24 septiembre 2009

De falsos extraterrestres y similares



Es deprimente ver como algunos encabezados sensacionalistas armándose de singulares titulares, que a estos se les añade historias igualmente cuestionables y dudosas, hacen creer a algunos cuantos incautos voluntarios, que "la verdad está allá afuera". Cosa más falsa no puede ocurrir, y más si nos ponemos a revisar el listado de cuanto animal raro han encontrado muerto en algunos parajes alejados de la civilización.
A estas personas aficionadas y fanáticos de lo insólito, se les hace fantástico el ver noticias sobre supuestos cuerpos de extraterrestres o seres extraordinarios encontrados por personas comunes y corrientes, y que luego sin ningún análisis de por medio, estas mismas personas, o con la ayuda de algunos supuestos "investigadores" o "especialistas", se pongan a afirmar que son seres fuera de lo común, los cuales pueden ir de sirenas, chupacabras, hasta extraterrestres. Ejemplos tenemos varios.
Sin hacer tanta memoria, se puede recordar los presuntos chupacabras encontrados muertos en Texas, en E.U.A., y que solo resultaron ser simples perros o coyotes. Otro de esos casos muy sonados en los medios y en la red fue el del supuesto bebe extraterrestre de Metepec, que solo resultó ser un simple mono ardilla. Y más recientemente, el caso de un supuesto extraterrestre que fue muerto a pedradas en Cerro Azul, Panamá, y que tan solo resultó ser un perezoso muerto. Todos simples fraudes de los fanáticos del misterio.
Pero estos fraudes son defendidos a capa y espada por más de un fanático de ellos, pues solo un fanático, un seguidor aficionado a estos temas de manera irracional e ilógica, sería capaz de defender y promover estos engaños, y estar en contra de su debida y correcta solución. No faltaron personas que protestaron al decir que estos supuestos extraterrestres, sí eran reales, pero lo único que eran real eran los restos biológicos de animales comunes y corrientes, que cualquier conocedor de biología podría identificar correctamente por medio de un simple análisis visual.
Se necesita ser demasiado ingenuo o demasiado fanático para creer estos engaños, pero lo más lamentable es que estos casos siguen y seguirán por un tiempo siendo defendidos y debatidos por supuestos y falsos investigadores y autonombrados estudiosos del tema extraterrestre. Es un insulto a la inteligencia humana que estos individuos sigan exponiendo y "explicando" casos que ya han sido debidamente desmitificados por verdaderos investigadores; es vergonzoso ver el descaro de estos personajes queriendo discutir y rebatir lo que ha sido resuelto y solucionado de manera seria y objetiva.
La carencia de pruebas y evidencias sustentables es lo más característico de estos casos y sus defensores, y siempre utilizarán el argumento de que hay organizaciones muy poderosas que se dedican a ocultar y a descalificar su "información"; pero estas organizaciones (que según los fanáticos van desde la NASA hasta la CIA) ni idea tienen de que ellos existan, ni los toman en cuenta, ni mucho menos se dedican a ocultar información como estos "divulgadores" lo aseguran. Una de sus más grandes mentiras, es esa de que a esas organizaciones no les conviene que se sepa abiertamente de la existencia de vida extraterrestre en el universo y en nuestro planeta, pero esto es un insulto al intelecto humano. Esa noticia sería la más grande noticia que desataría un sin fin de proyectos científicos, empresariales, industriales y hasta culturales, a todo mundo le beneficiaría esto, pues sería un descubrimiento equivalente al descubrimiento de América, pero con una perspectiva mucho más amplia.
Solo a estos fanáticos de la ufología, o más bien de la ufofilia o ufomanía, y a sus falsos promotores, les interesa que todo esto siga oculto, pues se les acabaría el trabajo, se les agotaría su motivo de existir, por eso luchan con tanta fuerza para que esto siga en la ignorancia y en la penumbra del misterio. Si fuesen auténticos interesados del descubrimiento y confirmación de la existencia de la vida extraterrestre, se pondría a colaborar de alguna u otra manera con tantos proyectos serios existentes enfocados en su búsqueda. Algunos tienen el irracional descaro de burlarse de los proyectos como el SETI y similares, pero aunque su soberbia y mente cerrada no se los permita ver, son el mejor camino para dar con ellos.
Lo más fácil para ellos, y que siempre hacen, es ponerse a gritar a los cuatro vientos sus desdichas en su búsqueda de más pruebas sobre la existencia de extraterrestres en nuestro mundo, pero lo que no quiere aceptar es que su búsqueda no ha sido más que un rotundo fracaso, por no decir que un total fraude. Si se unieran a los verdaderos investigadores, que han luchado por la correcta desmitificación de estos temas, posiblemente estarían más cerca de este objetivo de lo que están hoy en día.
Quien promueve la mentira y el engaño solo encontrará eso en su camino; quien busca la verdad, desentrañándola de todo misticismo, de toda creencia y de toda especulación, solo ese encontrará la autentica realidad de lo que busca. Nada es extraterrestre, hasta que se demuestre lo contrario. Y quien diga lo contrario, que lo demuestre, o que se calle, que ya fue demasiado de fraudes y engaños.
Fuente: http://www.info7.com.mx/editorial.php?id=975&secc=19

2 comentarios:

Helen Maran dijo...

muy buen post lleno de verdades tremendas dificiles de deglutir en cualquier ais del mundo,saludos desde israel.

Yanurama dijo...

Lo correcto en esta ridicula situacion es agarrar a los asesinos confesos del oso perezoso -que aparecieron hablando babosadas por todos los medios- y meterles una multa o en la carcel por violacion de las leyes conservacionistas.