15 enero 2018

Lo que nos depara el futuro del misterio


En este año nuevo 2018 el mundo nos depara muchas sorpresas, algunas fruto del trabajo arduo y continuo, resultado del estudio y la preparación para avanzar en el camino del desarrollo profesional, humano y de la sociedad misma; pero otras serán resultado de descuidos de gente irresponsable y de algunos imbéciles con iniciativa que no les pusieron su alto a tiempo. 

Los supuestos “influencers” (como se dicen ahora) de las redes sociales deberían de pensar más antes de dar sus opiniones basadas en ideas superfluas, sin valor ni importancia real, pero mientras tengan contentos a sus borregos seguidores, todo está bien para ellos. La cuestión es que si siembran ideas tontas en la sociedad, cosecharemos personas más tontas después. 

El movimiento de los indignados cada día menos resultados pues ahora se sabe que todo era puro blof para mantener a los inconformes engañados con la idea de que con darle “Me gusta” a algo, van a cambiar al mundo, cuando fue todo lo contrario y quedaron como simples ociosos. La “generación blandita” cumple su mayoría de edad en este año, ya veremos que sacan para que se les siga compadeciendo y conmiserando, como limosneros con garrote. 

En el mundo del misterio todo sigue estancado igual que el año pasado, y que el antepasado, hace falta un cambio de rumbo, un rompimiento total con los dogmas de “creer para que sea cierto”, esa patraña ha causado mucho daño durante décadas. No por nada este año veremos de nuevo muchas cosas que se vienen repitiendo desde hace años, a falta de casos nuevos de verdad. 

Este año tendremos de nuevo la falsa profecía de los tres días de oscuridad, la veremos pulular por el internet y redes sociales por los meses de junio hasta septiembre es cuando los mistificadores lo sacarán del baúl de las falsas profecías inventadas para causar incertidumbre entre los ingenuos, y sacar provecho de ellos. Dirán de nuevo que es la venida de Jesucristo, el fin del mundo o la llegada de Nibiru o Hercolobus, publicando fotografías con lensflare del sol con tal de ilustrar su engaño. 

De nuevo tendremos el engaño de las falsas oleadas ovnis en varias ciudades del mundo, recurso muy barato y muy pobre que algunos pseudo-investigadores o “periodistas” utilizan para intentar mantener a sus seguidores cautivos de la mentira extraterrestre. Es un recurso de muy mala calidad pues pone en evidencia su carencia de creatividad e ingenio para generar contenido de valor, o que aporte algo de relevancia a la investigación de temas de misterio, aunque hay que recordar que ellos no se dedican a eso, solo se dedican a hacer show con esto, no a informar. 

Incluso este año tampoco no faltará el falso profeta, predicador o pastor que se diga hacedor de milagros en nombre de algún dios, representante de su palabra en el mundo, este individuo será de los que predican con los ojos cerrados y el cerebro apagado, solo en voz alta gritando pero sin lógica ni razón. Causará estupor en algunos e incertidumbre en otros, pero al pasar de los días su castillo de falsedad se romperá antes los cuestionamientos y lo dudoso de su honor y dignidad, pero sus fanáticos le seguirán dando de comer. 

Algunos andan con la novedad, que desde 1999 dicen lo mismo, que este será el año del contacto con los extraterrestres, pero de nuevo solo repiten el mismo estribillo sin cesar, y sin pensar, como borregos tras el cencerro. Tendremos muchos “congresos” y “simposios” de ovnis, extraterrestres, paranormales o parapsicológicos, pero sin nada de valor que aportar si no toman en cuenta un detalle muy importante: Afirmar algo sin mostrar las evidencias y la revisión de pruebas, es igual a no haber dicho nada.

Ahí se los dejo de tarea. Que los perros ladren, nosotros seguimos avanzando.   
 

08 enero 2018

Un año nuevo con misterios reciclados



El año pasado fue un año de predicciones fallidas, profecías no cumplidas, fraudes desenmascarados y muchos presuntos misterios resueltos por investigadores comprometidos con la verdad de forma honesta, y no por personajes ridículos que tienen que rogar atención para ser alguien en los medios de comunicación electrónicos y las redes sociales.

El año pasado tuvimos falsas momias extraterrestres, falsas apariciones milagrosas, falsos ovnis desclasificados, falsos pronosticadores de terremotos, falsos profetas y muchas otras cosas más, pero todas de ellas falsas. Por eso los temas de misterio están tan denigrados y menospreciados por muchos, por la charlatanería y por quien paga por ella.

Pareciera que nos quieren regresar a la Edad Media con este neo-oscurantismo virtual que se vive en el internet y en los medios de comunicación todos los días con videntes y astrólogos de cabecera en programas o canales que se dicen informativos o periodísticos. Y los que dicen investigar están tratando de reciclar casos resueltos del año pasado, o más antiguos.

El peor fraude del año se lo llevó las falsas momias extraterrestres de Nazca, en Perú, pero todo indica que este año van a querer sacarle el máximo provecho al mito de los documentos de presuntos ovnis del Pentágono, como sin no tuviéramos ya más que suficiente de casos sin ningún misterio más el que le inventen los propios “investigadores” o “periodistas”.

Les ha de estar pegando muy duro la cuesta de enero para que tengan que recurrir a parafernalia pseudo-mística y pseudo-espiritual para llamar la atención de sus seguidores. En lugar de recurrir a la investigación, análisis y estudio serio de estos temas. El recurrir a la charlatanería no es más que un síntoma del declive de sus metas de muchos de esos individuos. Dan lastima que ya no son ni la mitad de lo que fueron en el pasado, y ahora quieren que se les respete como si fueran lo mismo que hace años.

El vivir de limosnas del pasado solo hace miserable su presente. Si ya no son ni la sombra de su pasado, retomen su carrera seria o formal, o dejen de hacer el ridículo, dejen de ser los perros que ladran en el pasillo, atrás de las rejas. Si ahora quieren el respeto de todos, ahora se lo tienen que ganar de nuevo, no con patrañas, sino con trabajo serio y objetivo. 

Siguen diciendo que hacen investigación seria, pero sabrán que el intervalo de confianza de una investigación real debe de ser del 95% o mayor. No un 50% no un 60% debe ser de un 95% o más; y posiblemente ni siquiera sabían este dato, que ahora se los hacemos saber. Otra prueba de que no saben nada de lo que es investigación. No se puede tener respeto ni tolerancia con quien solo quiere engañar y pedir limosnas de respeto.

Es bueno que los jóvenes cada día siguen volteando con mayor interés y seriedad a los temas de misterio, no buscando confirmar sus creencias, sino buscando respuestas y soluciones a esas incógnitas que rondan en su pensamiento. Esa es la mentalidad que necesita este mundo, una mentalidad analítica e inquisitiva, y sobre todo crítica para saber corregir los errores y retomar el camino correcto.

Ya déjense de “y ahora ¿con qué vamos a sorprender a los fans?” y pónganse a trabajar en serio a generar contenido de calidad, que valga la pena y que cuando ustedes ya no estén en este mundo haga que sean recordados como buenos investigadores, no como viles charlatanes. Ahí se los dejo de tarea, les recomiendo hacerla, es por su bien.

http://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal/

06 enero 2018

Un año nuevo y nuevos casos

Quiero agradecer a todos los que me han seguido a lo largo de estos años, seguimos en la búsqueda de respuestas para dar soluciones a los aparentes misterios del mundo, pues ese es nuestro oficio, hacer cuestionamientos y buscar respuestas.

Continuamos con una mentalidad inquisitiva y crítica, haciendo labor periodística como debe ser, informando y sirviendo a los demás.

Cada día llegamos más lejos, y es todo gracias a su apoyo.

Muchas gracias por acompañarme en este camino.

Seguiremos adelante.

Atentamente:

Belduque.