08 septiembre 2007

El falso alien de Roswell



De como de una fotografía surgió un mito.

En varias partes del mundo han surgido leyendas urbanas basándose en una enigmática fotografía de la cual se desconoce el autor e igualmente se desconoce el lugar donde fue tomada. Este es un caso así, pues nos topamos con una imagen de una supuesta entidad extraterrestre acostada sobre una camilla de un hospital.

En Nuevo León algunos “investigadores” han comentado y difundido el rumor sobre esta fotografía. Cuentan algunos de ellos que se trata de una entidad extraterrestre que hace varios años sufrió un accidente al caer su “nave espacial” o “platillo volador” en un paraje desconocido del municipio de Santiago, al sur de la cuidad de Monterrey; y que presuntamente fue trasladado secretamente al Hospital Universitario o al Hospital de Zona # 21 del IMSS, ambos ubicados en la ciudad de Monterrey, y que fue ahí donde se tomó estas fotografías, se dice que más tarde llegaron elementos del Ejercito Mexicano y se llevaron al supuesto extraterrestre a un lugar desconocido y secreto de la 7a Zona Militar localizada en el municipio de Apodaca, y que por lo mismo no hay pruebas del caso.


Pero todo indica que esta leyenda o rumor que algunos “investigadores” cuentan es totalmente falso; y se descubrió sin querer, y tan solo se trata de una figura de museo. Hace unos meses se realizó en Roswell, E.U.A., el 2007 Roswell Ufo Festival organizado por el International Ufo Museum & Research Center en donde participaron distinguidos investigadores de la MUFON y de la OMIFO. En este lugar, al terminar sus respectivas conferencias, los investigadores de la OMIFO se tomaron fotografías entre ellos para conmemorar tan importante evento, pero en una de ellas se ve atrás de ellos la misma figura que algunos “investigadores” alegan que se trata de un extraterrestre rescatado en Nuevo León.

Tan solo se trata de una figura que se encuentra en exposición en el International Ufo Museum & Research Center, y que muy posiblemente algún turista visitante fotografió y, para ganar fama, comenzó a difundir el rumor de que se trataba de un extraterrestre accidentado y atendido en un hospital. Platicando con Don Jerónimo Flores, Director nacional de la OMIFO, me comentó que a él ya tenía conocimiento de este rumor y que de antemano consideraban falso, pues no había ninguna prueba de que se tratara de un caso real, pero su visita y participación en ese evento terminó por refutar totalmente el caso y todo lo que algunos “investigadores” difunden sobre dichas fotografías.

Comentó también que el campo de la investigación del fenómeno ovni existe mucha desinformación que algunas personas lanzan al medio intencionadamente para llamar la atención y hacerse famosos por un rato, pero por medio de la investigación concienzuda y objetiva se ha logrado desenmascarar varios casos de estos y así evitar que más gente caiga en esos engaños. Pero en este caso se resolvió sin querer, casi por accidente.

El “teatro” que algunos “investigadores” hacen alrededor de supuestos casos extraordinarios, a final de cuentas termina por caer, ya sea por la profesional investigación o de un simple accidente que desenmascarará su farsa.

2 comentarios:

LL dijo...

Unos decian que era en Pesqueria, otros en Garcia y otros más que en Santiago, pero tan solo era un muñeco. Que bueno que ya se supo la verdad.
LL

Micnick dijo...

Muy interesante descubrimiento felicidades