eso de “Respetamos toda ideología que sea afín a nuestras creencias” no tiene ningún valor ni relevancia, solo denota una evidente intolerancia contra lo que es distinto.

Quien está en contra de la cultura de género, evidentemente está a favor de las ideologías y creencias de odio que son contrarias a ella. Cada día más organizaciones a favor de los derechos humanos apoyan las iniciativas generadas de la cultura de género, iniciativas que analizan a profundidad antes de apoyarlas, pues se basan en los datos duros y la cruda realidad de la sociedad actual.

Muchos promotores de las ideologías de odio, contrarias a la cultura de género, ahora utilizan la posverdad (pues vieron que utilizar versos de libros religiosos no funciona con personas cultas) manipulando y tergiversando las cosas para pintar una “verdad” que les es favorable. Un ejemplo de esto es la frase “Los progres quieren que abortes a los bebés, pero si nacen niños quieres que lo vistas de niña, y si está enfermo que le apliques la eutanasia”. No es una frase inventada, es una mentira dicha y repetida por muchos anti-derechos humanos.

A nadie se le obliga a abortar bebés, a nadie se le obliga a casarse con una persona homosexual, a nadie se le obliga a cambiar de sexo, y mucho menos a nadie se le obliga a la eutanasia. Eso es completamente falso, una vil mentira que individuos con falsas máscaras de moralidad y decencia quieren hacer creer en medios de comunicación y redes sociales.

Nadie obliga a nadie a tomar ese tipo de acciones, pero nadie tiene el derecho ni la autoridad moral para evitar que alguien tome esa acción si así lo desea por voluntad propia estando en completo uso de sus facultades mentales. A diferencia de los fanáticos religiosos, esas personas desequilibradas que quieren verlo todo del mismo color de su “fe”, y todo lo que no sea así, es pagano, hereje o maldito, y merece ser juzgado y condenado por ellos mismos. 

La psicología y la psiquiatría contemporánea ya tiene bien identificada a las patológicas de las creencias religiosas, algo que ha causado escozor entre algunos grupos religiosos, pero es la cruda realidad de ese fenómeno cultural llamado religión, que honesta y francamente, no es más que mitología sobre valorada. Se respeta a las personas, a las creencias no hay porque respetarlas si van contra la realidad.

Si quieres que los demás respeten tus ideas, tú debes de comenzar por respetar las de los demás, no puedes pedir respeto y tolerancia si tú mismo no la das primero. Y por eso mismo, ninguna institución de defensa de los derechos humanos irá en contra de las propuestas surgidas de la cultura de género, pues sería ir en contra de las mismas libertades humanas.

22 noviembre 2019

Peligro de las ideologías del odio


Es muy común ver en las redes sociales y en algunos medios de comunicación ver a personajes dispares e individuos circunflejos que gritan a los cuatro vientos postulados aparentemente moralistas o falsamente puritanos como “con mis hijos no te metas” y cosas similares, gente que dice tener por mandamiento principal el “amar al prójimo” pero se dedican a odiarlo y despreciarlo si ese prójimo no es como ellos quieren.

Ahí podemos ver un ejemplo de esa doble moral que se exhibe todos los días en esas personas de falsa ética, o sin ética alguna, pues se dedican a calificar y condenar todo lo que no cuadre con su limitada ideología mitológica (religiosa), aunque esto los lleve a atropellar las libertades y dignidad de otras personas, eso a ellos no les importa, sólo les importa imponer sus creencias por todos los medios posibles.   

Seamos claros, las ideologías del odio y sus agentes están en contra de la cultura de género, pues esta defiende los derechos humanos en base a datos duros y evidencia real, en cambio ellos necesitan que les creas sus ideas para que aparenten ser “verdad”. Tergiversan muchos datos científicos o los manipulan a su antojo para justificar sus actos de odio y discriminación, pero nunca aceptaran que se pongan a revisión sus creencias.

La cultura de género surgió del análisis y la revisión de la historia de décadas (o siglos) de abusos y desigualdad en el género humano, cometidos por el mismo género humano contra él mismo, justificando esos actos en mitos falsos, supersticiones, religión y otras creencias que necesitan ser creídas para ser “ciertas”. Por eso es tan atacado por los ideólogos del odio, pues es el humanismo en su más sincera expresión, sin falsas máscaras y reconociendo al ser humano por lo que es.

Unos dirán “¿O sea que está mal no pensar como tú dices?”, Y la realidad es que no, lo que sí está mal es estar en contra de los derechos y libertades humanas queriendo imponer creencias basadas en mitos y posverdad. Eso sí es muy malo. Es maligno.

Algunos opinan “Es molesto que te quieran obligar a pensar de cierto modo;  el tema de los derechos humanos queda de lado, pues terminan siendo subjetivos en cada nación y cultura”; y aquí hay que aclarar algo, nadie obliga a nadie a pensar de algún modo, a menos que se sea un fanático de algún culto religioso o algo así, ellos solo quieren que todos "piensen" y crean lo que ellos creen. Por otro lado Los derechos humanos no son subjetivos a cada cultura, al grado que están plenamente reconocidos como el fruto estricto del raciocinio humano, y están pensados para su paz y bienestar, no están basados en algún dogma que necesita ser creído para subsistir. Por lo que estar en contra de ellos, o ponerlos a consulta o votación, es evidentemente irracional y deshumanizante.

Los derechos humanos son universales, pero aun así siguen existiendo limitaciones “legales” basadas en dogmas obsoletos y caducos que siempre han sido un obstáculo para el avance de la sociedad. Un ejemplo sencillo de esto es el caso de la declaración de muerte, antes se declaraba muerto a una persona hasta que su corazón dejara de latir, hoy se sabe que la persona muere al tener muerte cerebral, los dogmas y creencias "ataban" la vida al corazón, hoy se sabe a ciencia cierta que depende del cerebro.

Por razones similares hay personas que dicen ser “pro vida” que están en contra del aborto, condenando la vida de las mujeres o niñas que no desean tener el producto de una gestación no deseada. Siendo francos y honestos, no existe ni un solo argumento real para obligarlas a llevar a su fin esos embarazos no deseados. Si los que dicen estar a favor de las familias o la vida supieran realmente que es la vida sabrían que la vida no se da en la concepción o la fecundación, eso era una creencia del pasado.

El humano surge al nacer, no se es humano antes de eso. Le guste o no le guste, la realidad es así, uno se puede encariñar con un feto o del embrión, hasta ponerle un cariñoso nombre, pero eso no lo hace un humano tampoco. El autoengaño es algo común en quienes necesitan creer en algo para estar “en paz”, pero también es una pesada cadena mentar que ha atrofiado por siglos a la sociedad.

Ahí se las dejo de tarea.
http://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal/

11 noviembre 2019

Xenofobia y discriminación en la cultura "mocha"



Es terriblemente lamentable que, en pleno siglo XXI, se siguen manteniendo ideologías y creencias que promueven el odio y la discriminación en contra de quienes no las compartan. Lastimosamente, e históricamente, quienes más han inculcado las ideas de odio y discriminación, en contra de los que no piensan igual, son las personas “religiosas”.

Hay que ser honestos en esto, no todos han sido así, solo los que practican ese cáncer para la sociedad denominado fanatismo. Se dice que quien se la pasa presumiendo y hablándole de “su dios” a los demás, es en realidad quien más carece de ese dios que tanto presume. Como el refrán dice: “Dime que presumes, y te diré que careces”.

Vergonzosamente, esa doble moral (o moral a medias, por eso llamada “mocha”) ya ha traspasado las fronteras de los medios de comunicación y lo legislativo. A principios del siglo pasado, en Nuevo León se les llamaba “mochos” a los que fingían ser de religión católica, en algunos casos, judíos o cristianos protestantes que tenían que aparentar ser católicos para no ser excluidos y aislados de sus comunidades.

En el presente se les llama “mochos” a los supuestos católicos o cristianos que se dedican a promover la discriminación y el odio a los que no son de su mismo culto, aplicando la posverdad, alegando falsos valores morales o tergiversando conceptos científicos para justificar erróneamente sus ideas.

En fechas recientes, en Nuevo León se ha legislado a favor de la “objeción de conciencia” entre los médicos, una acción que atenta directamente en contra de los derechos humanos de las personas que tengan ideologías o creencias distintas a las que el médico tenga.

El servicio médico NUNCA debe de estar regido o limitado por creencias falsas o supersticiones obsoletas. Por ideas de este tipo, hoy en día todavía se tiene prohibido el matrimonio igualitario y el aborto en varias ciudades de México, por esa “cultura mocha” que promueve la discriminación y el odio basándose en verdades a medias y una falsa moral puritana.

Las ideas no se tienen por qué respetar si van en contra de la lógica, en contra de la ciencia y en contra de los derechos humanos. Se puede y se debe respetar a las personas, pero nunca a ese tipo de ideas corruptas y atroces. En sus libros religiosos les mandan amar al prójimo, pero se dedican a promover el odio en contra de ellos, piden que se respete sus ideas y sus cultos, pero no respetan al de los demás, por eso son “mochos”, porque su falsa ética está incompleta.

No tienen vergüenza esos que dicen defender a la familia y a la vida si se la pasan juzgando y condenando a todo aquel que no sigue sus creencias (sacadas del libro más corrompido y manipulado de la historia de la humanidad), ese que cada quien lo traduce e interpreta a su antojo según sus intereses personales. De ese dichoso libro, la única frase que vale la pena es aquella de “la verdad os hará libres”.

Pero esos falsos defensores de los valores y las buenas costumbres defienden a capa y espada su posverdad, aclamando mentiras duras y crueles en contra de aquellos que no les agraden. Como una pseudo-reportera que calificó a los miembros de la comunidad LGBTI de “abominaciones” y “obras de Satanás”, cosa que ni siquiera supo escribir bien.

Recordemos que tu “fe” no te puede salvar de nada, pues la “fe” solo es para aquello que no es cierto, ni existe prueba de que sea real, por lo que necesita que tu mente se someta a ello. Mientras que la confianza en lo que sí es cierto y constatable, nos puede dar la paz y tranquilidad que todos requerimos.

Quieren defender “la palabra de su dios” utilizando el odio y el engaño contra todo que lo les conviene, solo ponen en evidencia la oscuridad que habita en sus almas caducas y corrompidas.

Quien siembra odio y discriminación, siempre cosechará odio y discriminación. No pidas que los que no creen en tus creencias las respeten, no tienen por qué hacerlo. Si expones tus creencias públicamente, todos tenemos derecho a refutarlas y calificarlas por lo que son, así de sencillo.

Si no quieren que todos juzguen tus ideas, guárdalas en tu mente y tu corazón… ahí déjalas; que a los demás no nos interesa saber de tus vacíos existenciales, mucho menos nos interesa ver tu odio corriendo por la calle y las redes sociales.

http://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal/

Penal del Topo Chico: Mitos, leyendas y horrores


Fue en el año de 1943 cuando comenzó a escribirse la historia de este centro penitenciario, una historia llena de tristezas y tragedias que muchas personas nunca olvidarán. Un recinto en donde los derechos humanos quedaban en segundo plano, un lugar donde la reinserción social parecía estar en un lugar olvidado, pues había muy poco de ello.
No pocos han olvidado el lamentable 27 de marzo de 1980 cuando el motín e intento de fuga de unos reos, terminó con el asesinato del Capitán Alfonso Domene, quien en ese entonces era el director del penal. Como todos sabemos, esos delincuentes fueron abatidos por francotiradores.
Un lugar que tuvo su propio autogobierno liderado por jefes de la delincuencia organizada, que terminó en el motín y asesinato de 49 reos a manos de otros internos en ese penal, el 10 de febrero de 2016, la peor masacre ocurrida en un penal hasta el momento en nuestro país.
Este lugar era un “infierno en la tierra” según contaban quienes lo llegaron a caminar por sus pasillos interiores. Y esto lo pudimos constatar cuando se nos permitió el ingreso para hacer un reportaje sobre los mitos y leyendas de este sitio.
Las condiciones de insalubridad eran más que evidentes, el hacinamiento de los presos fue motivo de conflicto en muchas ocasiones entre los mismos reos y los custodios que intentaban con sus pocos recursos de mantener la paz y el orden en ese lúgubre lugar.
Los cursos y talleres que se impartían en el lugar no eran suficientes para lograr la readaptación de los internos, y más porque algunos ya eran “arboles torcidos” que no tenían algún remedio para la sociedad más que mantenerlos encerrados y bajo vigilancia, a pesar del gran costo económico y de recursos que esto requería.
Un lugar obsoleto desde hace muchos años para lo que había sido diseñado, la readaptación social no era factible sin la propia cooperación voluntaria de los internos, algo que era algo difícil en un ambiente donde reinaba el caos y la incertidumbre.
Algunos se aferraban a alguna creencia religiosa y se refugiaban en una descuidada capilla religiosa cristiana, con su campanario, situada en los patios de este reclusorio, pero también el rito de la Santa Muerte tenía su lugar ahí, todo mezclado formaba parte de ese ambiente de desesperación y tensión que pasaban quienes por alguna razón terminaban tras sus rejas.
Un lugar de pesadilla, un sitio donde los valores humanos, aparentemente, no tenían lugar para ellos. Su olor a cebo antiguo y acumulado, que inunda todo el recinto, se nos impregnó en las ropas como si fuera una fragancia puesta intencionalmente, y uno se pone a pensar, así tenían que “vivir” o sobrevivir ellos.
En su interior los agentes ministeriales siguen buscando las supuestas fosas clandestinas en las que, según varios relatos, desaparecieron varias personas después de haber sido asesinadas en el lugar, equipo de búsqueda se ha llevado al lugar, pero a pesar de que se han abierto varios pozos en distintos lugares, no se han encontrado nada, o al menos no se ha informado de ello.
El futuro del penal es algo incierto, unos dicen que lo quieren derrumbar y convertir en un parque, aunque otros somos de la idea de que debe de conservarse como un centro cultural, para guardar la memoria de lo que ahí ocurrió, pues solo teniendo memoria de ello, podríamos evitar que se vuelva a repetir.

31 octubre 2019

Halloween no es satánico


Así es, aunque muchos supuestos “cristianos” o “católicos” dicen tener por mandamiento eso de “No levantarás falso testimonio” o “No mentirás”, por lo que podemos constatar sí les gusta hacerlo, y con regular frecuencia cuando a sus intereses les acomoda, es especial cuando algo no se acomoda o se somete a sus creencias. Un ejemplo de esto es la festividad del Halloween, que en realidad tiene origen cristiano. 

Muchos creen que el Halloween proviene de los antiguos ritos de celtas quienes festejaban el fin de año el 31 de octubre con una celebración llamada Samhain, en la cual, según los antiguos cuentos europeos, los espíritus de los muertos se reunían para revisar los acontecimientos del año transcurrido y los hechos venideros para el próximo año, pero también se iban a visitar sus antiguos hogares. 

La antigua religión de los celtas, que era dirigida por sus clérigos, llamados druidas, no tiene nada que ver con lo satánico o lo maligno. De hecho, ellos tradicionalmente encendían grandes fogatas en la cima de las montañas, durante la noche del 31 de octubre, para proteger a su comunidad de los malos espíritus y así ahuyentarlos. Este rito no tenía nada de maligno, mucho menos de oscuro, usaban la luz para alejar a la oscuridad. 

Debemos de saber que nombre del Halloween proviene de la festividad católica de la "Víspera del día de todos los santos", que en inglés antiguo se le llamaba “All Hallows Eve”, la cual se realizaba por la tarde noche del día 31 de octubre, la cual  era muy popular en países como Escocia e Irlanda, y que se realizaba el 31 de octubre, antes del "Día de Todos los Santos" que es el 1 de noviembre. 

Fue el Papa Bonifacio IV quien en el año 609 instituyó la celebración del Día de muertos, para así honrar a la Virgen María y a todos los mártires de la iglesia católica del pasado. Originalmente esta ceremonia religiosa se hacía los días 13 de mayo, pero en el siglo VIII el Papa Gregorio III la cambió de fecha, pasándola al 1 de noviembre. Años después se instituyó el 2 de noviembre como el “Día de los fieles difuntos” (Día de Muertos) en honor a todos los muertos que, según el mito, “sus almas están en el Purgatorio esperando la entrada al Cielo”. 

Varias investigaciones señalan también que el origen de la palabra Halloween, podría venir de la llamada “Mesnie Hellequin”, una muy antigua leyenda folklórica surgida en la zona central de Europa, que según la región tiene varios nombres, pues algunos le llaman la “Procesión de los muertos”, otros le dicen la “Santa Compañía” y otros la “Cacería salvaje”, y hay otros nombres que varían según la región donde la cuenten. 

Esta leyenda cuenta de una aparición que podía ocurrir entre la noche de la Víspera del Día de Todos los Santos (Halloween), hasta en la del Día de los Santos Difuntos o Día de Muertos. Se decía que un grupo de seres fantasmales aparecía por los caminos encabezados por un personaje ataviado con un traje de arlequín (“hellequin” en francés) el cual podía ser tanto un ser mitológico y legendario, o en otros casos podía tratarse de un ser con apariencia maléfica. 

Por lo que podemos constatar que el Halloween no tiene nada de diabólico o satánico en sus orígenes, ni en su forma actual, es una festividad que pasó de lo religioso a lo mundano y popular pues fue adoptada voluntariamente por el pueblo, no fue impuesta a la fuerza, y gran violencia, como la Navidad y todo lo relacionado a ella, que sí fue impuesta por los conquistadores europeos a los indígenas nativos americanos. 

El Halloween llegó a México por los extranjeros a mediados del siglo XIX, y fue adoptado, especialmente por los niños por la tradición de regalar dulces a los niños. Unos lo piden con “Dulce o travesura”, otros piden “calaverita”, pero es la misma tradición que ha evolucionado al igual que la misma sociedad, dejando atrás horrores del pasado. 

Que los niños pidan dulces disfrazados no implica para nada el participar en un ritual maligno, todo lo contrario, es procurar y cuidar su inocencia demostrándoles que todavía existe gente buena dispuesta a regalar cosas dulces a quien se lo pida, a pesar de su apariencia de monstruo o fantasma.
Pues la bondad y magia del Halloween está muy por encima de falsos mitos y mentiras de fanáticos religiosos, y si lo ponemos sobre la mesa, esa gente miente mucho, con tal de torcer su verdad y que “todo cuadre” para ellos. Pero no, no hay maldad en el Halloween más allá de la misma que aplican las personas en sus días normales, comunes y corrientes.

Halloween es adoptado, no fue impuesto a la fuerza


Ya estamos en las fechas relacionadas a las celebraciones del Día de Muertos y el Halloween, y como todos los años, varios personajes y grupos de fanáticos se han dedicado a mentir e intentar desprestigiar a la festividad del Halloween y enalteciendo al Día de Muertos, como si fuera algo propio de nuestro país. Nada más falso en realidad. 

Debemos recordar que la cultura cristiana fue impuesta a los nativos americanos por la fuerza, a base de sangre, fuego y acero por parte de los conquistadores, nada que de ella proviene es algo original o perteneciente de nuestra cultura prehispánica, lamentablemente ni siquiera el Día de Muertos actual es realmente de origen prehispánico, y su festejo fue impuesto al igual que la Navidad y la Semana Santa.

El Halloween y el Día de Muertos, no tienen su origen en el continente americano, ambas son de origen europeo, y se han difundido por todo el mundo y no tienen nada de malignas o satánicas. No existe ningún motivo defender a una y atacar a la otra, pues tienen un mismo origen e incluso el mismo tema: la muerte. Pero tienen una gran diferencia, el actual Halloween como tal fue adoptado voluntariamente por el pueblo.  

Incluso por las redes sociales se está distribuyendo un video de un aparente “pastor” cristiano que habla sobre “5 puntos que no sabías sobre Halloween”, pero es una sarta de mistificación y desinformación. Para empezar habla de que Samhain es un dios celta, cuando no es así, era el nombre de la celebración del año nuevo celta, y mucho menos es de origen satánico como este personaje alega.

Dice por ahí que “La verdad os hará libres”, así que aquí les vamos a decir la realidad basada en los datos duros y la evidencia constatable. Halloween no tiene un origen netamente celta como se cree, y para nada es de origen satánico. De hecho fue inventado en el siglo VII por los mismos católicos, el nombre del “Halloween” proviene de la festividad cristiana de la "Víspera del día de todos los santos", que en inglés antiguo era “All Hallows Eve”, la cual se realizaba el 31 de octubre, un día antes del "Día de Todos los Santos" que es el 1 de noviembre, y que era muy popular en Irlanda y Escocia, por los inmigrantes de estos países fue como llegó a nosotros el Halloween. 

Fue el Papa Bonifacio IV quien instituyó esta ceremonia en el año 609, para “honrar a la Virgen María y a todos los mártires de la iglesia católica”. Con el paso del tiempo se extendió a todos los santos, y por eso surgió su nombre actual de “Día de Todos los Santos”. Esta fiesta religiosa se hacía los días 13 de mayo, pero el Papa Gregorio III, en el siglo VIII, la cambió y la pasó al 1 de noviembre. Tiempo después también se instituyó el día 2 de noviembre como “Día de los Fieles Difuntos” o “Día de Muertos” en honor a todos los fieles que, según la creencia, sus almas estaban “en el Purgatorio esperando su entrada al Cielo”. 

Por otro lado, varias investigaciones señalan que el origen de la palabra “Halloween”, podría venir de la antigua leyenda europea llamada “Mesnie Hellequin”, que según la región tiene varios nombres, algunos le llaman la “Procesión de los muertos”, la “Santa Compañía” o la “Cacería salvaje” y otros nombres según el sitio donde la cuenten. 

La leyenda cuenta de una manifestación espectral se podía darse entre la noche de la Víspera del Día de Todos los Santos, hasta en la noche del Día de Muertos. Se decía que aparecía un grupo de seres fantasmales que era encabezada por un personaje vestido con un traje de arlequín (“hellequin” en francés) el cual, según la época y la región, podía ser un ser fantástico y legendario, o en otros casos podía tratarse de un ser de apariencia diabólica. 

En el pasado, durante la Víspera del Día de Todos los Santos (Halloween) se hacía una vigilia de oración por todos los santos fallecidos, la cual se realizaba el día 31 de octubre, pero las costumbres y el sincretismo cultural de los católicos, hicieron que esta tradición religiosa se transformara en una celebración mucho más popular, en donde la festividad terminó desplazando a las oraciones religiosas, como lo es hoy. Algo que ya está ocurriendo también con la Navidad y la Semana Santa. 

Muchos creen todavía que el Halloween proviene de los rituales de los antiguos celtas, quienes durante el Samhain, que es el fin de año celta, en donde, según sus leyendas, los espíritus de los muertos se reunían para examinar los eventos del año pasado y los futuros del próximo año, pero también visitaban sus antiguos hogares, y esto era la pauta para la celebración del año nuevo celta. Pero esto no tiene que ver con el actual Halloween, es algo distinto también. 

En la antigua religión celta, la cual era dirigida por los druidas, que no tienen nada que ver con la actual “religión wicca”, la noche del 31 de octubre ellos encendían grandes fogatas en la cima de las montañas para proteger a su comunidad de los malos espíritus y ahuyentarlos. Por lo que este ritual no tenía nada de maligno ni de satánico. 

Cuando los romanos conquistaron los territorios de los celtas, ellos agregaron el Samhain a la fiesta romana de "La Cosecha" que se realizaba el 1 de noviembre en honor de la diosa Pomona, pero cambiaron su festejo para el 31 de octubre, para tratar de respetar la costumbre.  

El día 7 de noviembre del año 2003 la UNESCO distinguió a la festividad del Día de Muertos como "Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad", por ser "Una de las representaciones más relevantes del patrimonio vivo de México y del mundo". Según los antiguos relatos tradicionales, posteriores a la Independencia de México, el espíritu de los muertos regresa ese día para visitar a sus familiares más queridos, por lo que le levantan grandes altares para recordarlos; se dice que las almas de los muertos se llevan consigo la esencia de los alimentos y bebidas para su camino de regreso al cementerio y luego al Cielo. Ese día en la mayoría de las iglesias católicas se hace una misa especial por el descanso eterno de sus almas. 

Erróneamente a esta fiesta se le relaciona el ritual de los antiguos mexicas, quienes tenían un ritual similar con el que veneraban a Mictlantecutli y Mictecacihuatl “El Señor y la Señora del lugar de los muertos”, pero no era igual al actual Día de muertos. De hecho casi no tiene nada que ver el antiguo ritual mexica con la actual celebración, pues el ritual de los mexicas que era dedicado a esos dioses de la muerte se hacía durante el mes de agosto. El moderno Día de Muertos es un ejemplo de ese sincretismo, de tradiciones mexicas y dogmas impuestos a la fuerza por los conquistadores españoles. 

Los versos de “Noche de brujas Halloween”, “Dulce o travesura” o el “pedir calavera” que son usados por los niños para pedir dulces, no tienen nada de maligno, solo forman parte de esa tradición que ha evolucionado, como la misma sociedad evoluciona. El Halloween y del Día de Muertos no se contraponen y se pueden mezclar perfectamente, uno no eclipsa al otro, ambas son tradiciones europeas que mezclan mitos y leyendas, las cuales no tienen nada de maligno, aunque algunos pastores o sacerdotes digan muchas mentiras sobre su origen, pero es debido a su gran ignorancia sobre el tema, por no investigar realmente nada sobre sus orígenes. 

Y muy a pesar de ser su origen católico, el Halloween se ha relacionado con rituales de satanismo, pero hoy se sabe que para eses tipo de personas solo es una fecha más en su calendario, y aunque no es una fecha muy relevante para ellos, solo lo festejan como burla de la tradición cristiana, por lo que esos rituales oscuros no tienen nada que ver de forma directa con esa festividad. 

¡Feliz Halloween y feliz Día de Muertos!

18 octubre 2019

Objeción de conciencia: ¿Odio y discriminación legalizada?

Muy lamentablemente estamos viendo ahora como algunos grupos poder político-religioso están utilizando artimañas para bloquear las libertades y derechos humanos de grupos específicos en base a sus creencias, lo que podría ser considerado como un acto disimulado de odio o discriminación en contra de estos grupos.

A pesar de que a nivel internacional cada vez hay mayor reconocimiento a la perspectiva o cultura de género, la cual defiende y promueve los derechos y libertades humanas de toda persona por encima de creencias, ideologías o políticas, y por ello cada día recibe más apoyo de las distintas organizaciones defensoras de derechos humanos en todo el mundo. Pero ahora algunos han sacado una nueva estrategia para minar el camino de los derechos humanos, es la llamada “objeción de conciencia”.

Pongamos un ejemplo de la vida real. Recientemente el Congreso del estado de Nuevo León aprobó una reforma a la Ley Estatal de Salud que permitirá que los médicos se nieguen a realizar un aborto o algún otro tratamiento que consideren va “en contra de su ética, valores o creencias”, e incluso se ha manejado que podrán negarse a atender a miembros de la comunidad LGBT si así ellos lo consideran.

Están poniendo las ideologías y creencias por encima de la razón y la lógica. Por poner un ejemplo hipotético, si una persona sufre un accidente vial y requiere una transfusión sanguínea, si el médico es practicante de la religión de los “Testigos de Jehová”, podrá negarse a hacer la transfusión sanguínea, pues está en contra de sus creencias, aunque esto ponga en riesgo la vida del paciente.

Otro ejemplo hipotético sería si una menor de edad solicita un aborto pues no puede mantener y no quiere tener al producto, los médicos “cristianos” o “católicos” podrán negarse a hacerlo alegando que va contra sus creencias. Incluso en base a la “objeción de conciencia” si el paciente es homosexual o lesbiana podrían negarle la atención médica que esté solicitando si ellos dicen que va contra su “ética” o “moral”.

El juramento profesional de los médicos les obliga a preservar y cuidar la vida humana, por lo que por ningún motivo están en la posibilidad de negar sus servicios en base a sus creencias o ideologías. Aunque el juramento hipocrático en su texto original habla de estar en contra del aborto, recordemos que en el pasado las mujeres no tenían derechos, ni voz, ni voto, por lo que no eran tomadas en cuenta para muchas cosas.

Afortunadamente sabemos, a ciencia cierta, que existen muchos médicos, auténticos profesionales de la salud, que sí tienen la ética y el compromiso de poner por encima de sus creencias a su profesión, y brindan el servicio médico que requieran sus pacientes, aunque esto vaya en contra de las creencias que les dictaron en sus hogares y templos. El saber y el servir está muy encima del creer, y ellos lo saben.

La moral del pasado ha cambiado, se ha optimizado y actualizado a los tiempos modernos, muchos dicen que no se puede juzgar al pasado con las luces de la moral actual, pero eso es lo correcto, en el pasado eran muy ignorantes de muchos conocimientos que hoy sí se tienen. Hoy sabemos que el embrión o feto podrán ser de humanos, pero no son una persona y mucho menos un individuo, y por si fuera poco, no son un humano completo. En el pasado era “correcto” apedrear a una mujer si abandonaba su hogar, hoy sabemos que muchas tiene suficientes motivos para hacerlo, la moral también avanza al igual que la ética. La medicina se tiene que basar estrictamente en la ciencia, no en creencias y falsos mitos sobre estos temas, ningún médico tiene derecho a negar un tratamiento de este tipo a un paciente que lo solicite.

La objeción de conciencia es un error que ya ha tenido costos muy caros en otros países en donde grupos religioso-políticos de poder quieren someter a la comunidad entera bajo sus creencias y costumbres, aunque sea pisoteando los derechos humanos. Que esa artimaña solo sirve para eso, para atropellar los derechos humanos de quienes no sigan las mismas creencias de esos “médicos”.

Una mujer no está obligada por ninguna razón, lógica o racional, a dar a luz a un ser que no desea, no tiene ni porque pasar por los nueve meses del embarazo. Si hablamos de "ley natural" en la naturaleza las hembras abandonan o devoran ellas mismas a sus cachorros cuando no son viables, la mujer tampoco tiene porque pasar por ello.

Por si fuese poco, las tendencias sexuales de una persona no pueden ser impedimento para recibir algún tratamiento médico, pues la medicina solo debe de estar basada en la ciencia médica, no en creencias o supersticiones que necesitan que alguien se las crea para que sean “ciertas”.

16 octubre 2019

¿Base aérea de Santa Lucía es secreta?


Las imágenes satelitales del aeropuerto de Santa Lucia fueron bloqueadas en el afamado portal de mapas.   

Muchos saben todo el revuelo que ha surgido en la actual administración del gobierno federal por la construcción del Aeropuerto de Santa Lucia, por un lado no hay suficientes estudios que justifiquen su construcción y mucho menos que sea funcional para aeronaves de uso comercial y civil.

Pero ahora ha surgido un misterio más al respecto de este tan comentado tema, el área que cubre el la Base Aérea N°1 Santa Lucía ya no se puede ver desde el portal de Google Maps, como si fuera un área clasificada como secreta.

Es curioso, pues mientras la confidencial y “secreta” Área 51 de la Fuerza Aérea estadounidense, en Nevada, sí se puede ver con el visor satelital de este programa, ahora la base de Santa Lucía no se puede ver, esta bloqueada por un barrido de imagen.

¿Qué esconderán que no quieren que no se vea la construcción de la misma? No faltarán los conspiranóicos. Hasta El momento no han surgido declaraciones por parte del Gobierno de México para explicar esto ni por parte del portal de Google Maps.

Sin embargo, si uno la busca desde la aplicación del teléfono celular todavía se puede ver. Habrá que esperar con que "maroma", digo, con qué explicación sale el gobierno actual. ¿Será algún tipo de censura o qué tienen que esconder?
http://twitter.com/belduque 

11 octubre 2019

El caso de los niños índigo: Resuelto

Desde hace años por varios medios de comunicación se ha corrido el rumor de que han surgido un nuevo grupo de seres humanos con facultades especiales o “superiores” que les hacen muy distintos a los demás. Nos referimos a los denominados niños índigo, niños cristal, niños arcoíris o niños diamante, algo que ha generado ahora el mito de los llamados “adultos índigo”, cristal, arcoíris o diamante respectivamente.

Es lamentable ver como algunos padres de familia, muy mal informados sobre estos temas, irresponsablemente se han dejado influenciar por las ideologías pseudo-místicas y neo-oscurantistas que abundan en las redes sociales y en todo el internet como plagas. Incluso algunos medios de comunicación, con tal de ganar más audiencia, han llegado a difundir estas falacias sin la más mínima ética, a pesar de su falso contenido.

Vayamos desde el inicio. Según los promotores del mito de los niños especiales o “nuevos seres de luz”, los niños índigo tienen una serie de atributos psicológicos superiores a lo normal con un inusual patrón de comportamiento. Incluso aseguran que pueden desarrollar “poderes mentales” como la percepción extrasensorial, la psicoquinesis o la denominada hiperestesia que es una sensibilidad corporal aumentada en sus sentidos físicos. Se dice que tienen mucha creatividad e ingenio por encima de lo ordinario, pero siendo honestos, casi todos los niños normales, sanos, comunes y corrientes, presentan esta característica, es parte de la naturaleza humana en esa etapa de desarrollo.

El mito de los “niños índigo” fue inventado por una supuesta “parapsicóloga” llamada Nancy Ann Tappe, quien afirmaba que podía “ver las auras de las personas”. Los seguidores de este mito aseguran que los niños índigo poseen una supuesta cualidad especial en su glándula pineal, lo que les permite interactuar con el medio ambiente de una forma más certera que las personas comunes, sin dejarse llevar por las emociones, pero de esto no existe ninguna evidencia corroborable, pero en realidad todo señala que es lo contrario a lo que ellos aseguran.

Como dato interesante, la glándula pineal siempre es dibujada por los esoteristas en la frente de las personas, como si se tratara del mítico “tercer ojo”, pero en realidad está a la altura de los oídos.  Lo de ver el aura es algo que ya ha sido refutado ampliamente, incluso con la “cámara Kirlian”, que también ha sido desmitificada, pues se demostró que no fotografían el aura, sino que solo refleja el efecto corona que se produce en objetos conductores de alta tensión y que se manifiesta en forma de halo luminoso alrededor de estos. Los seguidores de este mito dicen que el «aura» de ellos es de color violeta, blanca, multicolor o transparente, y que esto es por su «pureza espiritual», pero esto es algo evidentemente falso.

Los divulgadores, que no siempre son creyentes, del mito de las personas índigo afirman que en ocasiones estos individuos pueden llegar a parecer crueles con otros niños por su “superioridad” (así engañan a muchas madres de familia), pero en la realidad los niños normales también se comportan de esta manera muy frecuentemente, es parte de esa selección natural que ellos practican naturalmente.

Los creyentes de los niños índigo aseguran que pueden ser confundidos con niños que padecen del síndrome del déficit de la atención e hiperactividad (SDAH), pero las evidencias confirman todo lo contrario, que solo son niños con problemas de atención e hiperactividad. Según sus promotores, que normalmente son gente muy negados al diálogo racional, los niños índigo son “rompedores de sistemas”, ya que por su conducta pueden ser considerados como desordenados y distraídos, pues sólo se enfocan en cosas que sean de su interés; pero basándonos en los hechos reales, esto es lo normal en cualquier niño.

Según dicen estos niños se sienten líderes con una gran autoridad y que las expectativas de los índigo, cristal u otras denominaciones son muy distintas a las de los niños y personas comunes, pero revisando estudios que sí hay sobre conducta infantil, todos los niños tienen expectativas distintas según la edad, el ambiente socio-económico en que viven, del desarrollo educativo y de la enseñanza de valores y virtudes que tengan.

Los adultos y niños índigo, cristal, diamante y arcoíris son mistificados como si fuesen “seres de luz” o «salvadores del mundo» que vienen a cambiar los sistemas del mundo, que vienen a imponer un «nuevo orden» basado en luz y “conocimiento”; pero la realidad indica claramente que en realidad, no son más que simples personas como cualquiera, pero si ellos o sus padres no son bien orientados por auténticos especialistas profesionales y honestos, podrían terminar de maneras muy lamentables.

Promotores del movimiento índigo afirman que Albert Einstein, Jesús y otros íconos históricos y culturales fueron niños índigo o cristal en del pasado, para ganarse más seguidores con este falso mito, de lo cual, obviamente, no hay ninguna evidencia real. Todos ellos argumentan que existen unos estudios en la UCLA (Universidad de California, Los Angeles) en donde “se demuestra la existencia real de los niños índigo”, pero lo cierto es que tales estudios no dicen nada sobre ellos, ni siquiera trata sobre los niños índigo.

El artículo está titulado “Clearance of HIV Infection in a Perinatally Infected Infant” en donde la Doctora Yvonne J. Bryson, y sus colaboradores científicos, estudiaron el caso de un niño normal que fue infectado con el virus de la inmunodeficiencia humana (HIV) mientras estaba en gestación, en donde encontraron que a los cinco años de nacido, no se detectaron rastros del virus usando las técnicas médicas adecuadas.

No existe ni un solo estudio científico real sobre niños índigo en los archivos de esa universidad, o cualquier otra, y cualquier persona puede verificarlo, simplemente visitando el sitio de esta universidad y las demás, en su base de datos de archivos científicos, donde verán que todo lo que dicen los promotores de este mito es una falacia. Pero de lo que sí hay, y muchos, es estudios sobre niños con conductas idénticas a las descritas en los índigo, de hecho se ha constatado que solo son niños normales y comunes que padecen de algún tipo de problema emocional y en otros casos alguna deficiencia conductual.

Se dice que los índigo y los demás «seres de luz» pueden activar a voluntad su ADN, pero esto, en la vida real es imposible, pues el ácido desoxirribonucleico es un compuesto químico que tenemos en todo el cuerpo y no puede activarse o desactivarse por voluntad propia. También dicen que sus apodos de índigo, cristal, diamante o arcoíris es definido por su supuesta «alta vibración», algo que nadie ha podido demostrar. Pero esto es normal en cualquier niño bien educado por sus padres y maestros de escuela, no es nada extraordinario.

Los creyentes de este mito, afirman que estos niños son tranquilos, pacificadores, espirituales, de sensibilidad artística y que “buscan el equilibrio en todo y con todo”, y que por eso son solitarios; pero siendo honestos, eso no tiene nada de anormal dentro de la conducta de un niño normal bien portado, como tantos que hay así en el mundo.

Aunque de alguna manera, los supuestos niños cristal serían lo contrario a los niños índigo, pues mientras los niños índigo son de conducta rebelde, hiperactivos, distraídos e insubordinados, los niños cristal se supone que son bien portados, educados, obedientes y sensibles con los demás. Quieren justificar con sofismas conductas que son perfectamente normales en los niños comunes, y que no tienen nada de místico o paranormal. Los supuestos test o cuestionarios para saber si los niños son índigo o cristal son completamente fraudulentos y no tienen ninguna veracidad, sencillamente porque no tienen ningún sustento constatable a ciencia cierta.

Habría que destacar que mientras, por un lado, el factor «índigo» está relacionado en cierta manera con el síndrome del déficit de la atención, por el otro lado, el factor «cristal» está muy relacionado con los trastornos de tipo autista o el síndrome de Asperger, que tienen un origen netamente dentro del campo de la neurobiología y la psiquiatría, y que pueden ser correctamente tratado.

Los padres de familia deben de buscar ayuda profesional con un médico especialista si detectan alguna conducta anormal en sus hijos, pero nunca deben dejarse llevar por su temor y su ignorancia en estos temas, que los pueden arrojar a las garras de los falsos mitos y creencias ilógicas sobre estos temas, por el miedo a no poder aceptar que sus niños tengan algún tipo de padecimiento mental.

Pero deben de saber que con su temor e ignorancia no podrán ayudarlos, necesitan actuar, enfrentar el problema y buscar una solución, pero ya. Los niños merecen ser tratados y atendidos bien por sus padres, aunque muchos no saben como hacerlo, y en su desesperación caen en trampas con tal de justificar o remediar situaciones que se enfrentan en sus hogares. Los niños no necesitan que les inventen falsas cualidades ni facultades paranormales para ser especiales. Ellos merecen ser cuidados con atención y dedicación real.

twitter.com/belduque
facebook.com/BelduqueOriginal

05 octubre 2019

El dilema de creer o no creer en lo paranormal


Estamos en un momento de la historia en que muchos piensan que el saber y el creer son los mismo, pero están en un error. De hecho, para algunas “personas de fe” el hecho de creer en algo lo hace irrefutable e innegable, solo porque ellos así lo creen. Lo que no piensan es que si creen en algo falso, por más que lo crean o lo prediquen, seguirá siendo falso.
Aquí es donde nos metemos en esos temas de lo llamado paranormal o sobrenatural, en donde esos hechos o fenómenos que, según varias personas, rompen con las leyes de la naturaleza. Nos referimos a esos acontecimientos que tanto intrigan a unos pero que causan temor a otros, y que generan muchas narraciones que llenan bibliotecas enteras, pero de los cuales no hay muchas respuestas, pero por falta de investigación seria y formal.
Es aquí cuando se pone en tela de duda la labor de esos que se autonombran investigadores de fenómenos paranormales, de ésos autonombrados parapsicólogos quienes afirman dedicarse al estudio e investigación de estos eventos que tienen apariencia de misterioso. Pero no hacen ni lo primero, ni lo segundo.  Les explico. Cuando surge el rumor o reporte de un aparente fenómeno paranormal en algún sitio, ellos acuden al lugar a tomar video o fotografías del lugar y tratar de entrevistarse con los presuntos testigos del evento. Tratan de sacarle lo más posible a su testimonio, explotando todo detalle posible que pudiera considerarse extraño o anormal.
De los videos y fotografías que captaron en el lugar, les hacen una revisión en computadora para tratar de ver en ellos algo extraño o fuera de lo común, incluso forzando el hecho de que parezca anormal algún sonido e imagen, incluso buscando pareidolias para que aparenten ser algo que no son. Y por último, lo muestran en alguna página en redes sociales, revista, programa de tv o página web como si fuese una “investigación” en donde ellos aseguraran que ahí ocurren fenómenos paranormales.   
Siendo honestos, eso no es investigar, cuando mucho es apenas hacer pesquisas, recoger datos, pero eso no es una investigación, pues nunca hacen algún análisis a profundidad para tratar de explicar el presunto hecho extraño que ahí ha ocurrido con el fin de resolverlo y desmitificarlo, pues a final de cuentas, para eso se investiga, para buscar solucionar el misterio y que descarten o confirmen la hipótesis inicial de tal fenómeno. Eso de afirmar que un supuesto fenómeno “raro” es paranormal, es un simple acto de pereza mental.
Debemos de saber que el simple testimonio de una persona que cree haber sido testigo de un presunto fenómeno extraño no es una evidencia de peso, ni suficiente, para afirmar que algo fuera de lo ordinario o que haya ocurrido realmente. Un testimonio no tiene el peso suficiente para así asegurarlo. Por otro lado, una imagen en video o fotografía, o un sonido grabado, tampoco es una prueba de gran peso para segurar que en ese lugar haya ocurrido un fenómeno que pudiera considerarse de índole paranormal. 
Una imagen o sonido no pueden ser una "evidencia de peso" en un caso, pues la imagen es fácilmente manipulable, ya sea por quien la captó o por quien la "analizó" inicialmente. En muchos casos lo que para unos es un ángel o un “ser de luz”, en realidad solo se trata de los lensflare, los reflejos y destellos en el interior del lente de la cámara, y en la muchos otros de los casos, no son más que simples pareidolias.
Una evidencia auténticamente de peso sería alguna prueba física del presunto fenómeno, lo que nos permitiría realizar un verdadero análisis profundo e inquisitivo del mismo, y del cual se podría arrojar la solución del aparente misterio, y ya sea descartar o confirmar si algo fuera de lo ordinario ocurrió ahí. Recordemos que haste el mismo aire, a pesar de que no se puede ver, puede ser analizado y medido, con mayor razón cualquier otro fenómeno que sea real. 
Muchos de esos “investigadores”, que hasta ponen canales "VIP" o "oro" en redes sociales para hacer deplorables espectáculos metiéndose a casas abandonadas o panteones por la noche, aseguran que estos presuntos fenómenos paranormales "rompen con las leyes de la ciencia". Pero esto es falso, pues si pueden ser captados por una cámara de video o fotográfica, entonces están bajo las leyes de la física, pues presentan la refracción de la luz, un fenómeno natural plenamente estudiado y explicado por la ciencia.
Si algo se mueve, se puede ver o ser escuchado, pero no sabes que es, no quiere decir que sea "paranormal", solo quiere decir que te hace falta analizarlo más para comprenderlo.

27 septiembre 2019

¿Ha fracasado la ufología?


La semana pasada dimos a conocer que la Armada de los Estados Unidos confirmaba de manera oficial que en tres videos hechos públicos por una organización civil, dedicada a estudiar los fenómenos aeroespaciales, mostraban unos extraños bólidos que fueron clasificados por ellos como auténticos ovnis, objetos voladores no identificados, pero no naves extraterrestres.
Posteriormente, el fin de semana pasado se realizó el famoso “Area 51 Storm” o “Area 51 Raid” que fue un fallido intento de muchos entusiastas del fenómeno ovni para exigir que se “revelaran los secretos extraterrestres ocultos en el Área 51 de Nevada”; como todos sabemos fue un vil fracaso, y hubo un par de arrestados por ese evento. 
Por su parte la MUFON (Mutual Ufo Network) sigue dando a conocer, mes tras mes, las estadísticas de avistamientos de presuntos ovnis alrededor del mundo, los cuales se cuentan por cientos de avistamientos, pero nunca da estadísticas de casos resueltos. ¿Habrán olvidado que eso es lo más importante?
Hoy sabemos, a ciencia cierta, que los círculos de las cosechas o crop circles (agroramas) más complejos y vistosos, llenos de diseños avanzados y estéticos, son obra de seres humanos bien organizados, se ha demostrado de manera constatable que simples personas con tablas y cuerdas pueden llegar a desarrollar la más increíbles imágenes en los campos de cultivo de Inglaterra o de cualquier otro país. Esto sí ha sido un caso resuelto por la auténtica ufología.
Entonces ¿la ufología esta estancada o ha fracasado? No es así, sí se ha logrado mucho, pues hoy se sabe que de los cientos de avistamientos de aparentes ovnis que se dan a nivel mundial, el 99% tiene una explicación lógica, científica y completamente racional; mientras que es otro 1% no ha dado ningún indicio o pista de que se trate de índole extraterrestre. Hasta los supuestos avistamientos captados por las naves espaciales han tenido su total solución.
No hay nada nuevo bajo el sol, ni sobre él, dirían algunos; o como hemos mencionado en distintas ocasiones “nada es extraterrestre hasta que se demuestre lo contrario”. El trillado argumento de “sería muy egoísta pensar que somos los únicos en el universo” se derrumba ante la verificidad y certeza que nos brinda la Paradoja de Fermi, la cual, basándonos en los hechos y evidencia, señala que de momento estamos solos en el universo.
La ufología real, la contemporánea, no se dedica a venerar o idolatrar al falso mito de los extraterrestres y los ovnis, se dedica a resolver y desmitificar todo aparente misterio relacionado con estos temas, busca dar solución a los misterios que en otros tiempos habrían sido materia de charlatanería y simple ocio.
¿Por qué es importante desmitificar al fenómeno ovni y todo lo relacionado con esto? Es importante porque entre más sepamos del universo y de sus fenómenos, nosotros podremos tener una mejor comprensión de sus leyes y procesos que se desarrollan en la naturaleza, y con ello poder desarrollarnos mejor y de una forma libre de ideas y creencias falsas que limiten nuestro desarrollo integral como personas. Por eso es importante la investigación de temas de misterio, para poner luz donde solo hay tinieblas.
Tal vez algún día encontremos alguna forma de vida extraterrestre, pero no nos debemos mortificar si no encontramos nada más allá de las nubes, no estamos solos pues tenemos un gran número de especies de flora y fauna que nos rodea, que merece ser cuidada y protegida por nosotros, algo que debemos de comprender, y muy bien, antes de que sea demasiado tarde para nuestro mundo.
Pon luz donde solo hay tinieblas, esa es la tarea que te dejo hoy a ti. 

26 septiembre 2019

Lo correcto es legislar con cultura de género


Muy distinto a lo que tanto pregonan y difunden varios grupos (¿religiosos?) que solo buscan imponer sus ideologías de odio y creencias “anti” (anti-género, anti-aborto, antí-matrimonio igualitario, anti-ciencia, etc), la cultura de género (o ideología de género, como ellos le llaman) busca el defender las libertades y derechos de las personas, sin importar si son hombres o mujeres, por el simple hecho de ser humanos merecen respeto. 

Como ya ha sido constatado en reiteradas ocasiones ellos buscan mucho victimizarse utilizando las mentiras emotivas (posverdad) distorsionando intencionalmente una realidad con el fin de manipular o modelar la opinión pública, y de esta forma influir en el punto de vista del público. En este tipo de “argumentos” los hechos reales tienen menos importancia que las apelaciones emocionales y las creencias personales de estos individuos, aunque sean contrarias a la realidad constatable. 

Pongamos un ejemplo. Uno de sus argumentos es “el estado busca imponer la ideología de género a través de la confusión y manipulación”, sin embargo esto es falso, pues la cultura de género no se impone a nadie, mucho menos con manipulación o confusión. Es una libertad adoptarla o no, pues ella misma defiende los derechos, libertades y diferencia de las personas, no obliga a nadie a adoptar ninguna conducta en particular, lo que busca es el respeto a todos. A nadie se le obliga a ser gay, a nadie se le obliga a abortar, a nadie se le obliga a casarse con una lesbiana, o cosas así, esas son decisiones personales que se deben de tomar con plena conciencia de causa y efecto, no en base a creencias falsas y mentiras. Pero los promotores de ideas de odio sí te quieren obligar a adoptar sus creencias e ideas personales.  

La cultura de género y sus promotores, entre ellos las distintas organizaciones a favor de los derechos humanos, no buscan confundir a nadie, todo lo contrario, buscan dejar en claro que cada persona es libre de vivir su vida según sus propios conceptos sociales, culturales e incluso espirituales según su sano entendimiento, pero sobre todo, sin dañar a nadie y sin que nadie lo dañe por eso. Todo mundo debería de saber que las leyes no son para limitar o coartar las libertades y los derechos de las personas, son para defenderlos y garantizarlos, y precisamente eso también promulga la cultura de género.    

Dicen algunos de los seguidores de las creencias "anti-ideología de género" que ellos no tienen problemas con la homosexualidad de las personas, pero dicen “denunciar” que la ideología de género es autoritaria y que no libera sino que cohesiona, algo que es falso también. Lo primero que hacen los seguidores de estos grupos de división, imposición y odio es atacar a la comunidad LGBT y a todo quien intente defenderlos. ¿Quieren pruebas? Solo por poner un ejemplo, pueden revisar los comentarios en redes sociales en las publicaciones relacionadas con este tema. 

Estos individuos alegan que la cultura de género “está vulnerando una serie de libertades individuales que son fundamentales, por ejemplo la libertad a pensar por uno mismo”; sin embargo es lo que principalmente promueve, no permitir que a las personas se le impongan creencias o ideologías, mucho menos si estas la deshumanizan, te invitan a buscar ser uno mismo por decisión propia, no por imposición de un dogma, culto, creencia o superstición que necesita de ser creída para ser “verdad”. 

Los grupos de imposición de creencias, de división y pro-odio son los que dicen que la cultura de género busca “imponer ideas fuera de la realidad”, pero no te dicen que la cultura de género sí esta basada en estudios de biología, antropología y sociología, a diferencia de sus ideas que solo se basan en el odio a lo que no comprenden, el odio a lo que no pueden controlar y el odio a quienes no tengan sus mismas creencias. 

La cultura de género defiende la biología del hombre y la mujer como individuos, con sus similitudes y diferencias, con sus tendencias y gustos, pero sobre todo buscando el respeto y entendimiento de los unos con los otros. Hay quienes alegan la falsedad de que “la cultura de género rompe los límites sexuales al grado de permitir las relaciones adulto niño”, algo que también es completamente falso; de hecho ese tipo de relaciones se da especialmente dentro de los círculos de distintas agrupaciones religiosas, como se ha demostrado varias veces. Y además la cultura de género surgió también para defender los derechos y libertades de todos los niños y niñas, para que no sean explotados o sufran de abusos de los mayores o “personas con rango”.  

La cultura de género trata de explicar la realidad desde una perspectiva humanista y real, no basada en sofismas y falacias que fueron inventadas para dividir y someter a las personas. Un claro ejemplo de posverdad que por ahí se promueve es que "al legislar con la ideología de género se abre la puerta para que si una persona adulta se cree niño y viola a una niña, sea juzgado como un menor de edad"; algo que es completamente irreal. A este grado de falsedad llegan con tal de promover estas ideas erradas sobre las libertades humanas.   

Recordemos que la "familia natural" no es papá y mamá, eso es falso, la biología tiene múltiples ejemplos de familias muy variados elementos, la familia real es el grupo de personas que sí te cuida, te protege y te da su cariño, sin importar el sexo, religión o tendencia sean. Que las mentiras aderezadas de odio, ignorancia y rencor no impidan que tengas una vida feliz y sana como tú así lo dispongas, y puedas hacer feliz a quien tú quieras. Pues las leyes son para defenderte, no para impedírtelo.