06 abril 2010

La "necesidad" de ovnis y extraterrestres



Los problemas sociales como la crisis económica que ha afectado a numerosas personas, la inseguridad en las calles de algunas ciudades, y la mala calidad en los servicios públicos pareciera que son un motivo más para refugiarse en realidades alternativas sustentadas en ovnis, extraterrestres, hadas, ángeles y entidades de este tipo.

No podemos negar que la realidad que viven algunas personas es muy desalentadora, pero tratar de evadirla escapando a un mundo que no existe de seres astrales y etéreos no es la respuesta. Tan solo es una panacea que no soluciona nada, solo anestesia el problema, pero no lo soluciona. Una persona hace tiempo dijo que entre más crisis y problemas sociales hay en un país, más fantasmas, duendes, ovnis y extraterrestres dicen ver sus habitantes. ¿Qué tanta razón tienen estas palabras?

Es una realidad que en todo el mundo se dan fenómenos aparentemente sin explicación, no se puede negar eso, pero no hay que ponerle más niebla al asunto del que ya tiene. Hoy en día, y tal vez desde siempre, han existido personas que necesitan ese sentimiento de fama, de ser tomadas en cuenta más que los demás, pero que por cuestiones laborales o personales no lo han logrado, pero que sienten ese deseo de destacar, lo cual no es para nada malo, todo lo contrario. El problema es cuando se pierde el piso, y se separan de la realidad y se comienzan a fabricar experiencias y “realidades alternativas” que en algunos casos llegan a ser muy dañinas para ellos y hasta para los demás.

Es muy cierto que muchas personas prefieren escuchar y ver noticias de ovnis, chupacabras y cosa curiosas, que noticias sobre la guerra en tal o cual región del mundo, pero no por ello debemos de darle la espalda a todo esos conflictos que existen en el mundo. No todo en el mundo es malo, aunque en las noticias sea lo que más se ve. Para ver las bellezas y dulzuras del mundo no necesitas de las noticias, solo hace falta abrir la puerta de la casa y salir al mundo.

Los peligros del mundo solo te pueden afectar si te cruzas en el camino con ellos, pero el peligro de la desinformación solo necesita que le escuches por un instante para trastocar toda la verdad y pintar un mundo peor de lo que es. Es triste pensar en lo que va a suceder con todas las personas que siguen engañadas con las falsas profecías del “fin del mundo” en el 2012, que ni siquiera existen en ningún escrito maya o azteca. Es penoso ver como algunas personas siguen engañadas por los rumores que siguen sobre la vacuna contra la influenza AH1N1, siendo que las vacunas han salvado más vidas que los rumores sobre ellas. Y por si fuese poco, los extraterrestres no vendrán a salvarnos, nosotros somos los únicos que nos salvaremos o condenaremos según nuestra forma de actuar con respecto a lo que ocurra en el mundo.

Esa falsa necesidad de ver ovnis y extraterrestres en la vida, es como una patología que señala la insatisfacción con la realidad que viven las personas en el mundo, pero viviendo engañados y adormecidos por el brillo de naves que nunca llegan, perdemos demasiado tiempo que podríamos invertir en buscar soluciones a todos esos problemas, y lo más importante, aplicar esas soluciones. Si todos los problemas que ha vivido la humanidad a lo largo de los siglos, no la ha acabado, menos los de ahora, solo se hace más fuerte, pero esa fuerza debemos aplicarla en la solución de conflictos, no en preparar la llegada de naves extraterrestres que nunca llegan por más que las anuncien.

Pero lo “paranormal” es más normal de lo que aparenta, al grado de que en casi todo el mundo se da casos de estos, pero no en todos lados se les da tanta publicidad, hay cosas más importantes que un ave que la confunden con una vaca siendo “abducida”, un mico muerto confundido con un “cadáver extraterrestre”, o una mariposa confundida con una “nave extraterrestre”.

El mundo vale la pena mirarlo con los ojos bien abiertos, y con los pies bien puestos en la tierra. La verdad es tajante, pero la realidad lo es más. El mundo es muy bello, pero tenemos que tener los ojos abiertos para poder verlo.

Fuente: http://info7.mx/editorial.php?id=1181&secc=19

4 comentarios:

ldgjesusrocha dijo...

Concuerdo con tus comentarios, muchas personas confunden su propia realidad y se aislan en un mundo de fantasía que los protege falsamente de la realidad, evitando todo contacto con está, provocando un estado emocional equivocado, yo soy testigo de un acontecimiento parecido que descubrí desafortundamente era real; en tiempos como estos, donde una máquina sustituye el trabajo del hombre, donde conquistamos el cielo y el espacio, donde creemos que somos dioses por el simple hecho de pensar que podemos prescindir de la naturaleza, nos ha llevado a pensar que podemos explicar todo lo que acontece en nuestro entorno, desde la más diminuta bacteria, hasta el más complejo organismo viviente, pero dejamos atrás los remedios primitivos, aquellos que nuestros abuelos confiaban y por los cuáles sobrevivieron, mi tatarabuelo falleció a la edad de 105 años y eso porque ya no quiso luchar, ya que aún le quedaban fuerzas para seguir, pero en un mundo tan violento, no valía la pena seguir según él; hace años, las personas eran más longevas, hoy en día, el promedio de vida es de 75 años, pero gracias a los problemas de delincuencia, eres afortunado si llegas a los 31.
Uno se siente seguro con los avances de la ciencia, pero a medida que avanza, el mundo se desquicia más y más.
La realidad es relativa, toda persona carga su propia realidad, despúes de todo, quiénes somos nostros para juzgar la realidad de los demás.
En tiempos violentos, el mal se presenta no en formas imaginarias sino en llantos, impotencia y desesperación.

Saludos.

Nuria Berenice dijo...

Yo también estoy de acuerdo con tus compentarios generales Belduque, si embargo cito tus palabras: "escapando a un mundo que no existe de seres astrales y etéreos no es la respuesta." tienes razón, así es, "no es la respuesta", estoy de acuerdo en ese punto, pero NO en negarlo rotundamente. Más que nada porque yo no podría atreverme a a afirmar "que no existe" ya que hay tantas cosas vedadas para nuestros sentidos y falta de conocimiento que no la puedes decartar tan olimpicamente. Aunado a tanta cosa material que nos distrae de la intuición que todos poseemos, y pues más no cerramos a una posible y genuina percepción.
Y créeme sé y estoy segura de que quizás el 99% del material publicado es falso, quizás todo el 100% pero el hecho de que no lo veamos, o no estemos preparados no quiere decir que no esté ahí. Por lo demás tienes razón, la gente busca escapes.
Ojalá publiques artículos más seguidos, pues me agradan y resultan super interesante. Nos vemos por aqui. Qué estés muy bien!
un gran saludo.

Piedra dijo...

Tal como ya han dicho, no hay que confundir el mundo real con el fantástico, ¿pero cual es el real o hasta donde llega?.
Cierto que hay quien hace negocio con todo esto, pero de algún modo hay una parte que existe.

yostroman dijo...

Por un lado tenés razón, hay que separar lo ficticio de lo real. Y mucha gente debe dejar de "vender" o "hacerse notar" diciendo que vio OVNIs o extraterrestres. Sin embargo, no entiendo tu postura donde afirmás que eso NO existe, pero que lo "paranormal" sí. En tal caso, hay muchos reportes de OVNIs. Yo tuve la "suerte" de haber presenciado ambos temas y no lo ando publicando por ahí, no me interesa ni quiero que se me acerque un periodista y menos una cámara de video para hacerme un reportaje; y así como yo, hay muchísima gente, y hablo con respecto a OVNIs y a lo paranormal. Sí te digo que prefiero que me vuelva a ocurrir algo relacionado a OVNIs y no a fantasmas, no sé por qué, pero lo segundo no te deja vivir en paz! (por suerte se solucionó al mudarme de casa). Sé más abierto!, siempre hay que dejar lugar para la duda; alguna vez has visto una onda de radio?, y así y todo hay miles a tu lado!! Ver para creer no es correcto!. Saludos!