20 diciembre 2006

Escepticismo propositivo.


En la actualidad hay un grupo de seguidores, y en algunos casos fanáticos aunque ellos lo nieguen, de los temas de misterio que por sus actos han empezado a destacar notoriamente en el mundo del misterio; y no es tanto por sus aportaciones, si no por los ataques agresivos ante lo que algunos de ellos consideran irreal. Ellos se autonombran escépticos.
Sin embargo muchos ni saben que es el escepticismo. El escepticismo es la doctrina de ciertos filósofos antiguos y modernos, que consiste en afirmar que la verdad no existe, o que, si existe, el hombre es incapaz de conocerla; pero también es entendido como la desconfianza o duda de la verdad o eficacia de algo (Fuente: Diccionario de la Real Academia Española). Pero contemporáneamente, y como es tomada por muchos, podría definirse simplemente como "ideología basada en no creer en lo que no está comprado científicamente".
Habría que clasificarlos en varias categorías. Unos serían los "escépticos cultos" los cuales son personas con una buena preparación académica y cultural, que cuando se les cuestiona sobre alguna situación relacionada con los temas de misterio se limita a dar su punto de vista desde su óptica como profesionales en una rama de la ciencia o la tecnología, mencionando las posibles causas naturales que producen determinado fenómeno de apariencia anómala. Ellos sí realizan investigaciones pero solo relacionadas con su campo de trabajo. No andan buscando debatir o enfrentarse a personas que postulen teorías de índole paranormal, ellos únicamente hablan cuando se les pregunta, y siempre se mantienen en una postura respetuosa aunque incrédula ante dichos fenómenos extraños. Los temas de misterio les pueden llamar la atención, pero no son temas de su preferencia. Son personas muy productivas para la sociedad pues están en búsqueda del crecimiento científico. Ellos podrían identificarse con la frase del científico Carl Sagan quien afirmaba "A grandes afirmaciones, grandes demostraciones".
Por otro lado están los "escépticos incultos" mejor conocidos como "los necios", y llamados por algunos como los "dabunkers". Son individuos que no siempre tienen una buena preparación académica, y poseen un acerbo cultural limitado, pero siempre tratan de llamar la atención expresando sus opiniones de manera agresiva contra las teorías relacionadas con los temas de misterio que traten de explicarlos de manera que el fenómeno tenga una explicación paranormal. Estas personas buscan en todo momento expresar su opinión, aunque no sea requerida ni se les cuestione, sobre los temas de misterio. Casi siempre lo hacen de una manera despectiva u ofensiva contra las teorías y las personas que las expongan. Ellos intentan vencer o humillar a cuanta persona no tenga sus mismas ideologías. Por lo general no manifiestan ningún respeto hacia las personas "crédulas" en lo denominado paranormal y siempre intentan hacer que sus puntos de vista sean admitidos por los demás como verdades absolutas. Por lo general nunca han hecho ningún tipo de investigación y sus estilos de vida les son aburridos para ellos mismos, y por eso buscan estar retando a cuanta persona encuentren que opine distinto a ellos, y en muchos casos lo hacen para mantenerse entretenidos o para expresar frustraciones contra algo que no comprenden y que no le encuentran explicación por sus propios medios. Ellos no proponen posibles explicaciones que estén dentro del rango de los normal o lo científico, sólo atacan a lo que ellos no les parece posible desde su limitado punto de vista. Ellos por lo general no aportan nada a la sociedad.
Por otro lado existen otro tipo de escépticos, a ellos se les puede denominar "escépticos propositivos". Son aquellos que aunque son aficionados a los temas de misterio y no creen todas las posturas de índole paranormal, pero no se cierran ante la posibilidad de que pudiera haber una explicación fuera de lo normal a distintos fenómenos extraños. Son personas que sí investigan y proponen distintas posibles teorías para poder explicar los distintos fenómenos relacionados con los temas de misterio. Por lo general tienen un nivel académico y cultural aceptable, y tratan de aterrizar lo más posible las causas de los distintos fenómenos anómalos, pero no le dan la espalda a las posibles explicaciones fuera de lo científicamente comprobable. Ellos no atacan a otras personas que opinen distintos a ellos, es más, respetan las posturas diferentes a las suyas, pero intentan hacer entender su punto de vista sin querer imponerlo como una verdad absoluta; y si hubiera alguna explicación que les pareciera más lógica y racional a pesar de que no fuera de índole "normal", ellos la aceptarían sin sentirse vencidos o humillados ante el que la exponga, más bien lo tomarían como un aprendizaje más. Estas personas toman como posibles explicaciones a dichos fenómenos las teorías que más tengan indicios de lógica, pero no se limitan a lo científicamente establecido. Ellos aportan mucho a la sociedad pues indagan otros aspectos que no siempre son tomados en cuenta por los investigadores convencionales. Ellos podrían identificarse con una frase que menciona el investigador Martín Medina, Presidente de la OJIO, "Ver al cielo, con los pies bien puestos en tierra".
Algunos podrían llamarles a este tipo de escépticos "crédulos analíticos" pues aunque les interesan los temas de misterio, no creen en todas sus teorías. Caso curioso el de los escépticos propositivos, ya que algunos "crédulos" los llaman a ellos "escépticos dabunkers" pues les molesta que no acepten que los ovnis son naves extraterrestres, ni aceptan que las manchas de las paredes y pisos que parecen "algo" son señales milagrosas, ni creen que las todas las orbes de las fotografías sean entidades "ultradimensionales". Mientras algunos "escépticos" les llaman a ellos "magufos" criticando que les interesen los temas de misterio como la parapsicología instrumental o la ufología por que piensan que puede haber algo más allá de lo que nuestros ojos nos permiten ver.
¿Cómo te consideras tú?
Que tengas buen día.

10 comentarios:

Antonio dijo...

Belduque: Está bien que intentes desnudar la ignorancia de tus oponentes. Pero no está bien que no pases la película completa.

La Real Academia Española tiene dos definiciones para escepticismo:

1. m. Desconfianza o duda de la verdad o eficacia de algo.

2. m. Doctrina de ciertos filósofos antiguos y modernos, que consiste en afirmar que la verdad no existe, o que, si existe, el hombre es incapaz de conocerla.

La postura filosófica del inciso 2 no aplica a los autodenominados escépticos a los que describes en la clasificación que haces más adelante, unicamente la 1, por lo que, tratar de mostrarlos como ignorantes en base a lo que ellos (o nosotros) no han manifestado a partir de una definición inaplicable no es correcto.

Incurres en una ambigüedad a propósito o por error, con el fin de demostrar tu punto.

Un Abrazo

Belduque dijo...

Estimado Antonio:
Sí mencioné lo que me comentas, viene cuando escribi lo de "El escepticismo es la doctrina de ciertos filósofos antiguos y modernos, que consiste en afirmar que la verdad no existe, o que, si existe, el hombre es incapaz de conocerla; pero también es entendido como la desconfianza o duda de la verdad o eficacia de algo (Fuente: Diccionario de la Real Academia Española)". Y en el arículo me refiero en especial a la clase 1 que tú mencionas, pensé que ya estba claro eso, me refiero inicialmente a ellos al escribir "Pero contemporáneamente, y como es tomada por muchos, podría definirse simplemente como "ideología basada en no creer en lo que no está comprado científicamente""; pero gracias por el comentario.
Que tengas buen día.

Paco dijo...

Se respeta a las personas, no a los argumentos ni a las ideas, eso es algo básico para construir y decostruir concepciones del mundo.

Si alguien por ejemplo decide criticar los engañosos argumentos que utilizan los astrólogos para convencer a la gente de la efectividad de su "ciencia", entonces hace un ejercicio de divulgación donde puede exponer información más fiable (dígase astronomía) que le sirva a la gente para sostener juicios críticos y no resultar engañada.

Y casos concretos sobre un conocimiento científico distorsionado para fines de lucro te puedo documentar muchos, no únicamente en la astrología, la ufología y la parapsicología se encuentran plagadas de todo eso.

Y hacer esto no significa creerse superior a nadie ni estar afirmando "verdades absolutas". La ciencia no es una verdad absoluta, ni tampoco una visión oficialista como argumentan muchos seguidores de lo paranormal.

Tu clasificación personal de los escépticos me parece demasiado subjetiva y hecha al gusto. Alguien que exprese su postura sobre algo sin que le hayan pedido su opinión no lo ubica en clasificación alguna y puede resultar muy propositiva.

De hecho bajo tus términos Carl Sagan resultaría un debunker puesto que realizó muchas críticas a las pseudociencias sin que alguien se lo haya solicitado.

maria mir dijo...

Hola, Belduque. Recibí tu artículo sobre el escepticismo propositivo en uno de los grupos de yahoo al que pertenecemos ambos. Me interesa muchísmo el contenido y el enfoque. Tenemos una web donde estamos desarrollando el proyecto para la biografía de mi padre, el profesor Fassman, que saldrá en el 2009. Nos gustaría mucho publicar tu artículo en la sección de temas de nuestra web con tu fotografía y el enlace a tu blog. Por favor, déjanos saber si estás de acuerdo. Es pero que sigamos en contacto. No es muy fácil encontrar intercolutores interesantes en estos mundos, aunque a veces tienes la suerte de descurir algo que verdaderamente vale la pena. Felices Fiestas y los mejores deseos para el nuevo año. Nosotros estamos en http://www.fassman.es
Un abrazo, Maria Mir

Belduque dijo...

Estimado Paco:
Te equivocas, yo menciono a Carl Sagan como un escéptico culto, aunque algunos escépticos incultos lo nombran mucho para intentar justificar o complementar sus desplantes.
Que tengas buen día.

Anónimo dijo...

porque no dejas que aparezcan todos los comentarios ?

Lucía

Belduque dijo...

Estimada Lucia:
Porque hay ciertas personas irrespetuosas que hacen mal uso del lenguaje y escriben mensajes faltos de inteligencia; tienen muchas ganas de insultar a quienes no "piensen" como ellos y solo buscan eso, molestar, y no aportan nada. No tiene caso hacerles caso a ellos, es mejor ponerle atención a los que sí opinan y dejan opinar.
Que tengas buen día.

Antonio dijo...

Belduque, tienes razón al responderme, pero el sesgo continúa dado que mencionas la definición 2 antes que la 1, y la utilizas como base para demostrar la ignorancia de los escépticos.

¿Es mejor creer con base en pruebas débiles que dudar?

¿Qué es para tí un conocimiento científico?

Un Abrazo

Belduque dijo...

Estimado Antonio:
Yo no demuestro la ignorancia de los "escepticos", a menos que tú lo des por hecho, yo solo explico una postura. Siendo pragmático, es mejor una "prueba debil" a no tener pruebas, esto en investigación es muy aplicado. Un conocimiento científico es aquel establecido por las ciencias, aunque recuerda que muchos no estan totalmente delimitados o establecidos, aunque eso ya es tema de otro artículo.
Que tengas buen día.

CheK dijo...

Una prueba "débil" no es una prueba, no tienes la menor idea de lo que es una evidencia científica.