12 marzo 2007

Misterios en El Obispado.



El Museo Regional de Nuevo León, El Obispado, fue construido en el siglo XVIII y desde hace muchos años se conocen varios relatos sobre supuestos fenómenos extraños que ahí ocurren por las noches. El Jefe de Resguardo de bienes culturales del INAH de Nuevo León, Francisco Aguilar comenta "Lo que nos ha tocado es, estar trabajando en los sotanos con los museógrafos, con los restauradores, en la noche, y escuchar voces y pasos en la parte superior, en el techo de donde nosotros estabamos".
Algunos comentan que hay ocasiones que se oyen ruidos de pasos, o voces de personas. "Me ha tocado salir, dar toda la vuelta al museo y no encontrar nada, regresar, y a los 5 minutos vuelves a escuchar los pasos; eso de gritos y eso no, verdad; pero lo que sí son los pasos y como murmullos de gente es lo que hemos llegado a escuchar" expresa Francisco Aguilar quien es el Jefe de Resguardo del INAH en Nuevo León.
Presuntamente quienes mas se percatan de estos sucesos extraños son el personal de vigilancia del museo. El custodio del Museo El Obispado, Dionisio Góngora, declara que "Está uno al pendiente y oyes ruidos, como que viene gente, familias, de hecho te paras para checar más bien, te asomas y no vez a nadie; pero yo pienso que es por lo mismo del edifico, se guardan los ruidos, sonidos de niños corriendo, etc.".
Los casos más insólitos son las presuntas apariciones de personas misteriosas en el lugar. "Una vez un muchacho que venía al astabandera (que está en la cima del Cerro del Obispado) me dice "Oye, la vez pasada te fui a buscar, pero lo que vi fue que se abrió la ventana (del segundo piso) y una señora me saludó, con un traje como de una mujer del tiempo del virreinato" me dice; y yo lo traje (a un costado del museo), dijo "de aquí la vi, sacó la mano y nos saludaba", y le digo ven vamos a arriba para que cheques, esta cerrado totalmente" dice Francisco Aguilar. En algunos casos mencionan sobre la supuesta aparición de sombras andando por los pasillos del museo.
Los extraños fenómenos reportados en el museo el obispado seguirán siendo todo un misterio, todo un caso para Archivo Insólito.
Desde Monterrey:
Belduque.

1 comentario:

iim.vxk dijo...

waaao, lo divertido de enterarte de los mitos / historias / relatos sobre los lugares, es que cuando los vuelves a visitar, tienen ése toque diferente... !genial¡