26 junio 2017

70 años de ovnis sin extraterrestres


El pasado 24 de junio de conmemoró el “Día internacional para la investigación del fenómeno ovni”, una fecha de recuerda el primer avistamiento de ovnis reportado en la historia realizado por el piloto aviador Kenneth Arnold el 24 de junio de 1947. El estadounidense dijo haber visto 9 objetos voladores no identificados en formación cerca de Monte Rainier, en el estado de Washington. Y debido a una mala interpretación o tergiversación “periodística”, surgió el mito de los platillos voladores.

Posteriormente se acuñó de forma más general el termino ovni para señalar a este fenómeno, pero por varias décadas del siglo pasado, hasta los 1990´s, todavía el decir platillo volador u ovni era incorrectamente manejado como equivalente a “nave extraterrestre”. Poco tiempo después del incidente del Monte Rainier, ocurrió el afamado Caso Roswell, en Nuevo México, que vino a traer más auge al tema de los ovnis.

Pero se apagó momentáneamente, hasta que de nuevo en los “contactados” y “abducidos” llegaron ha hacer su negocio con mitos y relatos nuevos de encuentros insólitos con seres de otros mundos que venían a dejar mensajes de amor y paz o a hacer experimentos biológicos con humanos. No faltó el que se inventó su secta religiosa de adoración a los extraterrestres para sacar más dinero del gran negocio que el mito de los extraterrestres estaba dejando en el mercado del misterio.

Cuando el tema ya estaba caducando y los fraudes de fotógrafos eran descubiertos, vinieron los pseudo-investigadores con el timo de los extraterrestres en el pasado, alegando cuanta cosa se les ocurría con tal de alegar que la Tierra ya había sido visitada por alienígenas y dejado sus evidencias aquí. Se les adjudicó desde la creación de pirámides hasta la construcción de aeronaves, pero todo esto fue descartado por la simple contrastación de evidencias y pruebas. Así cayeron esos mitos, que todavía algunos siguen. El mercado de la ignorancia siempre ha sido fructífero.

Lo más novedoso que sacaron fue lo de las momias extraterrestres, osamentas y restos humanos momificados que presentaban deformaciones causadas por prácticas rituales como el alargamiento de cráneo o malformaciones por defectos genéticos. Los pseudo-ufólogos y pseudo-periodistas no dudaron en explotar estos casos con tal de llamar la atención de los más ingenuos e ignorantes en ciencias naturales. Pero afortunadamente, los investigadores reales, de la mano de científicos honestos, lograron refutar y desmitificar esos casos falsos.

La MUFON (Mutual Ufo Network) reportó que en el mes de mayo del presente año tuvieron 624 avistamientos de presuntos ovnis en todo el mundo, destacando los países de Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, India y Portugal por ser los de mayor número de reportes. Pero son solo reportes de avistamientos, no de casos resueltos. ¿En dónde quedó la investigación? ¿En dónde está la estadística actualizada de casos resueltos? Esa estadística de reportes de avistamientos solo es una evidencia de que las personas padecen de una severa ignorancia sobre lo que vuela por los cielos. Y si a eso le agregamos que, hoy en día, se considera que de los reportes el 99% tiene una posible explicación, y ese 1% no tiene indicios de ser extraterrestre.  

Hoy sabemos que en el caso del Monte Rainier, ni el caso de Roswell, hubo alguna nave extraterrestre involucrada, todo fue producto de la mistificación y la desinformación. Hoy en pleno siglo XXI se sigue con un mal manejo de la información relacionada con estos temas por parte de algunos “divulgadores” y “periodistas” que solo rebajaron esto a vil charlatanería, y ahora salen con la novedad de la “exopolítica” que solo es pan con lo mismo, pues para todo hay público, y el neo-oscurantismo ha sido su negocio bastante floreciente en los medios que no tienen una línea editorial basada en la objetividad y la seriedad.

Ese día no hubo nada que celebrar, pero sí mucho que meditar. Se ha dejado avanzar a la charlatanería y sus falsos extraterrestres, falsos contactados y falsos canalizadores. Sin embargo, la creciente corriente de investigación seria y formal (escéptica) cada día gana muchos más espacios en los medios y las instituciones académicas, como debe de ser.

Si queremos que este fenómeno sea abordado con seriedad, hay que comenzar por dejar de idolatrar falsos mitos y dejar de defender a la charlatanería, la mente abierta se pone de manifiesto al rechazar los timos, pues solo las mentes cerradas se aferran a ellos. Tenemos que apegarnos estrictamente a la realidad de las evidencias palpables y tangibles de este fenómeno, que claramente señalas que de extraterrestres no hay nada de momento.    

https://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal

No hay comentarios.: