03 julio 2017

La charlatanería sí es delito



En estos días en donde los medios de comunicación están contaminados de falsos productos milagro y personajes que dicen tener conocimientos o facultades especiales, más allá de lo normal, que les da el poder de enderezar vidas y arreglar todo lo que le pueda ocurrir a las personas, es cuando más necesitamos del pensamiento crítico y analítico para enfrentar de esa triste realidad.

Es muy lamentable ver como en algunos medios de comunicación, incluso medios “informativos” le dan espacio a autonombrados videntes, tarotistas, astrólogos, magos o “maestros”, que dicen haber estudiado las artes ocultas y esotéricas por años, que dicen tener el saber para toda duda, pero solo se dedican a timar a las personas. Muchos de esos personajes compran los espacios, y pagan ese tiempo que se les da al aire, dejando la ética de esos medios en un nivel muy ominoso.

Les ofrecen aceites, perfumes, cuarzos, polvos, sales y todo tipo de amuletos para, según ellos, romper maleficios, alejar las malas vibras o malas influencias de la vida de quien les pague, incluso dicen alejar la presencia de entidades malignas de las casas de las personas. Pero todo esto, por supuesto, después de cobrar una “cooperación voluntaria” bastante considerable. O como unos “pastores” lo hacen, que piden demostrar su fe con dinero a sus feligreses.

Pero lo que no saben algunos, es que eso es delito, se llama fraude, y es penalizado por la ley.  En el Código Penal Federal de México, en su Artículo 387, en la Sección XV, indica claramente que se puede castigar por el delito de fraude “Al que explote las preocupaciones, la superstición o la ignorancia del pueblo, por medio de supuesta evocación de espíritus, adivinaciones o curaciones”.

Sobre este delito, se establece en el Capítulo 3, en el Artículo 386 que “Comete el delito de fraude el que engañando a uno o aprovechándose del error en que éste se halla se hace ilícitamente de alguna cosa o alcanza un lucro indebido”.

Además señala claramente que las penas que debe de pagar el que cometa este ilícito. Quien comete el delito de fraude se le castigará con las siguientes penas:

“I.- Con prisión de 3 días a 6 meses o de 30 a 180 días multa, cuando el valor de lo defraudado no exceda de diez veces el salario;
II.- Con prisión de 6 meses a 3 años y multa de 10 a 100 veces el salario, cuando el valor de lo defraudado excediera de 10, pero no de 500 veces el salario;
III.- Con prisión de tres a doce años y multa hasta de ciento veinte veces el salario, si el valor de lo defraudado fuere mayor de quinientas veces el salario”.

Así que los aficionados de los temas de misterio tienen quien los defienda de los fraudes que se promueven como paranormales o extraterrestres. Tienen el derecho a exigir que se contrasten las pruebas, una “investigación” o un ”estudio” hecho al vapor por “científicos” o “investigadores” hechos al vapor no tiene valor.

Que pseudo-investigadores, e incluso pseudo-periodistas, digan que algo es paranormal o extraterrestre, puede ser cuestionado y se les puede exigir su revisión por la autoridad competente, instituciones académicas de alto nivel científico las hay, solo les falta valor a ellos para reconocer y aceptar que en el campo de la investigación real, la contrastación y revisión de resultados es lo correcto para certificar sus supuestos resultados.


Aquí es donde unos salen con la pregunta de “¿Cómo demostrar que algo es paranormal o extraterrestre?”. Eso es muy sencillo, si eso que se va a analizar no cuadra con los parámetros establecidos por la física, química o biología de nuestro mundo, podría entrar en ese campo. Pero hasta el momento, nada ha sido así.

El vender productos milagro, curaciones o terapias falsas, amuletos, orgonitas y cuanta cosa se les ocurra, alegando que tiene cualidades fuera de lo normal, y de la realidad, puede ser penado también, pues si no demuestran su efectividad con certeza, estarían poniendo en evidencia que es un fraude. Ya hay que poner un alto a estos engaños, si conoces un fraude de este tipo, puedes denunciarlo ante la autoridad policiaca o ministerial de tu localidad. Ellos están obligados a perseguir este delito y castigarlo.

Tu apatía es lo peor que podría ocurrir, pues permitirías que estos fraudes sigan avanzando, y serías como un cómplice indirecto de ellos. Si quieren que estos temas sean tomados en serios, hay que separar lo que es real de la basura. No permitas que el neo-oscurantismo, y su mercado de la ignorancia, se impongan en el mundo. A la basura paranormal y ufológica hay que tirarla y encerrarla lejos, para que nunca vuelva.

https://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal

No hay comentarios.: