14 febrero 2013

16 años de Cronos: Tiempo de todo



Hablar de Cronos es hablar de la historia de un artista que ha luchado por ganar espacios para lo que algunos llaman arte alternativo, es hablar del maestro Aldo Sanchez, un ser humano incansable que ha sido un ejemplo a seguir por todos aquellos que son fieles seguidores del arte y la cultura regiomontana.

Por sus clases han pasado muchos adolescentes y jóvenes, que hoy en día ya son considerados importantes exponentes de la escultura, la literatura y del el dibujo en Nuevo León. Pues en ese lugar que para algunos fue un refugio para sus “extraños” gustos artísticos, para lotros fue un lugar en donde encontraron una segunda familia, y hasta un buen guía para alejarse de los malos caminos de la vida.

Crosnos cumple sus 16 años de generar y promover el arte y la cultura, pero su motor, Aldo Sanchez, con muchos más años de carrera artística, sigue inspirando a chicos y a grandes a seguir perfeccionando las artes que a cada uno más le fascinan, pues si algo ha sabido hacer el buen Aldo, es enseñarles a los jóvenes a luchar y trabajar con sus propias manos a formarse un camino apegado al amor de todas las bellas artes.

Así esperemos que siga Cronos por otros 16 años más, pues personas y grupos como ellos, son un  ejemplo a seguir en nuestra sociedad, y es precisamente la que más falta le hace a nuestro país.

Y nunca lo olvides Aldo, si los perros te ladran, es señal de que sigues avanzando.

2 comentarios:

Aldo Sanchez dijo...

Gracias querido amigo Belduque.
A veces parece que no le pongo la atención suficiente a cada amigo.
No es cierto, el problema es que generalmente soy muy lego en el uso de la internet y sus mecanismos. Me inspira mucho leerte y ver que tu trabajo siempre es positivo. Si poder apreciar de primera mano es el resultado de 16 años de trabajo con CRONOS Tiempo de Todo! la verdad ha valido la pena.

Aldo Sanchez dijo...

Gracias Belduque. Si el costo de trabajar estos 16 años ha resultado en poder conocer el trabajo de maravillosas personas como tú, entonces ha valido la pena.